Ahorrar en tu seguro de Moto contratando lo que necesitas

Al igual que en el resto de los vehículos a motor, la ley fija que para poder circular con una moto es necesario tener, como mínimo, un seguro de Responsabilidad Civil. Más allá, las garantías dependen directamente del conductor. Es importante viajar seguro en la moto, y también lo es estar cubierto ante posibles imprevistos, aunque muchas veces por ahorrar no se hace.

Es posible que tengas tu moto apunto, lleves la mejor equipación, y cuentes con todos los elementos para ir seguro en tu moto , pero 6 de cada 10 motoristas han sufrido algún accidente a lo largo de su vida, por lo que es mejor ser previsor y contratar una póliza con la que puedas viajar tranquilo. Sin embargo, estar bien cubierto no quiere decir que vayas a pagar una prima elevada.

Si analizas tus necesidades como motorista puedes ahorrar en tu seguro de Moto contratando las coberturas que necesitas, ni más ni menos. Las pólizas para este tipo de vehículos cuentan con coberturas fijas, que dependen del producto y de la aseguradora, pero también con otras opcionales. Si quieres ahorrar en tu seguro de Moto puedes hacerlo analizando las garantías que te ofrece cada compañía y el precio que tienen las coberturas opcionales. Así, podrás elegir cuales son las que realmente necesitas para no pagar por servicios que consideras que no vas a utilizar y ahorrar en la prima final.

Eso sí, cuando analices las coberturas que quieres contratar no pienses en las que crees que vas a necesitar a corto plazo. También valora si merece la pena por el precio que tienen. Debes tener en cuenta que puede que una cobertura como la pérdida de llaves no la vayas a necesitar nunca, pero, llegado el caso ¿te habría salido más económico contratarla?

El seguro de Moto

A la hora de contratar un seguro para la Moto existen muchas opciones, pero en general hay 3 tipos de pólizas:

  • A Terceros: es la opción más económica, si te decantas por ella ahorrarás en el seguro, pero tendrás sólo las coberturas básicas, como la Responsabilidad Civil.
  • A Terceros Ampliado: esta modalidad añade a la cobertura básica otras adicionales, como pueden ser la asistencia en carretera, entre otras.
  • A Todo Riesgo: éste cuenta con amplias garantías y puede ser con o sin franquicia. Se trata de la tipología más completa.

Si lo que quieres es conducir seguro y no tener que preocuparte por posibles gastos adicionales en el caso de que sufras un siniestro la mejor opción es un seguro a Todo Riesgo. Dentro del seguro de Moto este tipo es el que cuenta con una prima más elevada debido a que es el más completo, pero si quieres pagar algo menos puedes optar por un Todo Riesgo con franquicia, así ahorrarás en la factura aunque tendrás que pagar la cantidad estipulada en el contrato si quieres hacer uso de las coberturas franquiciadas.

Otra opción es el seguro a Terceros Ampliado, se trata del término medio entre el de Terceros y el Todo Riesgo, con este podrás disponer de más garantías y en muchos casos incluir aquellas que más se adaptan a tus necesidades. Por último, el seguro a Terceros es una buena forma de ahorrar si tu moto es de escaso valor, la guardas en un garaje o si la conduces poco y cuando lo haces es de manera cautelosa. En el caso de que des mucho uso al vehículo o sea de gran valor puede que el ahorro que consigues al contratar el seguro a la larga no sea tal.

Coberturas de la póliza de moto

A la hora de contratar un seguro de Moto no busques sólo pagar lo menos posible por la póliza. Es conveniente lograr que la relación calidad-precio sea buena para que a la larga el ahorrar no termine saliéndote caro. Analiza bien las coberturas y determina si las necesitas.

Algunas compañías incluyen dentro de las coberturas básicas algunas como la defensa de multas o el robo. En ocasiones tienen un precio mayor, pero dependiendo del valor de la moto y del uso que le des puede salirte rentable. Los gastos por reparación y reposición de piezas de una moto de gran cilindrada son elevados, por lo que contratar una póliza que los cubra suele ser recomendable.

¿Qué tipo de seguro y coberturas necesito?

El uso, tu experiencia y el valor de la moto determinarán las coberturas que necesitas contratar además de la Responsabilidad Civil de suscripción obligatoria.

Garantías para el conductor

Defensa Jurídica

Con esta garantía la aseguradora se hace cargo de los gastos que puedan derivar de la defensa, imposición de fianzas o asistencia. Si la contratas no pagarás costas judiciales, honorarios y gastos de abogado ni peritaje, entre otras coberturas. Estos gastos suelen ser elevados, por lo que su contratación es recomendable. Además, algunos seguros que ofrecen esta cobertura incluyen ayudas para los cursos de renovación de puntos y amplían la cobertura de Defensa Jurídica a otros seguros.

Asistencia en viaje

Si por falta de gasolina o un pinchazo o avería te quedas tirado en la carretera la garantía de asistencia en viaje se encarga de rescatar el vehículo o repararlo in-situ, trasladan a los ocupantes o incluso custodian el vehículo y se hacen cargo de los gastos de alojamiento. Esta cobertura te conviene en el caso de que hagas un uso habitual más allá de recorridos cortos por la ciudad para ir a trabajar. Si te gusta hacer grandes viajes con tu moto contrátala para evitar que las vacaciones o el recorrido te salgan caros.

Asistencia al conductor

En caso de accidente la cobertura de asistencia al conductor cubre el traslado sanitario de los enfermos y heridos, además de los gastos médicos, el desplazamiento y los gastos de estancia, entre otros. Algunas compañías ofrecen una compensación económica si sufres daños físicos permanentes o si el conductor fallece.

