Los españoles, a la cabeza en esperanza de vida y salud

22 de noviembre de 2013

El estado de salud de los españoles es bueno, medido en términos de esperanza de vida y mortalidad infantil, indicadores en los que el país está por encima de la media de los 34 países de la OCDE, y en segundo puesto sólo por detrás de Italia. Sin embargo, alertan de los efectos que pueden tener los recortes en la salud de los ciudadanos. “La reducción de la oferta de servicios de salud y los cambios en su financiación a través de aumentos en los pagos directos del propio bolsillo de los pacientes están afectando al acceso a la atención”, indican en el informe Panorama de la Salud 2013 del organismo.

Recortes en sanidad y la salud

Según el documento, más de tres cuartas partes de los países de la OCDE recortaron el gasto en programas de prevención en 2011 respecto a 2010, y pasó a ser la mitad de 2008. Esta reducción, dicen, puede tener “beneficios a corto plazo para los presupuestos”, pero pueden tener un gran impacto a largo plazo sobre la salud. En Portugal, España, Inglaterra e Irlanda, tras años de mejora, los tiempos de espera para algunas operaciones han aumentado.

Los grupos de bajos ingresos son los que se están viendo más afectados, renunciando en algunos casos a la atención necesaria, como medicamentos o revisiones para enfermedades crónicas.

Más esperanza de vida y buena salud

España se encuentra a la cabeza de los países desarrollados en cuanto a la esperanza de vida, que con 82,4 años es la segunda más alta de la Unión Europea, por detrás de Italia con 82,7 años. Desde 1970 la esperanza de vida ha aumentado en España 10 años. Las mujeres viven unos 6 años más que los hombres, mientras que la media en otros países se sitúa en torno a los 5.

Por otro lado, crece el número de enfermos crónicos, como los que padecen diabetes o demencia. En el caso de la diabetes, el 6,5% de los ciudadanos de entre 20 y 79 años la padecen, por encima de la media, mientras que se supera la media de personas mayores de 60 años con demencia.

Asimismo, la mortalidad infantil España está por debajo de la media de la OCDE. Se producen 3,2 defunciones de menores al año por cada 1.000 nacidos vivos, frente a los 4,1 de la OCDE.

Accidentes de tráfico

Desde 1990 la mortalidad a causa de accidentes de tráfico se ha reducido en más de la mitad de la OCDE. España es uno de los países que más ha conseguido reducir estas cifras, y lo ha hecho en un 75% gracias a las políticas de seguridad vial.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Rastreator Rastreator.com