Cómo pasar la ITV a motocicletas y ciclomotores

Marzo de 2014

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es la revisión periódica obligatoria que tienen que pasar todos los vehículos matriculados para poder circular por las carreteras.

Coches (particulares, de alquiler, de autoescuela, taxis o los destinados al transporte escolar), ambulancias, autocaravanas, ambulancias, autobuses, tractores agrícolas y por supuesto motocicletas y ciclomotores tienen que pasar la ITV cada cierto tiempo. Circular sin la ITV o con ella caducada conlleva ciertos riesgos, y es que más allá de ser sancionado te expones a sufrir un accidente provocado por un elemento en mal estado.

ITV en motos y ciclomotores

Los datos más recientes publicados por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV), publicados a finales del año pasado, reflejan que durante 2013 circulaban 1.118.977 de moto sin la ITV en regla. Es decir, que el 54,5% de las motos que estaban obligadas a pasar la inspección no lo hizo.

El 54,5% de las motos que estaban obligadas a pasar la inspección en 2013, no lo hizo

La finalidad principal de la ITV es verificar que tu vehículo, en este caso tu moto o ciclomotor, se encuentra en buen estado. Con esta inspección se comprobará que es apto para circular y que no pones en riesgo ni tu vida ni la del resto de pasajeros y usuarios de la vía.

¿Cuándo tienes que pasar la ITV?

Lo primero que debes tener claro es cuándo tienes que pasar la ITV por primera vez y con qué frecuencia. Así, la periodicidad dependerá del tipo de vehículo que tengas (una moto y un ciclomotor no son lo mismo) y de su antigüedad, es decir, de la fecha de su primera matriculación.

¿Conduces una moto?

Las motocicletas están exentas de pasar la ITV mientras tengan menos de 4 años. Lo mismo ocurre con  los ciclomotores de 3 ruedas, los cuadriciclos y los quads. Cuando transcurra este tiempo desde su primera matriculación tendrás que pasar la ITV por primera vez. Desde ese momento la periodicidad pasa a ser bienal.

¿Conduces un ciclomotor?

En el caso de los ciclomotores de 2 ruedas, vehículos con una cilindrada que no superen los 50 cc, no están obligadon a pasar la ITV hasta los 3 años. A partir del tercer año desde su primera matriculación deberán ser inspeccionados cada 2 años, con una frecuencia idéntica a la de las motocicletas.

Vehículo de alquiler

Ahora bien, en el caso de que la moto o el ciclomotor sean vehículos de escuela de conductores o destinados al alquiler estarán obligados a pasar la ITV cuando tengan una antigüedad de 2 años. Desde ese momento y hasta que cumplan los 5 años deberán ser revisados todos los años y a partir del quinto año la frecuencia de inspección será cada 6 meses.

La moto o el ciclomotor que sean vehículos de escuela de conductores o destinados al alquiler, están obligados a pasar la ITV a los 2 años

¿Dónde pasarla?

Para pasar la Inspección Técnica de Vehículos a tu vehículo deberás llevarlo a una estación ITV autorizada expresamente para ese fin por el órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que vayas a pasarla.

En el caso de que residas en un territorio extrapeninsular en el que no exista ninguna instalación de estas características, la inspección la podrás efectuar utilizando cualquier otro medio que el órgano competente de la Administración Pública haya autorizado expresamente para el desarrollo de esta labor.

Las inspecciones de los ciclomotores se pueden llevar a cabo en cualquier centro habilitado para ello. Ahora bien, para facilitar el trámite y acercar este servicio a las localidades alejadas de las estaciones, ya que los ciclomotores no pueden circular por autovías o autopistas a no ser que no exista una vía alternativa, existe la ITV móvil.

Las unidades móviles ofrecen a las personas que tengan un ciclomotor la posibilidad de realizar la revisión de su vehículo con la misma fiabilidad que las estaciones convencionales y, por supuesto, con  la misma validez.

Se establece un día y un lugar en el que la ITV móvil para ciclomotores de 2 ruedas estará en una determinada localidad y todos aquellos interesados podrán acudir a realizar la inspección obligatoria a su vehículo. Además, no suele ser necesario tener que solicitar cita previa.

¿Cómo pasar la ITV?

Si tu vehículo cumple con los requisitos que hacen obligatoria su revisión y ya sabes a qué estación de ITV vas a acudir (fija o móvil), debes tener en regla determinada documentación y asegurarte de que todos elementos que serán revisados están en perfectas condiciones.

¿Qué documentación necesitas?

Cuando lleves tu vehículo a pasar la ITV te van a solicitar que presentes los siguientes documentos:

  • El Permiso de Circulación.
  • La tarjeta de ITV (conocida también como ficha técnica). Sólo tendrás que llevarla si ya has pasado con anterioridad una inspección técnica.
  • El recibo del seguro o cualquier documento que acredite que la moto o el ciclomotor cuenta con una póliza en vigor. En el caso de que no cuentes con el justificante, la estación podrá comprobar en la base de datos de la DGT que el vehículo está asegurado.

