El coche autónomo, la telemática y el Big Data marcarán el futuro del seguro del Automóvil, según Willis Towers Watson

  • Las primas del seguro de Coche subirán en 2016, aunque también lo hará la siniestralidad
  • El ratio combinado se situará entre el 102 y el 103%
  • Tendencias que marcarán el futuro del seguro de Auto: coche autónomo, telemática, economía compartida…

Las primas del seguro de Coche van a subir, y lo harán en torno a un 3 o un 4%. Sin embargo, este crecimiento no será suficiente para compensar el aumento de siniestralidad que marcará 2016, debido, entre otras cosas, al mayor número de matriculaciones. Por otro lado, el ratio combinado se situará entre el 102 y el 103%.

Éstas son algunas de las previsiones para este año que Manuel de la Rosa, P&C de la consultoría Willis Towers Watson ha expuesto en la charla “El futuro del seguro del Automóvil” en la Semana del Seguro 2016.

Además, Jesús Catalán, Princing & Product Management Leader de la consultora ha presentado los resultados de la encuesta sobre la evolución del seguro de Autos. Algunas de las conclusiones obtenidas son la previsión de una subida de las primas,  la utilización del Big Data, el interés en el consumidor o “customer centricity”, o las soluciones telemáticas.

Catalán también analizó las nuevas tendencias en el mundo de autos, que se prevé tengan más repercusión sobre el seguro, entre ellas el coche autónomo, la telemática y el Big Data o la economía compartida.

Coche sin conductor

Uno de los cambios más significativos por los que se verá afectado el seguro de Coche, será el vehículo autónomo o coche sin conductor. Según explicó Catalán, el 93% de los siniestros se producen por error humano. Partiendo de esta premisa, el coche autónomo reduciría en gran medida la siniestralidad, al eliminar precisamente el motivo principal de accidente.

La consecuencia directa de esto parece ser clara: reducción del precio de la prima. Ante tal situación, las aseguradoras deberán adaptar su modelo de negocio. Uno de los principales cambios vendrá dado por el propio escenario debido a la entrada en juego de varios implicados y responsables. Según señala Willis Towers Watson, la responsabilidad en caso de siniestro no recaería únicamente sobre el conductor o asegurado del vehículo, sino que habría muchos más implicados. Así, el riesgo asegurador se fraccionaría entre fabricantes de equipos y de software, proveedores de mapas, compañías de telecomunicaciones e incluso las infraestructuras.

En consecuencia, la prima del seguro también se repartiría entre dichos actores. Sin embargo, esto implicaría la creación de nuevos productos para cubrir las nuevas necesidades del seguro.

Con el coche autónomo se reducirá el precio de la prima y el riesgo asegurador se fragmentará

Telemática y Big Data

“Con la telemática todo el mundo gana”, ha señalado Jesús Catalán. Este sistema consiste en registrar tanto los recorridos, como el tipo de conducción que realiza un vehículo. Gracias a este tipo de tecnología, el asegurador dispone de mucha más información para tarificar mejor, identificar nichos o tener una mayor comunicación con el asegurado.

Por parte del asegurado, las principales ventajas son que paga una prima ajustada y correspondiente al tipo de conductor que es y, por otro lado, que le aporta servicios de valor añadido.

Y es que gracias al gran volumen de datos que puede aportar la telemática, se puede obtener información que permita acercarse a las necesidades del usuario. Con esto, según Towers Watson, las aseguradoras podrán ofrecer a los clientes servicios de utilidad como consejos o información que le ayude a reducir el riesgo en la conducción. Algunos de ellos pueden ser desde indicar los horarios en los que la conducción es más fluida, hasta los problemas internos que pueda tener su vehículo.

Pero además de las aseguradoras, en la actualidad existen otras fuentes de datos, como por ejemplo, las de monitorización ambiental. De esta forma, a través de cámaras o radares instalados en carreteras se puede obtener información como el número de coches que circulan sin seguro o los itinerarios de los conductores.

Con la telemática el asegurado paga una prima totalmente ajustada a su forma de conducir

Economía compartida

El concepto de movilidad ha cambiado en los últimos años. Ya no se reduce sólo al uso de transporte público o al de un vehículo personal. En la actualidad existen muchas opciones para desplazarse que, además, tienen como objetivo ahorrar costes. Según afirma Catalán, “aunque estas opciones de movilidad compartida antes eran nichos que se identificaban sobre todo, con el público joven, ahora se extienden mucho más allá”.

Uber está presente en 70 países, con 8 millones de usuarios. Blablacar, por su parte, ya ha sido usado sólo en España por 2,5 millones de personas. Además, cada vez cobra más protagonismo el alquiler del vehículos por horas para moverse por la ciudad (carsharing) o la creación de vías rápidas para motivar el uso compartido del vehículo, por ejemplo, el carril Bus-VAO.

Todas estas opciones suponen una reducción del uso personal del vehículo. Sin embargo, a la vez que esto sucede, vuelve a cobrar protagonismo la fragmentación del seguro al surgir nuevas necesidades que motivan la creación de nuevas coberturas y productos.

La economía compartida supone una reducción del uso personal del vehículo y un ahorro de costes para los particulares

Otras tendencias futuras

Otros aspectos analizados son los relativos a la distribución, que según se ha señalado ya no sólo está en manos de las aseguradoras, sino que podrían entrar en juego grandes proveedores tecnológicos como, por ejemplo, Amazon. Además, el Big Data abrirá otras posibilidades en la venta de seguros (bicicletas, smatphones…) y fragmentará el riesgo.

Por otro lado, la regulación tendrá que cambiar para adaptarse a varios aspectos. Algunos de ellos son los vehículos sin conductor, las vías rápidas para vehículos compartidos o la utilización de los datos de los usuarios, que ya no sólo están en manos de las aseguradoras.

Como conclusión, Jesús Catalán ha hablado de las amenazas más latentes para las aseguradoras. Destaca entre ellas, el cambio en la distribución. Si la actualidad ya pasa por una situación de multicanalidad con la existencia de comparadores o de bancaseguros, ahora también podrían sumarse como competidores los gigantes del comercio electrónico. Para hacer frente a ello ha hecho hincapié en la importancia de conocer al cliente (“customer centricity”), así como de liderar el proceso digital.

Marzo 2016
COMPARAR SEGUROS DE COCHE

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...