Cómo mejorar, corriendo, mi esperanza de vida

Siempre se ha dicho que el deporte es bueno para la salud. Hoy día, incluso hay publicados trabajos científicos que ratifican la mayor esperanza de vida de las personas deportistas. Una o dos horas de carrera a la semana aumenta la esperanza de vida en 6,2 años en hombres y en 5,6 años en mujeres según el estudio Copenhagen City Heart elaborado por la Sociedad Europea de Cardiología y que recoge una investigación iniciada en 1976 que ha observado los comportamientos de 20.000 hombres y mujeres de entre 20 y 93 años.

Ahora bien, no es necesario demasiado esfuerzo para observar un claro beneficio. El dato curioso del estudio es que este beneficio en la longevidad se da en personas que realizan carreras moderadas, pero no en las que practican el ejercicio de forma exagerada. Actualmente se sabe que la práctica excesiva de actividad física actúa como pro-oxidante. Así pues, debe realizarse con moderación.

A corto plazo, la carrera moderada facilita la captación de oxígeno, aumenta la sensibilidad a la insulina, mejora los perfiles lipídicos, desciende la presión sanguínea, reduce la agregación plaquetaria y eleva la actividad fibrinolítica (cuya función es la descomposición normal de los coágulos). A largo plazo, es probable que la mayor longevidad sea debida a la suma de otros beneficios más concretos. El ejercicio moderado previene a largo plazo el desarrollo de trastornos durante la vejez, como la osteoporosis, y permite mantener un peso corporal adecuado, lo cual previene además de enfermedades que provocan una gran mortalidad, como las dolencias de corazón provocadas por la obesidad o la diabetes. La actividad física moderada, asimismo, fortalece el sistema inmunitario, al contrario de lo que ocurre con el ejercicio extremo, que produce el efecto contrario.

Pero no basta con realizar actividad física para incrementar nuestra esperanza de vida. Esta es una de las conclusiones a la que ha llegado otro estudio, en este caso publicado en Plos Medicine y realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) durante más de una década con 20.000 hombres y mujeres de entre 45 y 79 años. Según los autores, para un beneficio óptimo, hay que combinar el ejercicio con otras tres actividades: moderar la ingesta de alcohol, dejar de fumar y llevar una dieta rica en frutas y vegetales. Con ello podría alargarse la vida hasta 14 años. También dormir de forma adecuada puede ayudar a prevenir enfermedades a largo plazo. Y un hábito tan simple como lavarse los dientes es fundamental, puesto que la falta de higiene dental se relaciona con el desarrollo de periodontitis y esta, a su vez, con un mayor riesgo cardiovascular.

De la misma manera que es fundamental “curarse en salud” con todos estos aspectos de cuidado personal que comentamos, conviene estar preparados para ese momento del que nadie logra escapar desde que el hombre es hombre. La vida concluye para todos, y aunque no siempre lo hace de la misma forma ni a una edad similar, quienes han contratado una póliza de vida, al menos tienen garantizada una seguridad extra para quienes les sobrevivan. Ya sabes que a través de Rastreator puedes contratar tu seguro de vida en unos minutos.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida