La obesidad infantil, un problema cada vez mayor

La obesidad es uno de los problemas de salud pública más importantes de este siglo. Se ha convertido en una circunstancia globalizada y creciente, y cada vez afecta a más países, independientemente de su riqueza. Actualmente, existen unos 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo y 35 millones de ellos se encuentran en países en vías de desarrollo.

Las personas que tienen sobrepeso en su niñez tienen más probabilidades de seguir con el problema de adultos y, como consecuencia, asumen más riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes al llegar a la edad adulta.

Para evitar la obesidad infantil los expertos establecen algunas recomendaciones, como introducir más fruta, legumbres, pescado y verdura en la dieta y, por el contrario, disminuir la ingesta de carne roja, embutidos y fritos. Las chuches y las bebidas azucaradas solo deben ser consumidas esporádicamente.

El desayuno debe ser lo más saludable posible, e incluir un lácteo, fruta y cereales. Los menús del mediodía se deben compensar con los de las cenas, y a ser posible se debe comer en familia. Para las meriendas escolares mejor comer bocadillos de pavo, atún o queso que bollos o embutido graso.

Los zumos, mejor naturales o sin azúcar. Y para acompañar las comidas, la mejor bebida es el agua.

Las raciones que comen los niños deben ser proporcionales a la edad que tienen. Los niños deben combinar una alimentación adecuada con ejercicio físico, a ser posible diario. Además, es necesario que los adultos que les cuidan también tengan hábitos alimenticios saludables, puesto que los niños imitan los comportamientos familiares. Si cuenta con un seguro de salud podrá consultar todas sus dudas directamente con el especialista. Con el comparador de seguros de salud de Rastreator.com encontrará rápidamente el que lleva tiempo buscando.


COMPARAR SEGUROS DE SALUD

Rastreator Rastreator.com