Accidentes en la guardería

Cada vez hay más guarderías y la iniciativa privada tiene un protagonismo creciente en la apertura de este tipo de centros. Pero como todo lo que tenga relación con el entorno infantil, este quehacer profesional es delicado y requiere sus correspondientes seguros para tranquilidad de “emprendedores” y de padres. ¿Cuáles son las propuestas al respecto de las compañías aseguradoras? Se deben contratar las coberturas necesarias para solventar cualquier incidencia que se produjera en el local y, por supuesto, para tener soluciones frente a cualquier eventualidad relacionada con la estancia de los niños en la guardería o durante su traslado al centro, si éste corriera a cargo de su personal.

Las comunidades y ayuntamientos territoriales imponen diferentes exigencias en este sector y, por tanto, lo primero que debe hacerse es informarse sobre los requerimientos concretos de la localidad en cuestión. Pero, como para la apertura de cualquier negocio, se exigirá con toda probabilidad un seguro de responsabilidad civil y otro frente a accidentes de los niños, si es con cobertura médica mejor. Independientemente de esos dos seguros, y en función de que el local sea de alquiler o propiedad, se tendrá que contratar un seguro para el local y/o su contenido, que suele llevar incluida la Responsabilidad Civil de Explotación, que no debe confundirse con la Profesional. El coste oscilará en función del volumen de negocio previsto, pero la horquilla presupuestaria puede estar entre los 600-900 euros anuales.

El seguro de Responsabilidad Civil (RC) es probablemente el más importante que toda empresa debe tener. En el comparador de seguros Rastreator podemos obtener información acerca de las coberturas habituales en este tipo de pólizas. Nadie puede saber quién puede demandarnos, cuál va a ser el coste de defensa ni si eventualmente seremos condenados, pudiendo llegar a poner a la empresa en una situación de grave deterioro patrimonial. El objeto del seguro de RC es trasladar a la compañía de seguros el coste de defensa y, en su caso, de la cantidad a la que se condene al profesional por cualquier demanda de la que sea objeto, relacionada con un daño real sufrido por un tercero.

Las garantías contratables para la actividad que nos ocupa son dos. En primer término, una garantía básica o de explotación que garantice los gastos de defensa e indemnización por cualquier daño provocado. Por otro lado, debe suscribirse la llamada garantía patronal. Esta otra cubre la responsabilidad imputable a una empresa o patrono respecto de un accidente de trabajo de su personal o de personal de otras empresas subcontratadas.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida