La compra inteligente de un seguro de vida

No te apresures al contratar un seguro de vida. El manual del suscriptor inteligente desaconseja tomar decisiones precipitadas y escoger una póliza basándose únicamente en el precio. Recuerda que lo barato sale caro. A fin de cuentas, estás comprando un producto. Como sucede en otras muchas parcelas de consumo: busca, compara y si encuentras algo mejor, cómpralo. Es importante el servicio que provee la aseguradora que se seleccione, como también lo son sus antecedentes y reputación. En Rastreator ponemos a tu disposición un comparador. Utilízalo.

Para realizar comparaciones eficaces debes observar algunas pautas. Primero de todo: asegúrate de que las pólizas que comparas ofrezcan niveles similares de cobertura. Una póliza que es sustancialmente más económica puede tener menos funciones o proveer un beneficio por muerte sustancialmente menor. Cuantas más características, opciones y beneficios añadidos incluya una póliza, más costará. En todo caso, no conviene olvidar que las pólizas más costosas dejan por lo general mayor comisión para la gente o corredor responsable del “trato”. No olvides que la póliza que es mejor para tu agente o corredor pudiera no ser la mejor para ti.

La forma de pago de la cantidad asegurada es otro punto que se debe revisar con precisión, pues no es lo mismo un pago único (entregar la cantidad total asegurada) que uno de fideicomiso (se realizan pagos fijos en formas parciales). Asimismo, debe ponerse atención en la posibilidad de modificar el nivel de protección según las necesidades concretas de cada momento.

Respecto a cuál es la mejor edad para contratar un seguro de vida, debes saber que las tarifas dependen principalmente de nosotros, los asegurados: nuestro estilo de vida, nuestra salud…y no solo de los años que se tienen. Por ello, intenta contratar tu póliza cuando goces de buena salud y de unos hábitos saludables. Si eres fumador, por ejemplo, la póliza se encarece. Respecto a este tema, también se ha de tener en cuenta que en el momento de contratar un seguro de vida, la compañía puede ofrecer al asegurado ciertos beneficios suplementarios o adicionales que pueden resultar convenientes aunque impliquen un coste extra, por encima de la prima del seguro principal.

Las Cláusulas adicionales más comunes son: de Accidentes (Indemnización por Muerte Accidental, Indemnización por Pérdidas Parciales por Accidente); de Invalidez (Total y Permanente, Exención del Pago de Primas por Invalidez Total y Permanente), Cláusulas de Salud (Transplantes, Intervenciones quirúrgicas / no quirúrgicas, Enfermedades Graves, SIDA, Alta Complejidad Médica, Prótesis, Hemodiálisis por Insuficiencia Renal Crónica Ambulatoria, Renta Diaria por Internación); Cláusulas Varias (de Cónyuges y de Cónyuges e Hijos, Hijo Póstumo, Desempleo).


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida