Viajar a la India y las estafas

La India es un país maravilloso que aúna culturas y religiones. Viajar por libre a la India es una experiencia única, siempre, eso sí, bien informados y mentalizados del lugar que vamos a visitar, ya que en ocasiones sufriremos en nuestras propias carnes el terrible acoso del que es víctima turista. Estafadores, gente sin prejuicios a la hora de poner en práctica cualquier timo, pedigüeños, mendigos… Junto a la ignorancia o falta de cuidado del turista, hacen que nos sintamos embaucados en diversas situaciones.

El potencial turístico de este país se ve mermado por este problema, ya que lo de llevar el negocio hasta los límites más insospechados, les convierte (por supuesto en general, no en particular) en personas no fiables y esto a su vez conlleva una fama que no invita al posible visitante. Puede ocurrir que el taxista al que le das la dirección del hotel, que has pagado por adelantado, te lleve a otro lugar. En ese edificio una persona muy amable te dirá que tu hotel está completo, pero que no hay ningún problema. Entonces te llevan a otro y pasado un día o varios, tienes que abonar el tiempo que has permanecido allí, porque te han timado y en el hotel que habías contratado, tu habitación ha quedado vacía.

No tan habitual, pero está recogido en las guías, el truco del envenenamiento. Así de repente suena casi truculento, la verdad. Este consiste en que al cliente de un hotel le dan comida en mal estado. “Casualmente” hay una clínica cercana a la que le envían para que le atiendan… El resto ya se puede imaginar.

Cuidado con las compras. No hay que perder nunca de vista el objeto adquirido, hay referencias de que mientras lo empaquetan, te dan el cambiazo por otra cosa de menor valor.

También abundan las falsas Oficinas de Turismo, que en realidad son agencias que comisionan por todo. Hay que buscar en la ciudad en la que nos encontremos la “verdadera”, es decir, la gubernamental. Sólo hay una.

No está de más comprobar el precio de los billetes de trenes y autobuses antes de acceder a ellos, preguntando a alguien o mirando en el mismo billete. Es muy frecuente que te cobren el doble o el triple si no te fijas.

Antes de pedir una consumición también debemos preguntar el precio. De no hacerse así, aumentan considerablemente.

En la India no existen tiendas con precios fijos. El regateo es obligatorio. Hay que hacerlo con una sonrisa, y también es muy útil conocer unas cuantas palabras en hindú.

Si viajamos de una ciudad a otra en tren nocturno, es conveniente ponerse la mochila o bolsa de mano como almohada, y la grande, sujetarla con una cadena debajo del asiento. Nos ahorrará más de una pesadilla. Teniendo en cuenta estos y otros consejos que se puedan recopilar antes del viaje, habremos asegurado satisfactoriamente nuestro bolsillo, y en algún caso, nuestra salud. Y un buen seguro de viaje que reúna el máximo de garantías, es absolutamente necesario. A la hora de preparar el viaje, es el primer gasto que nos debemos plantear, y a poder ser, sin escatimar lo más mínimo. Seguro que nos alegramos de ello.

Buscad vuestro seguro de viaje en la página web de Rastreator, sin darle más vueltas, encontrareis un seguro a vuestra medida para este interesante viaje a la India.


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje