Novato de camping

¿Piensas llevarte un saco polar a un camping de Sevilla en pleno agosto? ¿Quieres acampar en alta montaña y sin una brújula? Cuando se quiere ir de camping pero se es un auténtico novato en la materia, hay que seguir algunos consejos básicos para no meter la pata. Rastreator permanece alerta sobre las diferentes formas de viajar, y pernoctar en un camping es una de ellas. Pero acampar como se debe exige escoger previamente la ropa adecuada, la vajilla y utensilios de cocina convenientes. Y, sobre todo, no se debe fallar en el saco de dormir y en la tienda que nos servirá de cobijo.

Para la elección del saco de dormir debe tenerse en cuenta que hay sacos de dos estaciones (primavera/verano), de tres (aptos también para el invierno) y de cuatro (soportan incluso temperaturas casi polares). Su capacidad térmica se mide en grados centígrados y si se piensa acampar en verano, que es lo más usual, conviene en todo caso conseguir una bolsa abrigada, de tres estaciones, ya que siempre se puede regular hacia abajo (quitarnos ropa, dormir con la bolsa abierta) más fácil de lo que se puede regular hacia arriba. Otro aspecto a considerar: un buen saco de dormir tiene capucha. Algunos llaman a estas “saco tipo momia”. En cuanto al peso, una buena bolsa de dormir no llega a los 2 kg. Se aconseja guardar las bolsas de dormir extendidas cuando no se usan. De otra manera, las fibras se comprimen demasiado y pierden su cualidad aislante.

Por otro lado, la elección de la tienda tiene su aquel, pues hay dónde elegir. Los modelos más populares son las tiendas tipo iglú, cuyo sostén consta de dos varillas plegables deslizadas en cruz y arqueadas para dar altura al interior y apoyo a todo el conjunto. Todo mochilero hoy día lleva prácticamente una de estas, pues son poco pesadas. Otro tipo de carpas son las geodésicas. En ellas, las varillas son regulables y esto permite buscar la forma más adecuada a una situación ambiental particular. En tercer lugar, podemos encontrar en el mercado las tiendas con mangas. En estas, no se entra directamente a la tienda, sino que se entra a un pasillo, o manga, que lleva, tras abrir otro cierre, al compartimento central. La idea es bloquear lo más posible el flujo de aire frío hacia el interior de la carpa. Por lo demás, la tienda se debe armar sobre un terreno nivelado y es recomendable retirar piedras, ramas y otros objetos con anterioridad. Si hay vegetación cerca podemos formar una capa de hojas sobre el sitio donde acampar para mayor comodidad. Otra buena práctica es buscar zonas altas, o cavar canales alrededor de la tienda.

Actualmente, los campings mantienen niveles aceptables de pernoctaciones, especialmente en el litoral mediterráneo (las costas Brava en Cataluña y Blanca en el Levante son los destinos preferidos), según los datos del INE sobre ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros.

Cuando viajes no olvides que podrás hacerlo más tranquilo si contratas un seguro de viaje, y después…¡a disfrutar!


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje