Tener o no tener seguro de vida

Tomar la decisión de contratar un seguro de vida puede ser difícil de hacer, porque al fin y al cabo es otro gasto más que añadir a los ya demasiados gastos cotidianos. Así que, si te estás preguntando si es o no una necesidad tenerlo sigue leyendo. Te detallamos a continuación algunos de los factores más importantes a tener en cuenta.

¿Quién debe obtener un seguro de vida?

En pocas palabras, si tienes obligaciones financieras que puedas dejar atrás en caso de fallecimiento como hipotecas o deudas existentes entonces sería interesante que te plantearas contratar un seguro de vida hipotecario. En el caso de tener cargas familiares existe la modalidad de seguro de vida riesgo, donde se puede elegir el capital a asegurar para cubrir todas las deudas existentes junto con el bienestar de los hijos y su futuro a largo plazo como cubrir el coste de los estudios hasta la Universidad.

Joven, libre y soltero/a

Si eres joven, soltero y sin ninguna obligación importante, tal vez no sea el momento adecuado para plantearse un seguro de vida todavía. Sin embargo, eso no quiere decir que los jóvenes deben pasar por alto un seguro de vida por completo. De hecho, cuanto más joven se obtenga un seguro de vida, lo más probable es que se pague menos por las primas durante la duración de la póliza, ya que las primas se relacionan con la salud del individuo junto con la esperanza de vida la cual es mayor cuanto más joven.

Formas sencillas de reducir las primas

Si estás considerando un seguro de vida, es importante tener en cuenta el capital que quieres garantizar, y que modalidad sería la más rentable para tus necesidades. Además de eso, hay algunos factores que podrían afectar la cantidad que se paga. Detallamos a continuación algunos consejos para poder mantener el coste de las primas de tu seguro de vida asequibles.

  • Ponerse y mantenerse en forma: sólo haciendo un poco de ejercicio extra puede hacer maravillas para su salud. Algunos estudios sugieren que realizar habitualmente ejercicios de “resistencia” como nadar, correr o caminar, pueden añadir hasta seis años a su expectativa de vida – que es algo más que buenas noticias para su bolsillo.
  • Dejar de fumar: las aseguradoras de vida utilizan un modelo muy sencillo para los fumadores, y si usted ha fumado tabaco en los últimos 12 meses, entonces usted es un fumador, lo que significa que su prima podría casi duplicarse al instante. Esto puede parecer duro si sólo fumamos algún cigarro ocasional, pero, en general, significa que cortar por completo el humo es la única manera de estar seguro de no pagar el precio.
  • Reduzca el consumo de bebidas alcohólicas: no necesariamente se tiene que renunciar por completo, pero reduciendo la cantidad de alcohol que se consume fácilmente podría tener un impacto en la cantidad que paga por un seguro de vida.
  • Busque y compare: actualmente con tanta oferta en el mercado, lo mejor es buscar y comparar seguros de vida para encontrar el que mejor se adapte a nuestras necesidades particulares.

COMPARAR SEGUROS DE VIDA

Rosa MartinezRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida