Seguro de vida para que el negocio familiar no decaiga

Antes de emprender vuelo, nos explican cuál es el protocolo de seguridad; las pautas que nos permiten pensar que todo está bajo control. Ser empresario, manejar una empresa, comprende tantos riesgos como un viaje en avión. Sin embargo, la pervivencia de la empresa no siempre se planifica con todo el cuidado que merece. En efecto, pocas veces se activan mecanismos para blindar la sociedad a futuro.

Todas aquellas sociedades cuyo capital social comparten un puñado de socios se enfrentan a serios riesgos de disolución o, cuando menos, situaciones conflictivas, ante el fallecimiento prematuro de uno de sus asociados. Sucede especialmente si la sociedad es pequeña y familiar. Una solución adecuada puede venir de la mano de la cobertura de un seguro de vida. Es decir, contratar una póliza de vida para cada socio por el valor de su participación en la sociedad. De esta manera, como beneficiarios, los socios se obligan a comprar la parte del socio fallecido a sus herederos.

Los socios contarán con los fondos necesarios para adquirir a los herederos legales el valor de su participación en la sociedad. Se evitará tener la necesidad de incorporar nuevos socios, de tomar dinero de la compañía o de verse en la obligación de buscar fuentes de financiamiento externas. Así pues, se minimizarán los conflictos con los herederos legales, no se verá afectada la actividad habitual de la empresa y la familia del socio fallecido contará con la seguridad de recibir su parte en efectivo, por un valor justo y en forma. Comparadores de seguros como Rastreator permiten gestionar online la contratación de un seguro de vida en estos términos.

Esta posibilidad guarda una relación muy próxima con iniciativas sin implantación en España que, sin embargo, son bastante conocidas en Norteamérica y América Latina, como es la suscripción de un seguro societario por parte de la organización empresarial. Se trata de una modalidad de póliza muy extendida en EE.UU que contempla el resguardo de la sociedad, permitiendo hacer frente a situaciones como la muerte o incapacidad de alguno de los socios, situaciones que pueden generar múltiples inconvenientes e, incluso, cambiar definitivamente el rumbo de la empresa y conducirla hacia una dirección no deseada. Con el seguro societario, se logra apartar los activos de la empresa de las modificaciones societarias provocadas por alguno de estos hechos, aportando el monto correspondiente sin necesidad de producir erogaciones que repercutan en el desarrollo normal del negocio.


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida