Envejecimiento de la población, todo un reto

Según las previsiones de la Organización Mundial de la Salud, en 2050 casi la mitad de la población española (46%) tendrá más de 65 años. Será inevitable que con el incremento de la tercera edad las prestaciones sociales se vean recortadas porque la población activa habrá disminuido y no generará los recursos suficientes para atender a tantos mayores.

Hasta ahora la administración central, autonómica y municipal han venido ofreciendo una serie de prestaciones de tipo sanitarias, farmaceúticas, plazas de residencias para tercera edad, pensiones por discapacidades, ayudas a la dependencia, etc. Pero es facil concluir que estos servicios que ya se están viendo recortados se verán aún más limitados según siga disminuyendo la población activa, es decir, las personas que con su trabajo generan riqueza con la que se sostienen las políticas sociales.

Ante este panorama, es de sentido común pensar que cada familia tendrá que hacer un esfuerzo por prever sus necesidades futuras y garantizarlas con coberturas personales como planes de pensiones o seguros de vida, que serán más necesarios que nunca.

Debido al aumento de la esperanza de vida y a la disminución de la tasa de fecundidad, la proporción de personas mayores de 60 años está aumentando más rápidamente que cualquier otro grupo de edad en casi todos los países. El envejecimiento de la población puede considerarse un éxito de las políticas de salud pública y el desarrollo socioeconómico, pero también constituye un problema y un reto para la sociedad, que debe adaptarse sin renunciar a exigir las mejores condiciones de salud y de calidad de vida para los mayores.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida