Semana del Seguro 2015: El coche del futuro… y del presente

Febrero de 2015

  • Luces inteligentes, sistemas de frenado automático e incluso conducción autónoma. La innovación está muy presente en el sector de la automoción.
  • Aumenta la seguridad y el confort, pero ¿cómo influye en el seguro?

Los seguros están directamente influenciados por las necesidades nacientes de los distintos usuarios. Desde hace unos años el sector se ve envuelto en una “interminable guerra de precios, de la que, según los expertos, ya se estaría vislumbrando la salida, aunque falta saber con exactitud hacia dónde.

Los precios suben, o bajan, según la compañía, pero lo que sí que está claro es que continúa ocupando casi la mitad del ramo de No Vida aunque el volumen de primas que registra decrezca tímidamente cada año que pasa.

Entre otros factores, los constantes cambios en el sector automovilístico tienen una repercusión directa en los seguros de Auto, y no sólo en sus coberturas, sino también en la prima que finalmente tiene que abonar el asegurado al contratar la póliza. Dada la importancia del sector del automóvil en la actividad aseguradora, la Semana del Seguro 2015 hizo un hueco a uno de los fabricantes que destacan por su innovación. De este modo, la jornada Análisis de la situación del seguro del Automóvil, de Towers Watson en la que expertos del sector analizaron la evolución del seguro de Coche durante 2014 y debatieron sobre las perspectivas para el año en curso, fue el escenario de presentación de las últimas novedades de BMW.

Innovación en el sector automovilístico

La constante innovación aplicada a los distintos vehículos fue uno de los temas tratados durante la jornada. Llegó de la mano de Leonardo Santamaría, jefe del departamento de Asistencia Técnica de BMW Group España, que definió la innovación de la marca del siguiente modo: “cuando los demás van nosotros estamos viniendo de allí”. Y es que, el concepto temporal de la innovación es muy importante.

La innovación en el sector del motor, como en la mayoría, tiene un coste inicial muy elevado, ya que la creación de nuevas tecnologías como el radar trasero o los faros de leed supone una gran inversión inicial. Con el tiempo los cambios se van estandarizando y con ello reduciendo su coste, pero la innovación se presenta como un factor diferencial en un sector en el que proteger a los ocupantes y cualquier componente del coche es la prioridad. Esto también tiene una incidencia directa en los seguros de Coche, ya que “la prima es el coste de la probabilidad media teórica de que haya un siniestro de una determinada clase”, señaló, y los daños personales y materiales intentan ser reducidos mediante nuevos métodos de seguridad y otros elementos.

Algunos de los conceptos innovadores de los que se habla desde hace un par de años es la denominada telemática. Que el coche esté constantemente conectado es una realidad hoy en día, pero aún le queda mucho camino. Para hacerse una idea, Santamaría afirma que algunos coches ya vienen con una tarjeta SIM telefónica incluida, pero que cuando esto se estandarice hará falta pasar de los números de teléfono de 9 dígitos a los 10 para así poder abarcar, además de los smartphones, los vehículos.

Los nuevos coches, más seguros y conectados

Algunos de los sistemas que se pueden encontrar actualmente en algunos vehículos es el de previsión ante colisión, que ayuda al conductor en los atascos frenando para mantener la distancia de frenado, y el asistente de cambio de carril. Muchos son elementos que mejoran la comodidad de los coches, pero otros, como éstos, lo que hacen es reducir el riesgo de sufrir un siniestro aumentando la seguridad al volante, por lo que se hace necesario “que esto se refleje en los seguros de Coche”. Otros sistemas destacados y que ilustran la innovación en seguridad son:

Luces autoadaptables inteligentes

Una de las novedades más recientes que se trató a lo largo de la jornada fueron las denominadas luces autoadaptables inteligentes. Con su instalación el usuario puede conducir con las luces de larga distancia sin deslumbrar a ningún conductor aunque en la carretera circulen otros vehículos. Esto se debe a que el propio coche, a través de una cámara, discrimina y crea sombras o apaga unas luces u otras para no molestar a otros. Estas luces no sólo mejoran la seguridad del conductor del propio vehículo, sino también la de los otros coches.

Su influencia en la siniestralidad podría ser positiva, sin embargo, aumenta la probabilidad de que se rompa alguno de los elementos de los faros, por lo que aún está por ver cómo afectará a la prima de su aseguración.

