Cancelación en el seguro de Viaje

  • La cobertura de cancelación del viaje puede contratarse por separado o como parte de un seguro de Viaje
  • Sufrir una enfermedad grave o un accidente son motivos contemplados por las aseguradoras
  • Los daños graves en la vivienda e incluso la cancelación de la boda también son motivos de cancelación de viaje en algunas pólizas

Organizar un viaje con tiempo de antelación tiene ventajas como poder conseguir vuelos o alojamientos más baratos. Sin embargo, cuanto antes se planee, mayor es el riesgo de que surja algún contratiempo que impida realizarlo. Entre los imprevistos más comunes destacan los problemas de salud. En concreto, según datos de InterMundial, éstos han sido la causa del 72,4% de las cancelaciones de viajes en los primeros 6 meses de 2016. Otros de los motivos más comunes que señala la correduría son los laborales (12,1%) o el libre desistimiento (8,4%).

Y es que pagar un viaje y no poder disfrutarlo supone una pérdida doble. Por un lado, se deja de hacer un viaje que llevaba tiempo planeándose, y por otro, el dinero invertido tanto en billetes, hotel, trenes o incluso entradas a museos y que no va a ser reembolsable. Para evitar esto existe la cobertura de cancelación de viaje, con la que es posible recuperar el dinero invertido en un viaje que finalmente no puede realizarse.

Qué es la cobertura cancelación en el seguro de Viaje

La cobertura de cancelación del viaje cubre el coste que se haya pagado por el viaje, o parte de él, en caso de que no pueda realizarse. Esta garantía puede contratarse sola, es decir, como un seguro en sí mismo para cubrir un viaje, o parte de él, como por ejemplo unos billetes de avión o la reserva de un hotel; o bien, estar incluida dentro de una póliza de Viaje, con más coberturas. Para que tenga validez lo más común es que las aseguradoras exijan contratarla en el momento en que se reserva el viaje. En algunos casos también permiten hacerlo hasta el día en el que se inicia el viaje, aunque pueden establecer unos periodos de carencia u otra serie de restricciones. Además, este tipo de pólizas suelen cubrir al asegurado tanto en caso de que el viaje se anule antes de iniciarse, como a mitad, siempre que el motivo esté recogido en el condicionado de la póliza.

Motivos de cancelación

Dependiendo de la póliza, estarán cubiertas unas circunstancias u otras y con indemnizaciones de distinta cuantía. Sin embargo, suele haber una serie de motivos comunes que la mayoría de pólizas incluyen.

Causas familiares o motivos de salud

Entre las causas que pueden llevar a cancelar un viaje y que suelen contemplar todas las  aseguradoras destaca el fallecimiento, o sufrir una enfermedad grave o un accidente, ya sea por parte del asegurado de sus familiares más cercanos, o incluso de la persona designada para la custodia de menores. Entre los motivos de salud también se incluyen las operaciones quirúrgicas no programadas, el trasplante de órganos, las complicaciones en el embarazo o cualquier enfermedad que sufran los hijos menores de 2 años asegurados en la póliza.

Además, también suele ser motivo de anulación, la citación para trámites de divorcio, la anulación del acompañante por una causa cubierta por la aseguradora, o incluso la entrega de un hijo en adopción.

Requerimiento de organismos oficiales

La convocatoria por parte de organismos oficiales también es causa justificada de anulación del viaje. Se incluye en ello la presentación a exámenes de oposiciones, la concesión de becas oficiales, convocatoria a mesa electoral, a ser miembro de jurado o testigo de un tribunal, o para presentación de documentos oficiales.

Además, pueden contemplarse otros motivos como la no concesión de un visado, obligaciones tributarias, la recomendación oficial de no viajar a un destino concreto o incluso la retención policial del asegurado por causas no delictivas.

Motivos laborales

Entre los motivos laborales que suelen contemplar las pólizas de cancelación de viajes destacan el despido laboral del asegurado, la prórroga del contrato laboral o la incorporación a un nuevo puesto de trabajo. Además, es frecuente que también se incluya entre las situaciones cubiertas, el traslado forzoso de lugar de trabajo.

Causas extraordinarias

Las situaciones extremas como la declaración oficial de zona catastrófica o los actos de piratería aérea naval o terrestre, también estarían cubiertas en la mayoría de las pólizas.

Libre desistimiento

Las situaciones de emergencia sanitaria, como la epidemia del virus del Zika que existe en la actualidad, o la iniciada en 2014 con el ébola, han hecho que muchas aseguradoras creen pólizas con coberturas adecuadas a estas situaciones. De esta forma, algunas compañías cuentan con garantías que cubren los gastos del viaje del asegurado en caso de que decida no acudir a un viaje que tenía programado. Eso sí, deben darse determinadas circunstancias de riesgo en el país de destino, que justifiquen la decisión de no realizar el viaje.

Otros motivos

Que el hogar o el local de trabajo del asegurado sufran daños importantes, como por ejemplo, un incendio, también son motivos de cancelación del viaje. Otras situaciones que justifican el reembolso del precio son el robo de la documentación o del equipaje así como la avería o accidente del vehículo del asegurado; siempre que en ambas situaciones sea imposible comenzar o proseguir el viaje.

Además, en algunos casos las aseguradoras pueden contemplar como motivos justificados de anulación, que el asegurado haya ganado un viaje similar en un sorteo público o incluso la cancelación de la boda del asegurado.

Un seguro distinto para cada tipo de viaje

Un requisito imprescindible para que las aseguradoras cubran los gastos por el viaje e indemnicen a sus clientes es que éstos presenten todos los documentos y facturas de los gastos que hayan tenido, como los billetes del medio de transporte elegido o la factura de reserva del hotel. También pueden establecerse ciertas restricciones como que el tomador de la póliza tenga residencia en España o que no superen una edad máxima.

Por otro lado, no todas las pólizas cubren bajo las mismas circunstancias ni con los mismos límites económicos. Dependiendo del tipo de seguro y de la prima que se pague, el seguro cubrirá una mayor o menor cantidad de dinero del viaje, en caso de que no pueda realizarse.

Por otro lado, cada viaje requiere de un seguro distinto. No es lo mismo tener programado un viaje a Japón de un mes de duración, que uno de fin de semana a Mallorca. En función del coste que tenga será conveniente contratar uno con más o menos coberturas o límite de indemnización. Con el comparador de seguros de Viaje de Rastreator.com es posible encontrar la póliza más adecuada para cada tipo de viaje, en sólo unos minutos y al precio más económico.

Julio de 2016


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje