Guía para asegurar una moto de segunda mano

Cuando decides comprarte una moto son varias las opciones que tienes que barajar, como elegir comprarla nueva o de segunda mano. Si te decantas por un vehículo de ocasión son muchos los factores que debes tener en cuenta para no errar en la elección. Estar en posesión del carné de moto necesario para conducirla (dependiendo de la cilindrada), tener toda documentación en regla o que esté en buen estado son algunas de las cosas a las que tienes que prestar especial atención.

Junto con la compra, el otro trámite importante al que tienes que hacer frente es a la contratación del seguro. Las motos, como vehículo a motor que son, tienen la obligación de estar aseguradas con una póliza que cubra, como mínimo, la responsabilidad civil frente a terceros. Rastreator ha elaborado esta guía para ayudarte a asegurar una moto de segunda mano.

¿Qué documentación necesito?

El primer paso para poder asegurar una moto de segunda mano es tener toda la documentación que te va a pedir la aseguradora para poder formalizar la póliza. Es posible que algunas compañías te soliciten documentos que otras no ven tan relevantes aunque hay 4 que sí te van a pedir todas:

  • Copia del carné de conducir.
  • Copia del DNI o del pasaporte.
  • Ficha Técnica de la moto: documento que recoge información relevante a las características del vehículo como la marca, el modelo así como el número de revisiones de ITV que ha pasado.
  • Permiso de Circulación del vehículo.

Junto a estos papeles, la aseguradora suele solicitarte una copia de la póliza anterior con la que ha estado protegida la moto o el último recibo. También puede exigirte otro tipo de información adicional con la que poder ajustar más el precio de la prima a tu perfil y al vehículo que deseas asegurar. Por ejemplo, es probable que tengas que acreditar experiencia a los mandos de una moto de 125 cc e incluso presentar un informe pericial y/o un certificado de siniestralidad. En este último documento aparecen reflejados los partes que el titular del seguro ha dado en los últimos años (con culpa o sin ella). Lo suelen tener en cuenta para aplicarte, o no, bonificaciones.

Es probable que tengas que acreditar tu experiencia conduciendo una moto de 125 cc e incluso presentar un informe pericial

¿Qué opciones tengo para asegurar la moto?

A la hora de asegurar tu moto te puedes encontrar con distintas situaciones. Puede ser que la moto ya esté asegurada por el anterior propietario, que tú tengas contratada una póliza para otro vehículo y desees traspasarla al nuevo o que desees contratar una nueva.

Transferir el seguro de Moto

Un escenario habitual es querer cambiar la moto actual por otra más nueva, con distinta cilindrada, más o menos grande, etc. Si te encuentras en esta situación, entonces lo más probable es que tengas un seguro en vigor que cubra el vehículo que posees.

En este caso, muchas aseguradoras permiten a sus clientes traspasar el seguro de un vehículo a otro. Para poder mantener tu actual póliza tendrás que ponerte en contacto con tu compañía, informarles de tu deseo de congelar la prima en curso y facilitarles los datos referentes a la matrícula de tu nueva moto así como los de la fecha de matriculación. De esta forma, la compañía podrá iniciar los trámites necesarios para modificar en la póliza los datos de la antigua por la actual.

Mismo seguro y… ¿mismo precio?

Ahora bien, una cosa es que tu compañía te deje traspasar la póliza de un vehículo a otro pero otra muy distinta es que te mantenga el mismo precio de la prima. Y es que, hay muchos factores que pueden provocar que tengas que pagar más (o incluso menos) por tu seguro como puede ser la marca y el modelo de la moto así como su cilindrada o la potencia. Y es que muchas veces, la modificación de alguna de estas características lleva aparejado un cambio en el perfil del riesgo.

Mantener el seguro de Moto

Todos los vehículos a motor que tengan su establecimiento habitual en España y no estén dados de baja en el registro de la DGT tienen la obligación de tener un seguro en vigor. Por eso, te puedes encontrar con que la moto que acabas de comprar ya esté asegurada.