Llamada de emergencia, telemática

La llamada de emergencia integrada en el coche es otra de las innovaciones que se pueden encontrar en el mercado. Una tecnología que, según la normativa, ya debería estar en todos los coches nuevos pero que por retrasos en algunos fabricantes se ha atrasado a 2018. Con este sistema el conductor puede recibir ayuda de manera inmediata se encuentre donde se encuentre y en cualquier momento. En caso de accidente se realiza una llamada automática a emergencias con la información sobre la localización, el número de ocupantes, la velocidad, el nivel de gasolina y muchos otros datos. Una conexión que también puede realizarse de manera manual.

Estos sistemas de conexión de los vehículos ya están presentes en muchos coches, y algunas aseguradoras instalan dispositivos en los que aún no los tienen para así poder adecuar el precio del seguro de Coche al perfil de cada asegurado y a su conducción (los denominados Pay As You Drive).

Los materiales del coche

También está produciéndose un cambio en los materiales que se utilizan para la fabricación de los vehículos. Hace años el capó llegaba a la parte frontal del coche y con un pequeño golpe se podía descuadrar, pero ahora ocupa más superficie el paragolpes, reduciendo de este modo el coste de reparación tras un siniestro. Pero los cambios no se han quedado ahí. Vehículos como los de este fabricante incorporan paneles exteriores de termoplástico, un material que puede ser reciclado, es ligero, barato y flexible, por lo que tras un golpe leve puede volver a su posición inicial y no necesitar pasar por el taller. Además, sus reparaciones son más baratas que las de otros materiales.

Por otro lado, se está comenzando a usar fibra de carburo. Un material que se instala en la cabina del vehículo para proteger a sus ocupantes ya que al ser más ligero absorbe menos energía en caso de impacto y otorga más resistencia a un menor precio.

Lo que está por venir

Sin embargo, esos no son los únicos cambios que se podrán contemplar próximamente en el mercado de automóviles. Según indicó Santamaría, están en camino nuevas innovaciones que buscan mejorar no sólo el confort, sino también la seguridad. Entre ellos destaca el hecho de poder controlar la música, el manos libres u otros elementos a través de los gestos, algo que podrá verse próximamente en los vehículos de la marca, pero también los faros laser y la conducción autónoma.

Faros laser con mayor alcance

Pero las luces autoadaptables no serán la única novedad que se podrá ver próximamente, y que, de hecho, algunos vehículos ya incorporan. Las luces convencionales dejan paso a los faros laser como equipamiento opcional, eso sí, dado que toda innovación al principio tiene un precio elevado, su instalación en el vehículo cuesta más de 11.000 euros en el caso del BMW i8, lo que supone casi un 10% de su precio. Estas luces iluminan más lejos, llegando a un alcance de 600 metros en lugar de 300 como sus antecesoras. Además, son más precisos y ponentes que los convencionales.

Conducción autónoma

Otro de los puntos tratados, y el que podría generar más polémica en el mercado asegurador, fue el de la conducción autónoma. Y es que los elementos de seguridad pasiva (como el sistema de frenado para mantener la distancia de seguridad) aportan mucho al conductor, pero existen serias dudas de cómo podría ser la conducción autónoma. “La parte legal es infranqueable, aunque la técnica ya se pueda”, indicó al respecto, y es que surge la gran incógnita: ¿si mientras el vehículo circula solo produce un siniestro, de quién es la responsabilidad? Por ahora el primer paso parece que lo dará BMW, que a finales de año prevé lanzar un sistema para que el coche se aparque sólo, sin que el usuario esté en su interior, y después irá a buscar al conductor sin intervención humana.

Por su parte, los sistemas de frenado automáticos están presentes en el 2% de los vehículos, según Ramón Nadal, director técnico de Seguros Generales en Caser, y en 2015 podrían estar en el 10%, lo que significará un ahorro de costes materiales de 70 millones de euros y 104 millones en daños personales, pero también de vidas.

La innovación en el seguro de Coche

Toda tecnología es bienvenida, y las mejoras en seguridad y confort pueden ser inmensas, sin embargo, su reflejo en los seguros de Coche comienza a aplicarse. Algunas compañías ya tienen en cuenta todas estas cuestiones en la prima para poder dotar a cada perfil concreto de la que le corresponde de manera personalizada. Sin embargo, tendrán que ir adaptándose constantemente al incremento de la innovación en el sector automovilístico.

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...