¿Y si soy celíaco y no lo sé?

La Enfermedad Celíaca (EC), o celiaquía, es la intolerancia permanente al gluten, proteína que se encuentra en cereales como el trigo, la cebada o el centeno. Afecta a 1 de cada 100 españoles, según datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos en España (FACE), y puede ser diagnosticada en cualquier etapa de la vida.

Uno de los motivos que puede llevar a mucha gente a decantarse por contratar un seguro de Vida es la preocupación por las posibles consecuencias que puede tener una enfermedad inesperada. Ahora bien, ¿puede convertirse la celiaquía en una enfermedad grave o incluso mortal?

¿En qué puede derivar la celiaquía?

El único tratamiento eficaz que existe para la celiaquía es el de llevar una dieta libre de gluten. Cumplir este requisito sería suficiente para que los síntomas desaparecieran y el intestino fuera recuperando las vellosidades que lo recubrían y habían sido dañadas por el consumo del gluten.

Ahora bien, no llevar a cabo una dieta sin gluten si se es celíaco puede provocar, con el paso del tiempo, enfermedades como osteoporosis, anemia, diabetes, tiroides o incluso cáncer de intestino. Además, está demostrado que la ingesta continuada de gluten, incluso en pequeñas cantidades, puede mantener la lesión intestinal.

¿Riesgos de mortalidad de la celiaquía?

En 2009, el Journal of the American Medical Association publicó un estudio del Hospital Universitario de Örebro, en Suecia, en el que se advertía de los peligros de no seguir una dieta sin gluten. Y es que, no tomarse en serio esta enfermedad aumenta los riesgos de mortalidad, sobre todo, como consecuencia de enfermedades cardiovasculares o cancerígenas.

Una de las conclusiones de ese trabajo fue “un aumento de mortalidad entre los afectados sin tratamiento”. Ahora bien, son los pacientes con menos síntomas asociados a la celiaquía los que más riesgo tienen de fallecer. Esto se debe a que como no han sido diagnosticados de celiaquía no saben que la padecen y, por tanto, no ponen los medios necesarios para sanarse, es decir, siguen consumiendo productos con gluten. Eso sí, el riesgo de mortalidad de las personas celíacas no es algo que debiera preocuparles, aunque la enfermedad debe tomarse en serio.

La importancia de los seguros de Vida

Pese a que la tasa de mortalidad como consecuencia de padecer celiaquía no es preocupante, siempre y cuando se siga el tratamiento indicado, no es una mala opción contar con un seguro de Vida que incluya la cobertura de adelanto de capital en caso de padecimiento de enfermedades graves en las que sí puede derivar la celiaquía, como podría ser el cáncer.

¿Cuándo es importante contratar un seguro de Vida?

Existe un gran número de enfermedades y/o patologías de extrema gravedad que pueden serte diagnosticadas en cualquier momento de tu vida. La primera que te puede venir a la cabeza y que está directamente relacionada con el mal desarrollo de la celiaquía es el cáncer, pero existen otros problemas como la insuficiencia renal, los infartos de miocardio o las enfermedades de las arterias coronarias.

Adelanto de capital

La mayoría de las compañías incluyen en sus seguros de Vida coberturas específicas para enfermedades como el cáncer, por ejemplo de mama o de próstata. Así, si te diagnostican algo grave podrás solicitar un anticipo de capital con el que hacer frente a los gastos derivados de su tratamiento.

Cobertura de fallecimiento

Pero donde realmente aparece el seguro de Vida como un salvavidas es tras la muerte del asegurado. Hay enfermedades cuya gravedad desencadena en el fallecimiento del enfermo. El seguro de Vida sería el instrumento idóneo con el que no dejar desprotegidos a los tuyos. Con él no sólo te aseguras de que tras tu fallecimiento ellos reciban el capital o la renta pactada, sino que también puede hacerse cargo de las cuotas hipotecarias pendientes e incluso de hacer frente a los estudios de los hijos.

Tranquilidad contratando un seguro de Vida

Aunque la celiaquía no es una de las enfermedades que más deban preocuparte, ni tampoco sus consecuencias, sí que existen otras muchas que suponen un riesgo para las personas que las sufren. Por eso, para evitar dejar desprotegida a tu familia y obtener ayuda económica en caso de invalidez, enfermedad grave o fallecimiento, una de las soluciones más idóneas es la contratación de un seguro de Vida.

Son muchas las ventajas que ofrecen, entre ellas la tranquilidad de saber que si algo malo te sucede no estás solo. La seguridad de recibir en caso de enfermedad grave, como un cáncer, un anticipo de capital con el que costearte el tratamiento o el tener la tranquilidad de que si tú faltas tu familia va a seguir manteniendo el mismo nivel económico es suficiente para contar con este producto.

Ahora bien, ¿cuál es el mejor seguro? La manera más fácil de encontrar el que más se adapta a ti es comparar antes de contratar. Las coberturas que incluyen o excluyen hacen que el precio de la prima varíe sustancialmente y que no te convenga ni el más caro ni el más barato. ¡Diseña el tuyo tratando de incluir las coberturas que necesites!


COMPARAR SEGUROS DE VIDA

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Seguros de Vida