Sanciones cuando se viaja de forma indebida

Cualquiera de nosotros adquiere la condición de “pasajero”, y las obligaciones oportunas, siempre que viajamos en un vehículo, ya sea público o privado. De esta manera, el desplazamiento en medios de transporte es sancionable si el viaje no se realiza conforme a los reglamentos específicos redactados según las leyes vigentes. En el transporte privado, por ejemplo, circular sin el cinturón de seguridad abrochado acarrea una multa según establece la Ley de tráfico y se responde por ello de manera personal, seas o no el propietario del vehículo. En el transporte público, la situación se vuelve más o menos compleja según el medio.

En transportes por carretera o ferrocarril, las empresas se rigen por reglamentos internos elaborados de acuerdo con la Ley de ordenación de los transportes terrestres. ¿Qué implica un uso incorrecto? En la mayoría de los casos, multas. Y en este terreno, sólo el buen comportamiento puede exonerarnos de tener que pagar, toda vez que las garantías contempladas en los seguros de viaje presentes en comparadores de seguros, como Rastreator, se refieren a otras cuestiones.

Las infracciones suelen resolverse con una sanción cuyo importe varía según una gradación a criterio de la propia empresa. Así pues, son las compañías quienes deciden la cuantía de la multa por comportamientos como impedir, o forzar, la apertura o el cierre de las puertas de acceso al vehículo. En todo caso, el mal uso comprende una lista más o menos extensa de transgresiones:

  • Hacer uso sin causa justificada de cualquiera de los mecanismos de seguridad o socorro instalados en el vehículo para casos de emergencia.
  • Abandonar el vehículo o acceder a éste fuera de las paradas establecidas, “salvo causa justificada”.
  • Distraer, “sin causa justificada”, la atención del conductor cuando el vehículo esté en marcha.
  • Viajar por lugares distintos de los habilitados para los usuarios.
  • Viajar sin título de transporte o con título que resulte insuficiente en función de las características del viaje, así como el uso indebido del título que se tenga.
  • Toda acción injustificada que pueda implicar deterioro o causar suciedad en los vehículos o estaciones de transporte.

Derecho a reclamar

Los usuarios tienen derecho a reclamar la infracción que se les atribuye. Para ello, hay diferentes mecanismos. Por una parte, la jurisdicción ordinaria: el juzgado de lo civil de su lugar de origen puede aceptar la reclamación, de manera independiente al lugar donde haya ocurrido la falta. Pero, además, en el caso del ferrocarril, las Juntas Arbitrales del Transporte, creadas en todas las comunidades autónomas, atienden conflictos y cualquier usuario puede acudir a ellas, sin abogado ni procurador. La intervención resuelve reclamaciones de contenido económico que no excedan los 6.000 euros.


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje