Pedagogía sobre el dinero: enseña a tus hijos buenas costumbres

Entre los principales colectivos contratantes de seguros de vida se cuentan, por millones, los padres preocupados por la solvencia de sus hijos el día que ellos falten. En efecto, muchos de los beneficiarios de las pólizas de vida vigentes en España son la prole de suscriptores de pólizas cuya edad y condición social es bien diversa. A todos ellos, cabría la posibilidad de preguntarles: ¿ha enseñado a sus hijos a manejarse con el dinero?

Desde Rastreator te presentamos una serie de lecciones básicas con las que puedes inculcar en tus hijos el verdadero valor del dinero, para que aprendan a usarlo con buen sentido en el día a día. Y es que el dinero –mucho o poco- se convierte en papel mojado en unas manos irresponsables.

En esto, como en todo, la pedagogía debe comenzar desde niños. Se creativo con tus hijos y usa cualquier cosa que tengas a mano para enseñarles este tipo de lecciones.

  • Dales dinero para que aprendan a organizar sus propios gastos: la cantidad debe estar relacionada con la edad y necesidades reales. Con el tiempo, sus hijos van a querer algo que cuesta más dinero que su “paga”. Esto presentará una oportunidad de ayudarles a aprender a manejar un presupuesto.
  • No les ocultes la situación financiera de la familia: a veces los padres creen que hablar a sus hijos de las finanzas de la familia es un error, pero lo cierto es que acaban creando una carga para ellos mismos porque sus hijos les piden cosas que están fuera del alcance del presupuesto familiar.
  • Ayúdales a sentir lo que es ganarse su propio dinero: cuando los niños logren establecer cierta relación entre trabajo y sueldo, entenderán el valor de trabajar y apreciarán cada euro que entra en casa. Como ejemplo, puedes hablarles de cuando tuvo que elegir porque no tenía para todo (como un hogar más grande en lugar de un coche nuevo).
  • Déjalos cometer errores: tarde o temprano sus hijos van a cometer errores con su dinero. Es importante advertirles de antemano acerca de los riesgos que pudieran estar cometiendo (como comprar un juguete barato que tal vez no dure mucho).
  • Ayúdales a comprar de una manera informada: hay ciertas decisiones que no son innatas, se aprenden, y con el dinero también pasa. Se aprende a comparar precios, a hacer un presupuesto, a usar tarjetas de débito, a estar al tanto de las ofertas o a decidir entre dos marcas.
  • Incentiva su capacidad de ahorro: puedes ayudar a tus hijos a aprender a ahorrar pagándoles un tipo de interés basado en el dinero que no gasten. Por ejemplo: por cada diez euros que ahorren a final del mes, puedes añadir uno o dos euros.

COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida