El viajero de negocios aconseja al turista

Un viaje de negocios no difiere de unas vacaciones cualquiera en muchos aspectos (prisas por llegar, colas de gente, esperas en aeropuertos, carreras detrás de taxis) pero en otros muchos es sustancialmente distinto: días sin ver a la familia, solitarias habitaciones de hotel. Hecha la salvedad de las diferencias propias de un viaje por trabajo versus vacacional, si agrupamos la experiencia de quienes diariamente tienen que viajar por trabajo obtenemos todo un glosario de lecciones a considerar para mejorar la vivencia que, siempre, es un viaje. Si la experiencia es un grado, quien mejor que los viajeros de negocio habituales para hablarnos de equipajes y recomendaciones a la hora de coger un vuelo o un taxi en el lugar de destino. En Rastreator hemos recopilado algunos argumentos muy repetidos.

¿Verdad que preparar el equipaje te suele quietar el sueño? Lo adecuado, nos dicen, es prever lo que vas a necesitar y saber minimizarlo, especialmente si vas a tomar un vuelo y te puedes ahorrar facturar la maleta. Un equipaje pequeño te va a ahorrar tiempo y el ir cargado en exceso por la terminal de aeropuertos kilométricos. Asimismo, es recomendable llevar siempre en tu equipaje un pequeño botiquín. Todo el mundo sabe de qué pie cojea, así que sabrás lo que tienes que llevar. Ibuprofeno para el dolor de cabeza, protectores estomacales, sales de frutas o tiritas para las ampollas.

Segundo consejo: si vas a tomar un vuelo, haz siempre el check-in lo antes que puedas. Si esperas a hacerlo a la vieja usanza (en el aeropuerto), hay muchas posibilidades de que te quedes con el peor asiento. Tiene más importancia de la que crees si tu vuelo dura más de 2 horas. En cuanto a los trayectos en taxi, todos sabemos que sobre todo cuando sales de tu país, suelen ser fuente de discusiones y a veces uno se queda con la impresión de que le están intentando timar. Para evitar malentendidos, ten una idea del recorrido que te espera antes de hacerlo. Puedes buscarlo en Google Maps y guardarlo. Planificar tu tiempo libre antes del viaje es asimismo fundamental para aprovechar el tiempo de que se vaya a disponer. Si al menos sabes qué hay que ver, qué vale la pena visitar o simplemente dónde hay que comer, tienes mucho andado.

Cuando se es un viajero habitual, los “hombres de empresa” también recomiendan inscribirse en todos los programas de fidelidad de aerolíneas, hoteles, etc. Ten en cuenta que una vez acumules cierta cantidad de puntos, tu nivel subirá y podrás acceder a ofertas interesantes.

Por lo demás, y como te diría cualquiera, antes de viajar contrata siempre un seguro de viaje, especialmente si viajas al extranjero. No sabes nunca lo que va a pasar. Muchas tarjetas de crédito ofrecen un seguro que cubre el contenido de tu cartera, básico pero muy útil en caso de que tengas que renovar tu documentación. Depende a qué países viajes, no olvides que el tema de la sanidad puede no estar cubierto y nunca viene mal un servicio de asistencia en carretera si vas a conducir.


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje