No malgastar en la póliza del Seguro de Vida

Hablar de la conveniencia de estar cubierto por un buen seguro de vida para prevenir una eventual fatalidad que nos cubra ante una invalidez o deje cubiertas las necesidades más perentorias de nuestra familia es algo demasiado obvio que todo el mundo sabe muy bien y tiene muy claro. Pero lo que no está tan claro es que no solemos ser conscientes del susto, y disgusto, que nos podríamos llevar ante un caso de contratación de nuestro seguro de vida -el tipo de seguro más habitual en este tipo de casos- con la intermediación de un desaprensivo.

Por ejemplo, un caso de lo más clásico que no es infrecuente es aprovechar las prisas o caer en manos de agentes o mediadores imprudentes que te venden coberturas que no te hacen falta. El sistema empleado suele ser el de jugar con el factor miedo, ante el cual es más fácil que nos vendan un seguro con más coberturas, aún en el caso de no tener familiares u otras personas dependientes de nosotros. Y el truco suele consistir en que nos hablen mucho y rápido acelerando el proceso de venta para que no nos fijemos en la letra pequeña, o peor aún, proponiendo que firmemos en blanco para completar nuestros datos después y no entretenernos. Formalidad que puede resultar muy cara si es que topamos con un desaprensivo que nos haga firmar una autorización de cargo en nuestra cuenta bancaria por el importe de la prima y que nos haga pensar que estamos asegurados y tengamos que descubrir que no lo estamos cuando nos haga falta hacer uso de la póliza y esta resulte no estar en vigor, cosa que descubriremos desgraciadamente “in extremis” al habernos ocurrido un percance.

 

De la misma manera que deberemos desconfiar de la promesa de fantásticos beneficios, como la clásica carencia del plazo durante el cual disfrutaríamos supuestamente de las coberturas contratadas de forma gratuita mientras, por ejemplo, se tramita nuestra nueva póliza del seguro de vida en sustitución de la vieja debido a supuestos engorrosos trámites administrativos.

Por todo ello, es bueno que comencemos el proceso de contratación de nuestro seguro de vida a través de un prestigioso comparador de seguros en internet como es Rastreator, que nos brindará la oportunidad de comparar precios entre compañías aseguradoras muy consolidadas y que culminará, siempre, con la contratación de nuestro seguro ofreciéndonos mejores precios por la eliminación de intermediarios.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida