Viajes “embarazosos”

Estar embarazada no es un motivo en sí mismo para posponer un viaje, siempre que el embarazo no presente ninguna complicación. Viajar sin riesgo mientras se gesta una nueva vida en tu interior tan sólo requiere adoptar algunas medidas preventivas para que el viaje no se convierta en una aventura verdaderamente “embarazosa”. ¿Cuál es el mejor momento para viajar? ¿Qué medidas se deben adoptar?

A mediados del embarazo, es decir, en las semanas 14 y 28 es posiblemente el mejor momento para hacerlo, ya que las emergencias más comunes que ocurren durante el embarazo por lo general suceden durante el primer y el tercer trimestre. Por lo demás, a partir de la semana 28 puede resultar más difícil desplazarse. Por su parte, las recomendaciones para tener un viaje sin incidente alguno dependen en gran medida del transporte que vaya a usarse, si bien se recomienda elegir el medio más rápido y confortable. Con independencia de si se viaja en automóvil, autobús, tren, avión o barco, hay ciertas medidas que pueden garantizar la comodidad y seguridad.

Cuando el viaje se realice en automóvil, el cinturón de seguridad debe abrocharse bien abajo, alrededor del hueso pélvico. Por lo demás, no parece adecuado realizar un desplazamiento de más de cinco o seis horas y siempre deben programarse paradas frecuentes para moverse y estirar las piernas.

Cuando el viaje es en avión, el listado de medidas incluye reservar un asiento de pasillo si el trayecto es largo, de manera que sea más fácil ponerse de pie y caminar unos pasos, así como evitar el consumo de alimentos que produzcan gases. Debe tenerse en cuenta que el gas se expande cuando la presión del aire es más baja, como sucede en las cabinas de los aviones, lo cual puede ocasionar molestias.

Respecto al barco, sí nunca has realizado un crucero, evita programar tu primer viaje en crucero mientras estás embarazada. Si en todo caso decides subir a bordo, asegúrate de que haya personal sanitario a bordo del barco y de que las paradas programadas sean en lugares con instalaciones médicas modernas; por si acaso.

El embarazo no tiene por qué establecer límites a las posibilidades de viajar y disfrutar el tiempo libre. Pero, si se hace, no está de más seguir estos consejos y, por supuesto, hacerlo con el seguro de viaje que te garantice la protección más completa del mercado. En Rastreator puedes contratar tu póliza en unos minutos.


COMPARAR SEGUROS DE VIAJE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Viaje