Coberturas indispensables para viajar al extranjero

Hay dos coberturas indispensables a la hora de contratar un seguro de viaje al extranjero: los gastos médicos por enfermedad o accidente, y la repatriación sanitaria. Y es que, si la salud nos falla lejos de España, tanto la hospitalización como el regreso a casa pueden resultar realmente caros; mientras que suscribir estas coberturas asistenciales en el momento de contratar el viaje a cambio de un exiguo suplemento garantiza un coste cero.

La póliza que garantiza asistencia sanitaria gratuita en el extranjero no supone más del 4% del importe del viaje (puede tener un precio de entre 30 y 100 euros dependiendo de dónde viajemos) y, sin embargo, puede ofrecer una cobertura de hasta 20.000 euros de gastos médicos en el país de destino. En Internet existen portales especializados, como Rastreator, que ofrecen una comparativa de los principales seguros de viaje.

Que nadie considere innecesario pensar en absolutamente todas las eventualidades que puedan afectar a su estancia en el exterior. La realidad es que hay países en los que la medicina tiene costes elevadísimos. Por ejemplo, en Estados Unidos el tratamiento de una simple fractura puede acarrear gastos superiores a 15.000 euros. Existen igualmente destinos cuyas redes médicas son verdaderamente deficientes y, cualquier siniestro, incluso puede poner en riesgo la vida.

Cobertura de la tarjeta de crédito

Con todo y con esto, la contratación de un buen seguro de viaje no está ni de lejos tan popularizada entre los clientes que, mayoritariamente, sí aseguran sus casas y sus vehículos. Buena parte de los viajeros se conforman con la cobertura que ofrece el seguro de la tarjeta de crédito y que sólo es válido en caso de que se pague el viaje con ella. En efecto, sus coberturas no suelen limitarse al daño o pérdida de equipaje, bonificaciones por retrasos y reembolsos para cubrir acontecimientos imprevistos (por ejemplo los generados por una huelga), sino que también prestan cobertura por accidentes y enfermedades del titular de la tarjeta, esposa e hijos.

La tarjeta sanitaria europea no cubre repatriaciones ni traslado de familiares

Otra circunstancia que, erróneamente, actúa como elemento desmotivador para la contratación de seguros de viaje que tienen como destino la Unión Europea, concierne a la protección que ofrece la llamada Tarjeta Sanitaria Europea. Sobre este particular, hay que saber que el documento da derecho a recibir las prestaciones sanitarias necesarias en estancias temporales en los 27 países de la Unión Europea (más Noruega, Islandia, Liechtenstein y Suiza) relacionadas con tratamientos médicos de urgencia, enfermedades crónicas o el embarazo (incluido el parto). Pero su letra pequeña comprende prestaciones excluidas que sí suelen cubrir los seguros de viaje. Por ejemplo, el tratamiento para enfermedades o lesiones anteriores a su estancia temporal en el país y las repatriaciones por enfermedad o accidente.


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje