Cirugía plástica en el seguro de Salud

  • Dentro de la cirugía plástica hay dos grandes áreas: la estética y la reparadora.
  • Algunas aseguradoras pueden contar con la cobertura de cirugía estética baremada, que incluye descuentos en este tipo de operaciones.

En la actualidad, las operaciones estéticas están a la orden del día. Según el informe “La realidad de la cirugía estética en España 2014“, realizado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), durante el año 2013 se realizaron unas 65.000 operaciones de este tipo. De esas, el 87,8% se practicaron a mujeres y fue el aumento de pecho la operación más practicada.

El 87,8% de las operaciones de cirugía estética que se realizaron en 2013 fueron a mujeres

Pero no sólo son las mujeres las que optan por este tipo de cirugía. Los hombres también recurren al bisturí aunque con un porcentaje mucho menor (12,2%). Entre ellos, la operación más demandada es la liposucción, seguida de la  blefaroplastia, o lo que es lo mismo, la cirugía de los párpados.

El coste de la cirugía plástica es bastante elevado y no suele estar cubierto ni por la Seguridad Social ni por las pólizas de Salud. Sin embargo, existen algunas excepciones en las que el seguro puede ser de tipo baremado y cubrir parte de la operación o hacerse cargo de la totalidad, en el caso de que la operación se realice debido a problemas médicos. Este último caso es lo que se conoce como cirugía reparadora.

Las intervenciones que más se practican en hombres son la liposucción y la cirugía de párpados

Diferencias entre cirugía plástica, estética y reparadora

Aunque en muchas ocasiones los términos cirugía plástica, estética y reparadora se confunden e incluso se usan indistintamente, no son lo mismo. La cirugía plástica es una especialidad médico-quirúrgica que se encarga de la reparación o reposición de cualquier parte del cuerpo ya sea porque afecte a su forma o a su función corporal. Dentro de ésta se encuentran 2 grandes áreas: la cirugía estética y la reparadora. La diferencia principal entre ambas reside en el motivo por el que se practica.

La cirugía plástica incluye dos grandes áreas: la estética y la reparadora

Cirugía estética

La cirugía estética se suele realizar sobre pacientes considerados “sanos” con el único objetivo de mejorar su apariencia física o los efectos del envejecimiento. Estas operaciones también suelen tener un componente psicológico ya que pueden ayudar a mejorar la autoestima de la persona que se somete a la operación. Las intervenciones con fines únicamente estéticos no están cubiertas por el sistema de sanidad público y sólo algunos seguros privados lo incluyen como una garantía baremada.

La cirugía estética se practica para mejorar la apariencia física de la persona

Cirugía reparadora o reconstructiva

Por su parte, la cirugía reparadora o reconstructiva se practica para corregir anomalías del cuerpo causadas por diferentes motivos como pueden ser accidentes o quemaduras, problemas congénitos, del crecimiento, traumatismos, infecciones, tumores o enfermedades. Generalmente se realiza para mejorar las funciones corporales de la persona, aunque puede haber algunas excepciones.

Este tipo de cirugía sí está cubierta por la Seguridad Social y por algunos tipos de seguros de Salud (quedarían exentos, por ejemplo, los casos en los que no se cuente con la cobertura de hospitalización).

La cirugía reparadora se realiza por motivos de salud

Cirugías reparadoras en el seguro de Salud

Aunque cada caso es distinto y en ocasiones puede ser difícil establecer los límites entre lo que se considera cirugía estética o reparadora, hay una serie de operaciones que, debido a problemas médicos, suelen estar cubiertas por la sanidad pública y por la privada. Eso sí, muchas aseguradoras pueden no cubrir este tipo de operaciones si los motivos por los que se practican son puramente psicológicos.

Entre ellas se incluye la cirugía facial que se practica debido a fracturas o malformaciones faciales como, por ejemplo, por labios o nariz leporinos, y la destinada a la reconstrucción de la piel o las estructuras nerviosas. La de manos es otra de las incluidas como, por ejemplo, en los casos en los que sea necesaria una reconstrucción debido a un accidente, reimplantes, corrección de defectos congénitos o por enfermedades degenerativas como la artritis reumatoide. También se incluyen otras como la cirugía abdominal, la otoplastia (de las orejas), la de nariz, párpados o mamas, siempre que el motivo por el que se realice sea de carácter médico. En cualquier caso, es el equipo médico el que determina la necesidad de realizar la intervención, tras valorar y evaluar cada caso de manera individualizada.

Casos especiales

Una operación estética que sí puede ser considerada como reparadora y, consecuentemente, estar incluida en los seguros de Salud es la de mamas. Eso sí, sólo en los casos en los que, tras haber sufrido una cirugía, fuera necesaria una reconstrucción oncoplástica. En caso de ser necesario también se incluiría la remodelación de la otra mama para mantener la simetría entre ambas. En relación a este aspecto, conviene informarse previamente con la compañía aseguradora, ya que no todas incluyen esta prestación.

Las mamoplastias están incluidas en algunos seguros de Salud si se practican a consecuencia de un cáncer

Cirugía estética en el seguro de Salud

Generalmente, las pólizas de Salud no suelen cubrir las operaciones de cirugía estética. Sin embargo, algunas aseguradoras cuentan con la cobertura de cirugía estética baremada. Aunque no se financia el coste total de la operación, puede contar con importantes descuentos para intervenciones de miopía o aumento de pecho, por ejemplo.

Además, en caso de no contar con esta cobertura, hay compañías que aplican descuentos a sus clientes, si deciden someterse al tratamiento en sus propias clínicas. Pueden incluir bonos descuento para consultas o tratamientos faciales y corporales como peelings, drenajes linfáticos, reafirmantes, botox, depilación láser, así como para otros de carácter quirúrgico.

Las aseguradoras suelen ofrecer descuentos a sus clientes para diferentes tratamientos estéticos

Seguros de Salud a medida

Antes de contratar un seguro de Salud conviene informarse muy bien de las prestaciones con las que cuenta. La cirugía estética no está incluida en ningún seguro. Sin embargo, muchas aseguradoras sí se hacen cargo del coste de las operaciones de cirugía plástica que sean necesarias debido a algún defecto congénito, un accidente o una enfermedad. Para contratar un seguro que cuente con las coberturas que cada persona busca lo mejor es usar el comparador de seguros de Salud de Rastreator.com. Con él es posible encontrar la póliza adecuada para cada persona y pagar el precio justo por ella.

Enero 2016
COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Salud