Tus hijos y el seguro de vida

El repentino fallecimiento del padre o de la madre provoca, además de una tragedia familiar, un grave problema económico en muchos casos, con la consiguiente desprotección de los hijos. Y entonces es cuando la tragedia se convierte en catástrofe, teniendo en cuenta que los niños pequeños necesitan más recursos que los adolescentes.

Si el progenitor fallecido (no quiero ni pensar en el eventual fallecimiento de ambos padres) tenía su situación laboral en regla, será un alivio porque la Seguridad Social dotará al menor de una pensión de orfandad hasta los 22 años y una pensión al padre viudo; y por otra parte, la empresa o empleador debía tener obligatoriamente contratado un seguro de vida que cubra este evento por un capital que habitualmente no supera los 25 mil euros, capital que se puede complementar con productos como el que ofrece Reale, aunque los Convenios de Trabajo no suelen contemplar la edad del empleado ni el número de hijos que éste tenga, salvo en compañías como Mapfre, que aumenta el capital asegurado en un 20 por ciento por cada hijo.

El riesgo de que la indemnización se quede corta, aun cuando el seguro de la hipoteca haya amortizado las cuotas pendientes, se puede paliar con la contratación paralela de un seguro de vida siempre es una tranquilidad por lo que pueda ocurrir en el futuro, por lo que consultar un buen comparador de seguros como Rastreator siempre es una muy buena opción.

Gastamos en cosas superfluas cantidades de dinero muy superiores a lo que costaría la prima de un buen y generoso seguro de vida. ¿No es hora ya de planificar nuestros gastos?


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida