Estoy embarazada…¿cómo debo cuidarme?

Noviembre de 2013

  • Lo primero que debe hacer una mujer cuando descubre que está embarazada es acudir al médico y elegir sanidad ¿pública o privada?
  • La dieta es uno de los pilares básicos, hay ciertos alimentos que hay que evitar por todos los medios y otros que hay que consumir más.
  • Las estrías son una de las consecuencias estéticas del embarazo, y las más temidas por las futuras mamás. Se pueden prevenir si se cuida la piel debidamente.

El embarazo es, sin duda, una de las etapas más importantes en la vida de una mujer, sobre todo, si se trata del primero. Desde el primer instante en que recibe la noticia, la futura mamá se empieza a hacer miles de preguntas sobre cómo debe empezar a cuidarse.

Las consultas médicas se convierten en una rutina, la alimentación sufre algunos cambios importantes, el calzado y la ropa ya no sirven y hay que pasarse a la sección pre-mamá y cambiar tus hábitos deportivos.

Antes de nada, elegir médico

Una vez que una mujer sabe que está embarazada debe escoger un médico, que va a ser el que la va a acompañar durante todo el estado de gestación, el parto y después de él.

La mujer puede elegir entre acudir a la sanidad pública o la privada, y una vez tomada esta decisión, lo siguiente es informarse sobre el tipo de personal médico encargado de llevar el proceso de embarazo, El abanico de opciones que se ofrecen en la mayoría de las comunidades autónomas españolas son: médicos especializados en obstetricia y ginecología, enfermeras obstetras con certificación, el médico de familia, enfermeras y auxiliares médicos que estén bajo las órdenes de un médico o médicos especializados en embarazos de alto riesgo llamados perinatólogos.

Será el propio médico general el que comunica a la futura mamá el cambio de profesional y su paso a la consulta de uno de estos especialistas.

Pruebas importantes y Revisiones médicas

Durante las primeras semanas se realizan varias pruebas rutinarias con el objetivo de descartar posibles enfermedades como la diabetes o la rubéola (inmunidad contra el sarampión alemán), problemas del tipo sanguíneo Rh y ABO, trastornos genéticos, infecciones de transmisión sexual o anomalías en la presión arterial, entre otros.

El equipo médico generalmente chequeará su aumento de peso, la presión arterial, la altura uterina y los tonos cardíacos fetales (cuando se considere apropiado) en cada consulta. Igualmente se pueden hacer pruebas rutinarias de detección en orina.

Otra de las dudas que le surgen a una mujer es con qué frecuencia tiene que acudir al médico y qué tipo de revisiones debe realizarse. De todo esto es el doctor el que se encargue de asesorarla.

Para más información sobre cuándo ir al médico durante el embarazo puedes consultar el artículo Revisiones y pruebas médicas en el embarazo

.

Alimentación

Junto con los cuidados médicos, uno de los puntos a los que la embarazada tiene que prestar especial atención y seguir a rajatabla es la alimentación. Durante estos meses la dieta debe ser completa y variada. Se debe consumir más cantidad de determinados productos, evitar algunos y descartar otros. Además, en muchas ocasiones también es necesario el consumo de suplementos vitamínicos para aumentar los niveles de ácido fólico o yodo, por ejemplo.

Según un estudio realizado por GestMujer sobre cuidados, hábitos y promoción de la salud en el embarazo de la mujer española sólo 1 de cada 3 mujeres realiza un correcto control nutricional previo al embarazo y un 67,7% de las embarazadas no tomaron ácido fólico antes de éste.

Aumentar el consumo, de manera moderada

Durante este período se debe dar prioridad en la dieta a las frutas, verduras, legumbres y pan integral, y al consumo de productos lácteos. Se recomienda 1 litro de leche al día, que puede ser sustituida por su equivalente en queso fresco o yogures, 2 yogures equivalen a 1 vaso de leche.

Es muy importante el consumo de agua, que ayuda a evitar el estreñimiento y contribuye a una buena función renal, tomar suficiente fibra y 5 o 6 porciones de verduras u hortalizas crudas o ligeramente cocidas.

También es “obligado’ el consumo de entorno 400 miligramos de ácido fólico durante los 3 primeros meses del embarazo, e incluso 3 meses antes de empezar la gestación. Esta dosis podría ser superior dependiendo de la persona, ya que hay ciertas mujeres que necesitan una cantidad mayor para alcanzar los niveles deseados de esta vitamina.

Otro de los suplementos que debe tomar una mujer durante el embarazo y la lactancia es yodo o sal yodada. En el caso de sufrir problemas de tiroides es importante consultar con el médico habitual.

Reducir o evitar ciertos alimentos

En estos meses es importante disminuir el consumo de alimentos con mucho azúcar, como los dulces y los prefabricados. Además de tratar de no abusar de aquellos con mucha grasa de origen animal como el tocino o los embutidos o de carnes rojas, ya que se asocia con la presión sanguínea alta.

También es importante evitar el consumo de estimulantes como el té, el café o el cacao ya que pueden afectar al sistema nervioso del feto.

