El Gobierno aprueba la creación de la tarjeta sanitaria única

23 de septiembre de 2013

El Consejo de Ministros aprobó el pasado día 20 de septiembre un Real Decreto para que todos los ciudadanos usuarios del Sistema Nacional de Salud (SNS) dispongan de una tarjeta sanitaria individual. La tarjeta contendrá una serie de datos básicos y un código identificador personal que permitirá que pueda ser utilizada en todo el territorio español, sin distinción entre las Comunidades Autónomas. La nueva tarjeta mejorará la asistencia a los más de cuatro millones de españoles que según Sanidad reciben cada año atención sanitaria en una Comunidad Autónoma distinta a la suya.

Según ha informado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el proceso de sustitución estará finalizado antes de cinco años. De este modo, se da cumplimiento a la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, de 2003, que fijaba el derecho de los ciudadanos a recibir por parte del Servicio de Salud de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre, asistencia sanitaria en iguales condiciones y garantías que los residentes en la misma. Así como el Real Decreto Ley 9/2011 que señalaba que Gobierno y Comunidades establecerían un “formato único común de tarjeta sanitaria válido para todo el Sistema Nacional de Salud”.

La aprobación de este Real Decreto fue “fruto del acuerdo de todos los consejeros de Sanidad autonómicos, que el 29 de febrero de 2012 dieron el visto bueno a la propuesta de criterios básicos de formato de la tarjeta sanitaria del Sistema Nacional de Salud”. Para Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, esta tarjeta es “un elemento básico para garantizar la sanidad y contribuye a un mejor servicio en todo el territorio nacional”.

Contenido de la tarjeta sanitaria única

Las tarjetas incluirán una serie de datos básicos comunes, y tendrán un código de identificación personal. El anverso contendrá la identidad institucional de la Comunidad Autónoma que la emite, los rótulos de “Sistema Nacional de Salud de España” y “Tarjeta Sanitaria”, el código de identificación personal, el nombre y apellidos del titular, el código personal del SNS y el código de la administración emisora.

Asimismo, las tarjetas podrán incorporar el número de DNI del titular, una fotografía o la fecha de caducidad, entre otros elementos.

Hacia la e-Salud

La implantación de la tarjeta sanitaria individual es un paso más en la implantación de la e-Salud. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad también trabaja en la completa implantación de la receta electrónica y de la historia clínica digital. En la actualidad, veinte millones de españoles están ya en la base de datos de la historia clínica digital y el 61,5 por 100 de las recetas médicas que se expiden lo hacen en formato electrónico.

Maniobra propagandística

Debido a que el anuncio de la intención de crear la tarjeta única data de hace más de 12 años, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha emitido un comunicado en el que afirma que la implantación de la tarjeta si no se arbitran fondos para llevarla a cabo es simplemente una declaración de “buenas intenciones’ con escasos o nulos efectos prácticos.

Añaden, además, que pese a que sería un avance positivo para mejorar la atención sanitaria de la ciudadanía, “nos encontramos en otra maniobra propagandística del Ministerio de Sanidad para encubrir los nefastos resultados de su política de recortes, copagos y privatizaciones”.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Rastreator Rastreator.com