Incorpore a su seguro de vida “rentas vitalicias”

¿Quién no desearía poder vivir de las rentas? Los mas afortunados, nacidos en el seno de familias solventes, pueden hacerlo siempre. Pero el común de los mortales también puede aprovecharse de lo que se ha hecho o conseguido en el pasado. Los seguros de rentas vitalicias se van popularizando como recurso que dosifica el ahorro de que se disponga en forma de rentas periódicas a partir de un determinado momento. La preocupación por complementar las pensiones de jubilación, en numerosos casos insuficientes para mantener el nivel de vida de sus titulares, convierte a estos últimos en cliente potencial de este producto. Pero interesa a colectivos muy dispares.

A quién interesa

Generalmente con los seguros de rentas vitalicias, podrán asegurarse todas las personas físicas con edades comprendidas, entre los 15 y los 85 años. No obstante, los clientes ideales del producto son los mayores de 50 años. De hecho, la fiscalidad es más atractiva cuanto mayor sea el asegurado. Otro tipo de cliente al que puede interesar este producto es a padres y tutores que quieran dejar parte de los recursos a los hijos de una forma tutelada a su fallecimiento. En este caso, interesa sobre todo a familias en las que los padres han tenido a sus hijos ya bastante mayores y quieren asegurarse de que tendrán unas rentas periódicas dosificadas y que no podrán gastarse el capital de forma descontrolada. Además, son interesantes en familias con algún discapacitado menor de edad. Los padres pueden contratar este producto para que, a su fallecimiento, su hijo disminuido disponga de unas rentas mensuales que le permitan hacer frente a sus necesidades.

En qué consiste

Se trata de una modalidad de los seguros de vida-ahorro por el cual la entidad aseguradora, a cambio de una prima única (es decir, el pago en una vez de una determinada cantidad de dinero), garantiza al asegurado una renta hasta su fallecimiento que puede ser mensual, trimestral… Este rédito incluye el pago de un interés atractivo, que en la actualidad supera el 3% anual. Además de ese capital regular, en la contratación del producto se puede solicitar también la cobertura por fallecimiento, es decir, la suscripción adicional de un seguro de vida. Es habitual hacerlo, de manera que cuando el asegurado fallece sus beneficiarios recibirán la prima única dispuesta más -o menos- un pequeño porcentaje (que puede ser de un 1 o un 2%, superior o inferior a la prima aportada). El que sea un porcentaje mayor o menor dependerá de cálculos técnicos que realizará la entidad.

Hay que precisar que en este tipo de productos, una vez que haya sido satisfecha la prima única, los asegurados podrán solicitar tanto rescates parciales como el rescate total, siempre y cuando se haya contratado la garantía de fallecimiento. No obstante, las aseguradoras suelen imponer elevadas penalizaciones cuando los titulares desean realizar rescates del dinero acumulado. En portales comparadores de seguros, como Rastreator, cualquiera puede hacerse una idea de la oferta en este sentido de las principales aseguradoras con presencia en España.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida