¿Por qué contratar un seguro de Vida?

Octubre de 2014

  • El seguro de Vida se pueda contratar en 2 modalidades, Vida Riesgo y Vida Ahorro.
  • No dejar desprotegida a la familia en caso de muerte es el principal motivo que lleva a una persona a contratar una póliza de Vida.

Tener o no tener seguro de Vida es lo que se replantean muchos españoles. ¿Compensa contar con este seguro o se trata sólo de un gasto más? Suscribir una póliza de Vida no es obligatorio pero sí algo recomendable, sobre todo, cuando se tiene la casa hipotecada, si se tienen hijos cursando estudios universitarios o si se quiere “blindar” a la familia si el día de mañana el asegurado fallece. Pero también se puede contratar un seguro de estas características con la finalidad de obtener una rentabilidad futura.

Todo ello hace que el seguro de Vida sea el encargado de proteger a más de 30 millones de españoles frente al fallecimiento y la invalidez, el que gestiona un ahorro de más de 197 millones de euros y el que indemnizó a 55.000 familias en 2013. Éstos son sólo algunos de los motivos que llevan a los usuarios a contratar un seguro de Vida.

¿De qué protege un seguro de Vida?

El seguro de Vida se puede contratar en 2 modalidades diferentes: Vida Ahorro o Vida Riesgo. La diferencia principal entre uno y otro es que mientras que el primero se activa cuando fallece el asegurado, el segundo lo hace cuando llega a su vencimiento. En el caso de que se quiera contar con las ventajas de las 2 modalidades se puede optar por suscribir un seguro de Vida Mixto.

En la actualidad, el % de los españoles cuenta con un seguro de Vida aunque sólo el 23% no se encuentra vinculado a una hipoteca o a un préstamo personal. ¿Qué lleva a estos usuarios a contratar voluntariamente este tipo de póliza?

Tras la muerte

Proteger a la familia tras el fallecimiento

Cubrir la muerte del asegurado es la cobertura básica de los seguros de Vida, cuya finalidad es proteger a sus hijos y/o cónyuge y reducir el impacto económico que se produce con la muerte del tomador sobre los suyos.

El seguro de Vida es esencial en los casos en los que la familia del asegurado depende económicamente de sus ingresos. De esta manera, si algún día falta, los beneficiaros recibirán una indemnización o una renta, previamente fijada, con el fin de compensar la falta o reducción de ingresos y amortiguar el impacto económico.

Accidente

La muerte natural es el supuesto que cubren todas las aseguradoras aunque hay algunas que incluyen también el fallecimiento en un accidente de tráfico. Además, también es posible asegurar un capital adicional por si se la muerte produce en cualquier tipo de accidente.

Proteger la hipoteca

En la actualidad, el 59% de las personas que cuentan con una vivienda en propiedad está pagando una hipoteca. En muchas ocasiones, las entidades bancarias ofrecen a sus clientes mejores condiciones en el préstamo si lo vinculan a un seguro de Vida y/u otros productos financieros. Suscribir este tipo de póliza al contratar una hipoteca no es obligatorio pero sí una de las razones por las que contar con ella.

Muchas personas optan por contratar una póliza de Vida para que si el día de mañana mueren y aún no han liquidado la última cuota de la hipoteca sea el seguro el que responda de los pagos y la familia quede libre de esta carga. Y es que, sólo en 2013 el seguro de Vida saldó 2.400 hipotecas.

Garantizar los estudios de los hijos

Pese a que en el mercado existen los seguros de Estudios como tal, muchas pólizas de Vida pueden incluir en su condicionado una cláusula que garantice la continuidad de los estudios de los hijos del asegurado en el caso de que éste fallezca. De este modo, los padres se aseguran que sus hijos no se van a ver en la necesidad de abandonar el centro en el que se encuentran matriculados debido a la imposibilidad de hacer frente a los pagos.

El motivo por el que un seguro de Vida o uno de Estudios, que pertenece al mismo ramo, sean los que garanticen la educación de los beneficiarios de un asegurado es porque esta cobertura se activa como consecuencia del fallecimiento de éstos.

Durante la vida

Pese a que la garantía básica de un seguro de Vida es la de cubrir el fallecimiento natural de una persona ésta se puede complementar con coberturas adicionales. Los usuarios pueden incluir en su póliza otras que les protejan en caso de invalidez, absoluta o permanente, o si sufren una enfermedad grave.

Invalidez

La cobertura de invalidez es una de las más habituales con la que complementan su seguro de Vida muchas personas. En muchas ocasiones, el afectado se ve imposibilitado para seguir desarrollando su actividad profesional. En estos casos es el seguro de Vida el que le facilita las cosas en el ámbito económico otorgándole una renta monetaria durante el periodo de tiempo que dure la cobertura.

Enfermedad grave

Otra de las posibilidades que ofrece un seguro de Vida es la de cubrir al asegurado si cae gravemente enfermo. Así, si le diagnostican cáncer, insuficiencia renal, infartos de miocardio o enfermedades de las arterias coronarias, entre otras, podrá solicitar a su compañía un anticipo de capital, de una parte o la totalidad.

El seguro de Vida, un salvavidas

Pese a que, en la actualidad, el 78% de los españoles considera a los seguros de Vida un producto complejo, con muchas cláusulas y letra pequeña son el salvavidas de muchas familias. Contar con una póliza de estas características es casi indispensable en los casos en que un hogar depende exclusivamente de los ingresos de uno sólo de sus miembros.

Rastreator.com te ayuda a encontrar el seguro de Vida con toda la protección que estás buscando para ti y tu familia. Sólo tienes que rellenar un sencillo cuestionario y en cuestión de segundos podrás elegir entre un gran número de ellos el que más te convenza. ¡Fácil, rápido y logrando ahorrar tiempo y dinero!


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida