Seguro de Viaje para el espacio Schengen

  • Contar con un seguro de Viaje es un requisito para poder conseguir un visado Schengen.
  • La asistencia sanitaria y la repatriación son 2 de las coberturas principales del seguro de Viaje Schengen.

Contratar un seguro de Viaje es algo aconsejable cuando se va a estar fuera del domicilio habitual durante un periodo de tiempo, sobre todo, si se va a viajar a un país extranjero. Este tipo de producto puede incluir sólo la cobertura de cancelación de viaje o la de asistencia sanitaria aunque también es posible aunar ambas en una misma póliza.

La modalidad de seguro elegida y el número de coberturas incluidas depende de muchos factores como el país que se vaya a visitar, el tipo de viaje que se va a hacer, la duración, el medio de transporte o la estancia elegida. De este modo, es posible contratar un seguro de Viaje de Larga Estancia, para viajes de hasta 365 días; una póliza Anual, si se van a hacer varios desplazamientos en un mismo año o una para un viaje puntual. Pero también, existen pólizas diseñadas para cubrir a un público más concreto como por ejemplo, los estudiantes, los que viajan por motivos de negocios o los que quieren entrar en el espacio Schengen. En este artículo vamos a explicar este último caso.

¿Qué es la zona Schengen?

El espacio Schengen es el formado por los países de la Unión Europea que decidieron crear un espacio común. Entre las medidas adoptadas por estos países se encuentra la de la supresión de las fronteras existentes entre ellos. Además, también se contemplan otras materias como la seguridad, la inmigración y la libre circulación de personas.

Las regiones que forman actualmente parte de este espacio son las siguientes: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza.

¿Cómo acceder al espacio Schengen?

Dependiendo de su país de procedencia, las personas que no pertenezcan a uno de los países de la Unión Europea, necesitarán estar en posesión de un visado para poder transitar por el espacio Schengen. El documento que se necesita para entrar en esta zona recibe el nombre de visado Schengen y se solicita en la embajada o consulado del país al que se vaya a viajar. En caso de visitar más de uno se solicitará en la del país en el que más tiempo se vaya a permanecer.

Ahora bien, para poder obtener un visado de este tipo es necesario tener en regla cierta documentación y estar en posesión de un seguro de Viaje Schengen.

El seguro Schengen, ¿qué cubre?

Este seguro ofrece cobertura dentro de todos los países del espacio Schengen. El periodo de cobertura, como pasa con el resto de pólizas de Viaje, se limita a la estancia del asegurado en dichos países. Es decir, si una persona va a estar 10 días en uno o varios de estos países, por ejemplo, España, Francia e Italia, tendrá que suscribir una póliza para ese periodo de tiempo (10 días).

Coberturas principales

Este tipo de póliza cuenta, principalmente, con las garantías de asistencia sanitaria, con un mínimo de 30.000 euros, asistencia sanitaria por accidente y repatriación al país de procedencia del asegurado. Y es que, las personas que no residan en la zona Schengen o procedan de alguno de los países exentos de portar un visado, tendrán que cumplir algunos requisitos. Algunos de ellos son acreditar que se está en posesión de una cobertura médica de, como mínimo 30.000 euros, así como de la de repatriación a su país de procedencia en caso de accidente o fallecimiento.

Reembolso de la prima

Una cobertura muy útil que puede llegar a incluir esta modalidad de seguros es la de reembolso en caso de denegación del visado. La contratación de una póliza es un paso necesario para poder obtener un visado Schengen. Ahora bien, acreditar que se está en posesión de una póliza no es el único requisito para poder acceder a esta visa. En caso de que se incumpla alguno de los otros, la expedición de la documentación será denegada.

Viajar asegurado

Contratar un seguro antes de iniciar un viaje es, salvo en casos excepcionales (como el de querer obtener un visado Schengen), voluntario. Ahora bien, el gran número de incidentes que pueden ocurrir cuando se hace un desplazamiento hace que contar con una póliza de estas características sea una opción a tener en cuenta.

La variedad de productos de estas características que existen en el mercado hace complicado decantarse por uno. Una de las mejores formas de contratar el seguro que más se adapta a un viaje y a una persona determinada es utilizar un comparador de seguros de Viaje como el de Rastreator.com. En apenas unos minutos se podrá tener una amplia oferta entre la que elegir aquel que más se adapta a cada perfil de usuario.

Enero 2016
COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje