Asegurar la caldera, ¿es obligatorio?

  • La caldera hay que revisarla cada 2 años y la instalación de gas cada 5 años
  • Las comercializadoras suelen ofrecer a sus clientes un servicio o seguro de mantenimiento

En España, casi la mitad de las casas se calientan con gas natural, frente al 33,6% que lo hace con butano, el 11,1% que utiliza gasóleo y el 2,5% que usa propano. Sólo un 3,3% de las viviendas tiene instalado un sistema de calefacción eléctrica.

Pese a que poner la calefacción no es barato, el gasto energético puede variar en función del clima y del tipo de calefacción que se tenga instalada. Así, según indica el último Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el gasto medio de los hogares españoles que tienen contratado gas natural ronda los 40,1 euros al mes.

Para controlar el gasto es importante que el usuario elija la opción más acertada y la que más le convenga. Una de las opciones, y la más extendida entre los hogares españoles, es la calefacción de gas natural.

Revisión sí, seguro no

El deber de contratar un seguro para la caldera o el gas es una duda que tienen muchas personas. Pues bien, por ley, la única obligación que existe es la de la realización periódica de inspecciones, tanto de la instalación del gas como de la caldera.

¿Cuándo revisar la caldera?

Una caldera en mal estado puede ser un peligro por eso es esencial cumplir la legislación que regula su revisión así como la inspección de la instalación del gas. El texto exige que la instalación del gas se inspeccione como máximo, una vez cada 5 años. La única excepción es en el País Vasco, Comunidad Autónoma en la que la revisión debe hacerse cada 4 años. En cuanto a la caldera, la legislación rebaja a 2 años el tiempo máximo que debe pasar entre una revisión y otra.

Una exhaustiva vigilancia y un adecuado mantenimiento de la caldera y de la instalación evitarían o reducirían la probabilidad de que se produjeran fugas de gas, una mala combustión de la caldera o accidentes más graves como la explosión de ésta.

La revisión de la caldera de gas debe hacerse cada 2 años y la de la instalación cada 5

¿Quién se encarga de la revisión?

El consumidor está obligado a revisar su caldera de gas cada 2 años. Hay varias formas de hacerlo. Por un lado, puede ponerse en contacto con un profesional independiente o bien, contratar el servicio de mantenimiento que ofrecen a sus clientes la mayoría de las comercializadoras o los propios fabricantes de calderas.

Otra de las inspecciones que también debe realizar un usuario cada 5 años es la de la instalación del gas. En esa ocasión, es la propia distribuidora la que se pone en contacto con los consumidores para comprobar que se está cumpliendo lo que exige la ley. El usuario no puede negarse a que un técnico enviado por la compañía realice la inspección pertinente de la instalación y además, deberá hacerse cargo también del pago de ésta, que le será cobrado en la siguiente factura de gas.

La inspección del gas la pagará el consumidor en la siguiente factura de gas

Contratar la tarifa más adecuada

Ahorrar en la factura del gas es algo que se proponen muchos españoles, pero no todos lo consiguen. Acertar con la tarifa es un factor muy importante. Para ello es necesario comparar las diferentes ofertas que hay en el mercado.

Rastreator.com pone a disposición de los usuarios un comparador de tarifas  de energía con el que podrán ahorrar todos los meses.

Mayo 2016


COMPARAR TARIFAS DE ENERGÍA

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Tarifas de Energía