Prácticamente prohibidos

Durante los 9 meses de embarazo es primordial evitar realizar cualquier acto que pueda entrañar un riesgo tanto para la propia embarazada como para el feto. Por eso se debe dejar de lado malos hábitos, si es que se tienen, como el tabaco, el alcohol y las drogas. El consumo de cualquiera de estas sustancias podría suponer un gran peligro para el feto, por eso lo idóneo es mantenerse alejada de ellos.

Toxoplasmosis

Una de las enfermedades de las que se tiene que estar al tanto de si se ha pasado o no es la toxoplasmosis. Por eso en el momento de conocer el estado de embarazo es recomendable que la futura madre consulte con el médico o la matrona si ya la ha pasado o no.

Si la embarazada no ha tenido toxoplasmasis o no lo sabe tiene prohibido rotundamente el consumo de carne poco cocinada, embutidos curados y leche y quesos no pasteurizados. Debe lavar muy bien la fruta y la verdura antes de consumirla y debe evitar por todos los medios el contacto con los gatos, ya que estos animales pueden contagiar a la madre con el parasito que provoca dicha enfermedad.

Estrías, ¿Cómo prevenirlas?

Una de las consecuencias del embarazo son las estrías, unas marcas rojas que suelen aparecer en el abdomen y en el pecho como consecuencia del estiramiento que sufre la piel de estas partes del cuerpo.

Para evitar que salgan o que se noten lo menos posible hay que seguir varias pautas sencillas como llevar a cabo una alimentación rica y variada y tomar mucho líquido, sobre todo, agua. También es recomendable el uso de crema anti-estrías con la que hidratar la piel por lo menos una vez al día durante todo el embarazo.

El poder del aceite de rosa de mosqueta

El aceite de rosa de mosqueta se usa cada vez más en el mundo de la cosmética debido a sus propiedades cicatrizantes y regenerativas, por eso, es uno de los grandes amigos de las mujeres embarazadas. El uso de este aceite durante el periodo de gestación y una vez que se ha dado a luz ayuda a prevenir la aparición de estrías y a reducir las que ya han salido.

El aceite de rosa de mosqueta debe aplicarse sobre la piel entre 2 y 3 veces al día mediante un masaje perineal. Es recomendable, sobre todo, durante las últimas semanas de embarazo y después del parto ya que es un potente cicatrizanteCambio de hábitos: ropa, deporte y trabajo.

Estar embarazada supone un cambio radical de la vida de una mujer que se va produciendo poco a poco, con el paso de los meses y a medida que se va desarrollando el feto. En un principio no es necesario cambiar de ropa ni dejar de ir a trabajar, a no ser que se trate de un embarazo con riesgo para la madre o para el bebé.

Renovar el armario

Conforme va avanzando el embarazo es necesario que la mujer vaya adaptando su ropa y calzado a la nueva situación. En cuanto al calzado, debe ser cómodo, ni demasiado alto ni totalmente plano. En cuanto a la ropa, deber ser holgada, que no presione el vientre. Además, se debe evitar el uso de medias y calcetines que aprieten demasiado las piernas ya que pueden dar lugar a varices.

Deporte

Durante la gestación es recomendable realizar un ejercicio físico moderado pero que no suponga demasiado esfuerzo. Aun así, hay varias actividades que deben realizarse con cierta rutina.

  • Caminar todos los días durante una hora.
  • Practicar natación.
  • Acudir a clases de yoga o relajación.
  • Acudir a clases de preparación al parto.

Trabajo

Si el embarazo está fuera de riesgo, la mujer puede desarrollar su trabajo de manera normal siempre que no suponga para ella un exceso de fatiga física o psíquica y si no consiste en la manipulación de productos tóxicos y no está expuesta a radiaciones, tal y como se indica en un informe del Hospital Universitario 12 de octubre de Madrid.

Aunque llegado el momento del parto o si el embarazo se complica, la mujer puede solicitar la baja laboral. Existen 3 tipos: la baja por enfermedad que es tramitada por el médico del Centro de Salud, la baja debido a la existencia de riesgo laboral para la cual se debe solicitar información a la empresa. Por último la baja voluntaria puede solicitarse desde la semana 30 y consiste en un total de 4 meses.

Seguros de salud y embarazo

El periodo de embarazo es uno de los momentos en los que más necesario es contar con una buena atención sanitaria y estar en las mejores manos. Si quieres un trato más personalizado y mayor comodidad durante el periodo de gestación, el momento del parto y los meses del posparto, es muy posible que te interese contratar un seguro de Salud privado.

Si ésta es tu idea debes de tener en cuenta los periodos de carencia, ya que la gran mayoría de las aseguradas los ponen como requisitos. Es decir, si una mujer contrata un seguro de Salud, deben de pasar un número determinado de meses entre el momento de la firma del contrato y el inicio de la gestación. Si no se cumple esta clausula, muchos seguros no lo cubrirán.

Por tanto, si estás pensando en contratar un seguro de Salud entra y compara en Rastreator.com ¡Encuentra el que más se adapte a ti!


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Salud