Semana del Seguro 2015: La póliza electrónica y el fin del pap

Marzo de 2015

 

  • El papel en la contratación de un seguro encarece el proceso y lo dificulta.
  • Es posible suscribir una póliza legalmente sin la firma convencional a través de las pólizas digitales.

 

 

El sector asegurador está en constante cambio. Poco a poco se van creando nuevos productos, se añaden coberturas a las pólizas y se digitaliza la comunicación , pero también la contratación. “La digitalización es un hecho y no podemos quedarnos fuera, estamos en un momento de gran cambio”, afirmó Ines Besada responsable de Desarrollo de Negocio de Seguros de Tecnocom en la jornada organizada por su compañía en el marco de la Semana del Seguro 2015 .

La necesidad de adaptarse a un cliente cada vez más tecnológico es imperiosa. Y es que, según los expertos invitados a la jornada La póliza electrónica: cómo multiplicar los canales de contratación y comunicación, eliminando por completo el papel, con plena validez jurídica y seguridad legal, las nuevas tecnologías son una gran oportunidad.

Permiten ofrecer nuevos servicios a cambio de una inversión moderada. Por ejemplo, las aplicaciones móviles de las aseguradoras están cada vez más extendidas, pero no son las únicas innovaciones. Promociones con pulseras que detectan las pulsaciones y miden la actividad física del asegurado, así como la introducción de la firma digital para las innovaciones quirúrgicas son algunas de ellas. Pero la tecnología va más allá y ya comienza a aparecer incluso en el proceso de contratación. Por eso, el tema de la jornada fueron las prácticas que se están llevando a cabo en España y Latinoamérica para lograr que el papel desaparezca por completo de los procesos de contratación y de comunicación.

El fin del papel en los seguros

Los avances tecnológicos permiten mejorar la relación entre los asegurados y sus compañías, pero también suprimir el papel del proceso de contratación. El hecho de utilizar un soporte impreso cuando se suscribe una póliza es caro, poco ágil e inseguro, y es que la impresión, digitalización, captura de datos y su custodia son “peajes” que se deben pagar por usar papel. Eliminar el papel del proceso de contratación permitiría abrir nuevos canales que agilizarían y abaratarían los procesos mientras mantienen su validez jurídica y seguridad legal.

En relación a las nuevas tecnologías, Inés Besada señaló que “la herramienta no es un fin en sí mismo, sino un medio para conseguir el fin que se marca la empresa”, por lo que cada compañía determinará qué estrategia seguir para aprovechar la oportunidad.

La póliza electrónica

Tras aumentar la concienciación del uso de la tecnología y que cada vez hay más nativos digitales a los que les molesta desplazarse para hacer gestiones, una parte importante de las aseguradoras están iniciando, o lo han hecho en 2014, proyectos de contratación y comunicación tecnológica.

Según Juan Carlos Llerena, director de Desarrollo de Negocio de Seguros en Tecnocom, el objetivo es el fin del papel en los procesos, porque “es un lastre para el futuro”. Sin embargo, para hacerlo es necesario encontrar una solución que pueda ser utilizada en todos los canales de venta (online , call center…) y que garantice la entrega de la póliza al cliente y que después pueda disponer de ella, es decir, que esté custodiada. Y lo más importante, “que todo esto tenga valor legal”.

Para que la contratación sin papel sea legal es necesario, según Llerena, poder vincular a la persona con el contenido de la póliza, el momento, los medios y la intención. Es decir, que hay que poder probar que el usuario aceptó la contratación, y mejor si se especifica también cuándo y dónde. Actualmente existen muchos niveles de seguridad, desde la firma electrónica común hasta una avanzada, pero también se pueden utilizar emails o mensajes de texto certificados, notificaciones fehacientes y otros métodos.

El método con el que se hará dependerá de la propia aseguradora, pero también del cliente concreto y del seguro que desea contratar. Y es que, aunque en términos generales la póliza digital busca simplificar los procesos, si un usuario es ya cliente o no, por qué canal contrata y qué tipo de seguro desea suscribir son claves para elegir las medidas de seguridad de la póliza digital.

Por otro lado, también hay varios modos de garantizar la custodia de la póliza. La legislación indica que ésta debe estar a disposición del cliente en un soporte duradero, pero las aseguradoras pueden cumplir esta premisa a través de la custodia online, la certificación de contenidos y de procesos de firma, así como a través de un depósito notarial o con la custodia de un tercero de confianza.

Tecnocom, compañía anfitriona de la jornada, es una de las empresas que ayuda a sus clientes a eliminar el papel, y ya ha aplicado la póliza electrónica con validez legal en empresas de España y Latinoamérica.

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...