¿Qué debes revisar con antelación?

En el centro de ITV van a realizar un examen exhaustivo de todos los elementos de tu vehículo para comprobar que están en perfectas condiciones y que circular con él no supone un peligro ni para ti ni para el resto de usuarios.

Por ello, antes de llevar tu moto o ciclomotor comprueba los principales puntos que van a examinar:

  • El alumbrado y la señalización: todas las luces delanteras y traseras así como los intermitentes.
  • Los espejos.
  • El claxon.
  • Los neumáticos: comprueba que el dibujo cumple con la legislación, es decir, que su profundidad no es inferior a los 1,6 mm.
  • La matrícula.
  • Los asientos, guardabarros y los asideros o agarraderos.
  • El manillar.
  • La pata de cabra.
  • El carenado.
  • Las suspensiones.
  • El sistema de escape.
  • La emisión de gases y el nivel de ruido.

Requisitos adicionales para ciclomotores

En el caso de los ciclomotores, además comprobarán que el motor no supera los 45Km/h, velocidad máxima que pueden alcanzar estos vehículos tal y como establece la ley, y que el tubo de escape está homologado y no supera la prueba de ruidos a la que será sometido.

¿Cuánto cuesta?

La ITV no es una inspección gratuita. El precio varía en función de varios factores como el tipo vehículo, el combustible utilizado y la Comunidad Autónoma en la que se realice. Así, el precio de realizar la revisión en un centro de Toledo (Castilla la Mancha) puede ser superior o inferior que en uno de Ávila (Castilla y León) o Cáceres (Extremadura). Por eso, si vives a una distancia intermedia entre 2 estaciones de distintas CC.AA. infórmate de los precios para elegir aquella que te permita ahorrar.

¿Qué resultados puedes obtener en la ITV?

ITV Favorable

Si tu vehículo está en perfectas condiciones para poder circular sin riesgos entonces obtendrás un resultado favorable y te entregarán la nueva tarjeta ITV que deberás colocar en un sitio visible. En el caso de que, pese a que la ITV haya sido favorable, hayan detectado defectos de poca gravedad podrás seguir circulando con normalidad aunque deberás corregirlos.

ITV Desfavorable

Otra posibilidad con la que te puedes encontrar es con que la ITV resulte desfavorable. Si te ves en esta situación entonces la estación te concederá menos de 2 meses para que soluciones todos los fallos. Además, no podrás circular por la vía pública. Sólo podrás usarlo para llevarlo al taller y a la misma estación de ITV para que lo revisen de nuevo.

La legislación establece que podrás pasar la segunda inspección en una instalación distinta a la de la primera vez si existen razones que justifiquen tu decisión y tendrá que ser en la que te designe el organismo competente. Te devolverán el Permiso de Circulación si obtienes en esta segunda revisión un resultado favorable.

ITV Negativa

Una ITV negativa es el peor resultado que puedes obtener. Si esto te pasa significa que los fallos encontrados en tu moto o ciclomotor son demasiado graves. El traslado del vehículo desde el centro de ITV hasta el taller no lo podrás hacer tú sino que deberá realizarlo un agente externo, es decir, tendrá que ser movido por una grúa.

La ITV en el seguro de Moto y Ciclomotor

Que el vehículo tenga un seguro en vigor es un requisito indispensable para poder pasar la ITV. Ahora bien, lee atentamente las Condiciones Particulares y Generales de tu póliza porque puedes sacarle mucho provecho. Y es que, hay compañías que incluyen coberturas de gran utilidad.

Hay algunas que pueden poner a tu disposición una red de talleres para que revisen tu vehículo de manera gratuita antes de que lo lleves a la estación. Así, si hay algún elemento que no se encuentra en las condiciones apropiadas, podrán repararlo evitándote sorpresas futuras.

Pero aún hay más. Hay compañías que no sólo te ayudan a pasar la ITV informándote de los centros a los que podrás acudir sino que además se encargan de ser ellas mismas las que lleven la moto o el ciclomotor a la estación que tú hayas elegido y de entregártela de nuevo cuando haya sido revisada.

Otra de las coberturas que puede incluir tu seguro es la de hacerse cargo del coste de pasar la ITV (las tasas) en el caso de que te lo exija la autoridad competente tras sufrir un accidente cubierto por la póliza.

Contrata el mejor seguro de Moto o Ciclomotor

Asegurar tu moto o tu ciclomotor es obligatorio por lo que no puedes decidir prescindir de este gasto. Ahora bien, lo que sí puedes es ahorrar en su contratación. Rastreator pone a tu disposición un comparador de Moto y de Ciclomotor para que tengas la oportunidad de elegir el seguro que más se adapta a ti en precio y coberturas.

En apenas unos minutos tendrás un conjunto de productos de un gran número de aseguradoras distintas, entre los que seleccionar el que necesitas sin tener que pagar de más y ahorrando tiempo en su búsqueda.
COMPARAR SEGUROS DE MOTO

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...