Los vehículos a motor que no estén dados de baja en el registro de la DGT tienen la obligación de tener un seguro en vigor

Esta situación es distinta a la anterior ya que el objeto asegurado sigue siendo el mismo pero lo que cambia son el propietario, tomador y conductor del vehículo. Aunque no todas las compañías permiten cambiar el titular de la póliza sí que hay otras que contemplan esta opción.

En esta ocasión, el precio del seguro puede verse alterado debido a que tu perfil de riesgo no tiene por qué ser el mismo que el del anterior asegurado. Así, si el nuevo asegurado es un joven de 22 años con sólo 1 año de antigüedad de carné y el anterior era un señor de 45 años, con un certificado de siniestralidad impecable y más de 20 años de experiencia es más que probable que la aseguradora incremente la prima.

Contratar un nuevo seguro

Si la compañía no te permite mantener el seguro que tiene la moto ni transferir el que tienes en vigor o, simplemente, no te interesa esa opción puedes contratar una póliza nueva. Para ello, uno de las formas más cómodas de hacerlo es usando páginas especializadas en la comparación de seguros de Moto. Estas herramientas permiten ahorrar no sólo dinero, también tiempo. Y es que sólo será necesario que rellenes un cuestionario con tus datos y los de la moto para poder comparar las distintas pólizas que hay en el mercado para tu perfil de riesgo y las características de tu vehículo.

Asegurar una moto dada de baja

En ocasiones, la compra de una moto de segunda mano no es el único trámite que tendrás que realizar. Puedes encontrarte con que el vendedor haya dado de baja la moto y para poder usarla tengas que volver a darla de alta. Este trámite es muy probable que tengas que hacerlo tú ya que para darla de alta hay que pagar una tasa.

Seguros por días

Circular con una moto dada de baja en la DGT es ilegal, ya que, entre otras cosas, carece de seguro. Para poder conducirla no sólo tendrás que darla de alta sino que también tendrás que suscribir una póliza que la proteja. Es probable que necesites unos días para saber cuál es exactamente el tipo de póliza que más te conviene. Una opción para poder dar de alta la moto automáticamente después de comprarla es contratando un seguro por días.

La póliza queda activa a los 30 minutos desde la finalización del proceso de contratación y puede tener una duración comprendida entre 1 y 28 días. Las coberturas que ofrece son las propias de un Terceros Ampliado: RC obligatoria y voluntaria, seguro del Conductor, asistencia sanitaria y en viaje y defensa jurídica. Ahora bien, para poder suscribir una de estas pólizas tienes que tener más de 21 años y más de 12 meses de antigüedad en el carné de conducir.

¿Qué seguro quiero contratar?

La antigüedad de la moto, el lugar en el que se va a estacionar (garaje privado, colectivo o en la calle) o el número de riesgos que deseas cubrir son algunos de los factores que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir la modalidad de seguro a contratar.

¿Terceros o Todo Riesgo?

La principal duda que te va a surgir a la hora de contratar un seguro es si elegir uno a Terceros o uno a Todo Riesgo. Si bien es cierto que un seguro a Todo Riesgo tiende a ser más completo que uno a Terceros, en estos últimos pueden ampliarse con un gran número de garantías como robo, incendio, rotura de lunas, asistencia en carretera, accidentes del conductor, cobertura de casco y equipación… La única cobertura que es exclusiva de los seguros a Todo Riesgo es la de daños propios.

Comparar seguros de Moto en Rastreator

Elegir el seguro de Moto es una elección importante que no hay que tomarse a la ligera. Y es que, pese a que la ley sólo obliga a contar con la cobertura de responsabilidad civil obligatoria hay un gran número de garantías adicionales que pueden serte de gran utilidad en determinados momentos.

En Rastreator.com puedes comparar entre un gran número de aseguradoras pólizas de Moto con las coberturas que necesitas y lograr ahorrar tiempo y dinero.

Agosto 2015
COMPARAR SEGUROS DE MOTO

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...