Equipamiento del motorista

Un buen equipamiento para la moto puede tener un valor elevado. Con ella pueden repararte o reponerte la equipación si sufre daños. Además, algunas ofrecen la posibilidad de incluir además de la equipación del conductor la del acompañante. Si tienes un accidente de moto es probable que al caerte al suelo tu casco o ropa se dañen. Sopesa si contratar esta cobertura te sale más económico que correr tú mismo con los gastos si se da el caso y para ello ten en cuenta el coste de tu equipo.

Gestión de multas

Algunas aseguradoras te permiten incluir un servicio de asesoramiento y tramitación de sanciones por infracciones de tráfico. Contrátala si no quieres tener que preocuparte por las multas, pero si no sueles usar mucho el vehículo y tu historial como infractor está limpio sopesa si te merece la pena.

Save ID

No todas las compañías lo ofrecen, pero con algunas puedes obtener un código QR adhesivo para colocar en tu vehículo y que los servicios de emergencia puedan acceder desde él a toda tu información médica relevante.

Moto de sustitución

Si utilizas con asiduidad tu moto puede que te interese la opción de tener una moto de sustitución. De ese modo, en caso de que sufras un accidente o se averíe tu aseguradora te facilita un vehículo de características similares hasta que te entreguen tu moto reparada.

Seguro de Desempleo

Si estuvieras en una situación de incapacidad temporal, ¿tendrías dificultades para abonar la prima anual? Entonces te interesa la cobertura del seguro de Desempleo. Si eres un trabajador autónomo y durante un tiempo no puedes trabajar a causa de un accidente o enfermedad algunas compañías te pagan la renovación de la prima anual de tu póliza si eres el tomador del seguro y estás en un periodo de baja médica.

Seguro de Neumáticos

Si tienes la cobertura de neumáticos contratada y tienes que repararlos o cambiarlos como consecuencia de un pinchazo o reventón de la cubierta te indemnizan teniendo en cuenta la antigüedad de los que tenías. Aunque intentes ahorrar en tu seguro de Moto si los neumáticos son nuevos quizá te merezca la pena suscribir esta garantía.

Sistema localizador

Si lo deseas, algunas aseguradoras te instalan un localizador en la moto o te hacen descuento en su instalación. Así, en el caso de que te la roben o la pierdas, podrás localizarla y con el móvil puedes saber si se está moviendo o ha tenido una caída e incluso te permite, en caso de que sufras un accidente, el envío automático de llamadas de alerta automáticas a los servicios de urgencias.

Coberturas para tu moto

Daños propios

Con el seguro de Responsabilidad Civil obligatorio si tienes un accidente los daños a terceros están cubiertos, pero los de tu vehículo no. Todos los daños que se produzcan en tu moto correrán a tu cuenta, al igual que si no existe un culpable. Ten en mente tu experiencia y el valor de la moto. Si el riesgo de que sufra daños es pequeño y el valor de la moto no es elevado puedes sopesar si ahorrártela, pero ojo, que creas que no vas a tener accidentes no quiere decir que no vayas a tenerlos, y en ese caso los gastos correrán directamente de tu bolsillo.

Robo

Si amplías tu seguro con la cobertura de robo tu aseguradora te abonará el coste de la moto si hay robo o hurto. El riesgo de que te roben la moto crece a medida que lo hace su valor, por lo tanto pregúntate cuál es el de la tuya y qué pasaría si te la robaran. Además, ten en cuenta dónde guardas la moto, si es en un garaje privado el riesgo es menor, pero si está siempre estacionada en la calle las posibilidades de que un día no esté donde la aparcaste son mayores. Pero ten en cuenta que algunas compañías sólo cubren el robo o hurto cuando es total y no los daños provocados en el intento. Algunas incluso te reembolsan los gastos ocasionados por el reemplazo de las llaves de la moto si las pierdes o te las roban.

Incendio

Cuando la moto sufre daños como consecuencia de un incendio o una explosión la cobertura de incendio se hace cargo de la reparación o indemnización si es irreparable. Al igual que en el caso del robo, si tu moto es de valor te conviene tenerla cubierta por incendio, si no, en el caso de que se incendie el desembolso será mayor que la cuantía que corresponde a esa cobertura en la prima. Sin embargo, si es una moto antigua puedes ahorrártela.

Contratar el seguro de Moto y ahorrar

Cuando vayas a contratar un seguro de Moto debes tener en cuenta muchos aspectos. Su valor, el uso que le das y tu experiencia pueden ser determinantes. Durante los primeros años que utilizas la moto, y si ésta es nueva, es recomendable contratar coberturas amplias, mientras que cuando la moto comienza a ser antigua y tú ya controlas las 2 ruedas puedes comenzar a ahorrar en el seguro contratando menos coberturas. Si no puedes contratar un seguro a Todo Riesgo intenta añadir coberturas a tu Terceros Ampliado, e introduce franquicias si quieres ahorrar en la prima anual si tienes capacidad económica para hacer pequeñas reparaciones directamente de tu bolsillo.

El precio de la póliza puede que sea el criterio que te haga decantarte por un seguro u otro, pero ten en cuenta que ahorrar en la prima quitando coberturas puede salirte caro si sufres un siniestro. Ahorra eliminando las que no necesitas y contratando sólo las que crees que podrás utilizar. Si tu moto es cara opta por un Todo Riesgo o por un Terceros Ampliado bastante completo, si no lo es quizá puedas asumir el coste de las reparaciones y sea más rentable una póliza con menos coberturas y por lo tanto un ahorro en la prima. Si quieres contratar un seguro de Moto o cambiar el tuyo entra en el comparador de Rastreator.com y podrás comparar las coberturas de las distintas aseguradoras para encontrar el que más se adapta a tus necesidades. Ahorrarás tiempo y dinero además de ganar tranquilidad.


COMPARAR SEGUROS DE MOTO

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...