Mente serena, cuerpo sano

¿Qué pasa con nuestra salud cuando tenemos problemas? El sector asegurador da por hecho que muchos suscriptores de un seguro de vida aparentemente “sanos” pierden la salud, y finalmente la vida, como consecuencia de eventualidades vitales que acaban revelándose como insalvables. En verdad, “curarse en salud” es absolutamente necesario si se quieren cumplir muchos años. El principal enemigo a batir para ir sumando años en condiciones saludables es, con frecuencia, uno mismo. Vivir relajado/a y feliz, o mantener dosis elevadas de autocontrol en momentos de adversidad, prolonga la esperanza de vida. Mente serena, cuerpo sano. Esta sería la fórmula adecuada para afrontar los problemas que nos surgen diariamente.

Con todo y con esto, resulta conveniente tener siempre a mano recursos que nos pueden permitir mantener el equilibrio en aquellas ocasiones en las que todo, a nuestro alrededor, parece confabularse en nuestra contra. Mantenerse sereno cuando todo va bien es fácil, pero también es posible recuperar la serenidad rápidamente poniendo en práctica sencillos trucos que hemos resumido en Rastreator:

Actúa con rectitud. “Una conciencia tranquila nos hace serenos”, decía Lord Byron. En efecto, tener las ideas claras y actuar siempre en base a ellas es un buen método para relativizar y restar importancia a cuanto suceda a nuestro alrededor.

Resiste y adáptate. No te agobies con los obstáculos y los fracasos. Forman parte de la vida tal como es, así que encájalos de la mejor manera posible y sigue adelante.

Acepta a los demás tal como son. A la hora de relacionarte con las personas más próximas, procura ser más tolerante y objetivo.

Piensa en clave positiva. Evita, en todo momento, las actitudes negativas. Pensar que todo va a salir mal es como poner palos en las ruedas. Te impedirá avanzar y levantarte después de la caída.

No te refugios en la queja. Si no pasas por un buen momento, en lugar de replegarte sobre ti mismo y culpar a los demás de tu mala suerte, realiza un análisis objetivo de la situación y utiliza todos los recursos que tengas a tu alcance para superar la adversidad.

Tómate tu tiempo. Intenta vivir a un ritmo más lento y planificar cada día actividades estimulantes que te permitan desconectar del trabajo y los estudios.

Haz ejercicio físico. Si te encuentras alterado/a anímicamente, sal a la calle a dar un paseo y aprovecha para hacer un poco de gimnasia. De esta manera, lograrás liberar adrenalina y desconectar al instante.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida