¿Qué seguro de Vida Ahorro contratar?

Durante los 9 primeros meses de 2015, el ahorro gestionado en seguros de Vida fue de 164.577 millones de euros, según datos publicados por Unespa. Estos datos demuestran que a la hora de sacarle una rentabilidad a los ahorros, son muchas las personas que se decantan por la contratación de un producto asegurador.

El seguro de Vida es uno de los más difíciles de entender para los españoles. De hecho, según un estudio elaborado por Aegon en 2014, el 78% considera complejos este tipo de póliza. En el caso concreto de los seguros de Vida Ahorro, una de las mayores dificultades con la que se encuentran los usuarios es con la de saber qué rentabilidad les ofrece cada uno de los productos del mercado.

Para ayudarles, el 14 de diciembre de 2015 entrará en vigor una orden ministerial aprobada hace justo un año que obliga a las aseguradoras a informar a los clientes del rendimiento financiero que obtendrán en un futuro si suscriben uno de estos seguros.

Pero, al margen de esta nueva norma que ayudará a los usuarios a comparar productos de ahorro, otro de los puntos que más les preocupa es qué tipo de seguro de Ahorro les conviene comparar. Para no equivocarse en su elección hay que tener en cuenta varias cosas, una de las más importantes es la de tener claro si se es más o menos propenso al riesgo. Para tenerlo claro, Rastreator ha elaborado esta guía para ayudarte a elegir el seguro de Ahorro que más te conviene.

¿Cuál es tu perfil de riesgo?

Los seguros de Ahorro son una de las opciones que tienes a tu alcance para sacarle rentabilidad al dinero que te sobra todos los meses.  En la mayoría de los productos esta rentabilidad está garantizada  y se va acumulando en la prima pagada. Además, otra de las cosas de las que puedes beneficiarte si confías tus ahorros a un seguro de estas características es de las ventajas fiscales.

Los motivos que te pueden llevar a contratar un producto de estas características son varios. Uno de los más habituales es el de recibir una renta adicional con la que completar la percibida tras la jubilación. Pero antes de decantarte por un seguro debes ser consciente de los riesgos que asumes, la rentabilidad que puedes obtener, el tiempo durante el cual no vas a poder disponer de tu dinero o el modo de recuperarlo.

¿Quieres una rentabilidad garantizada?

Sacarle rentabilidad a tus ahorros es, seguramente, una de los motivos principales que te empujan a contratar un seguro de Vida Ahorro. Ahora bien, existen algunos que garantizan una rentabilidad mientras que otros no te aseguran una ganancia mínima. Puedes elegir, principalmente, entre un Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo (SIALP), un (Plan Individual de Ahorro Sistemático) PIAS o un Plan de Previsión Asegurado (PPA).

Plan de Ahorro 5

El Plan Ahorro, también conocido como Plan de Ahorro a Largo Plazo, es un instrumento de ahorro que entró en vigor el pasado 1 de enero y que fue una de las novedades que introdujo la última reforma fiscal. Este cambio en la legislación modificó, además, aspectos relativos a los seguros de Vida Ahorro y a los Planes de Pensiones.

La última reforma fiscal introdujo el Plan Ahorro 5

La forma que tienes de contratar un Plan de Ahorro 5 es a través de Seguros Individuales de Vida a Largo Plazo (SIALP) o de una Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo (CIALP).

El SIALP es un seguro de Ahorro dirigido, sobre todo, a ahorradores conservadores que no quieren correr grandes riesgos. Por lo que, si te sientes identificado con este perfil de usuario, éste es el producto que más se puede adecuar a tus necesidades.

Además, aunque el interés que obtendrás no suele ser alto, si lo mantienes activo durante, al menos, 5 años y no realizas una aportación anual de más de 5.000 euros estarás exento de tributar por los rendimientos generados.

Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS)

Otra alternativa con la que cuentas, es la contratación de un Plan Individual de Ahorro Sistemático, más conocido como PIAS. Se trata de un seguro de Vida Ahorro a largo plazo que te permite hacer aportaciones puntuales o únicas y en el que el tomador, el asegurado y el beneficiario debes ser tú, es decir, la misma persona.

¿Quieres asumir el riesgo de tu inversión?

Ahora bien, si lo tuyo son las emociones fuertes y correr un mayor riesgo a cambio de una mayor rentabilidad, entonces, tu seguro de Ahorro ideal es el Unit Linked. A diferencia de lo que ocurre con el resto de seguros, como los SIALP o los PIAS, en los que la encargada de asumir el riesgo es la aseguradora, en los Unit Linked el que corre con el riesgo de la inversión eres tú.

Con los Unit Linked el riesgo de la inversión lo asume el asegurado

Si contratas un seguro de Vida de este tipo, la rentabilidad futura dependerá de las fluctuaciones que experimenten los fondos de inversión a los que has asociado tu inversión.

¿Adverso, neutral o amante del riesgo?

Ahora bien, dentro de los Unit Linked existen diferentes niveles en función del riesgo que estés dispuesto a soportar. Así, en función de tu perfil de riesgo y de la incertidumbre que estés dispuesto a asumir podrás asociar tu seguro de Vida a una u otra de las carteras ofertadas por la aseguradora.

¿Qué tipo de ahorrador eres?

Otro de las variables que puedes tener en cuenta a la hora de elegir uno u otro seguro de Vida es la del tipo de ahorrador que eres. Hay seguros que limitan las aportaciones máximas anuales, por lo que si eres una persona que controla mucho los gastos y consigue guardar una gran cantidad todos los años, lo tendrás que tener en cuenta.

Pequeño ahorrador

Si eres un pequeño inversor, el seguro diseñado para ti es el SIALP. La aportación máxima que podrás hacer a tu plan Ahorro 5 al año es de 5.000 euros, siempre y cuando quieras disfrutas de las ventajas fiscales que éstos aportan. Además, si te decantas por esta opción sólo podrás ser titular simultáneamente de uno sólo.

También puedes decantarte por un PIAS si tienes pensado hacer una aportación algo más elevada. Este producto te permite destinar hasta 8.000 euros anuales.

Mediano o gran ahorrador

Si deseas invertir una cantidad de dinero más elevada y quieres contratar un seguro de Vida en lugar de otros instrumentos financieros como un depósito, puedes optar por un Unit Linked. Aunque el riesgo es mayor, ya que lo soportas tú y no la aseguradora, la rentabilidad que puedes obtener es mayor. Además, puedes cambiar tu inversión todas las veces que desees sin tener que tributar por ello.

¿Cómo quieres disponer de tu dinero?

Antes de contratar un seguro, otra de las cosas a las que tienes que prestar atención es en cómo vas a poder recuperar tu dinero y los intereses generados.

En un Plan Ahorro 5, tanto lo invertido como sus intereses, sólo podrás recibirlo en forma de capital, es decir, que se te entregará todo el dinero de una vez cuando el plazo haya llegado a su vencimiento. En el caso de los PIAS, podrás recuperar el dinero en forma de capital pero, si lo deseas, también tienes la opción de recibir una renta vitalicia.

Seguros de Vida como mecanismo de ahorro

Existen distintos tipos seguros de Ahorro. La elección entre uno u otro dependen del tipo de ahorrador que se sea, del perfil de riesgo que se tenga o del momento en el que se quiera disponer de la aportación y sus intereses.

Pero el ramo de Vida ofrece otra posibilidad que es la de contratar un seguro de Vida Riesgo. En esta ocasión el objetivo no es sacar una rentabilidad al dinero del que se dispone sino la de proteger el futuro de los seres queridos en caso de fallecimiento.

Así, en caso de muerte del asegurado, la familia recibiría una indemnización monetaria que le ayude a continuar con el mismo nivel de ingresos o a hacer frente a grandes gastos. Rastreator.com cuenta con un comparador de seguros de Vida Riesgo que permite contratar el seguro que más se adapte a las necesidades y perfil de cada usuario.

Noviembre 2015
COMPARAR SEGUROS DE VIDA

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida