Pagar por producir electricidad, el impuesto al autoconsumo

Es una de las medidas más polémicas de esta legislatura, tanto que algunos medios la bautizaron con un polémico y descriptivo nombre: el “impuesto al sol”. Esta y otras polémicas regulaciones se encuentran dentro del Real Decreto 900/2015, aprobado el pasado 9 de octubre de 2015.

El Gobierno argumenta que el paquete de medidas servirá para ayudar a fomentar el autoconsumo eléctrico, pero la mayor parte de los consumidores no están de acuerdo. El resto de los grupos parlamentarios votaron en contra, ya que consideran que perjudica gravemente a todos los que han optado por instalar algún sistema de producción propia de energía, especialmente placas solares.

Toda la oposición, la CNMC, ecologistas, consumidores y empresas de renovables están en contra

A la norma también se opone la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los sindicatos, las organizaciones ecologistas, las asociaciones de consumidores y las empresas de renovables. Este rechazo de casi todos los actores principales (excepto el propio Gobierno y las empresas eléctricas) se basa en una serie de puntos polémicos como la negativa al balance neto, el gravamen a las baterías y los peajes obligatorios por enchufarse a la red.

Negativa al balance neto

Con este Decreto se niega la posibilidad de obtener una de las peticiones más demandadas por los autoconsumidores: el balance neto. Este sistema ya está presente en las regulaciones legales de países como Alemania, Portugal, Dinamarca, Australia o el Estado de California en los Estados Unidos.

El balance neto permite que los usuarios con paneles solares viertan energía a la red en los momentos de mayor producción, generalmente en las horas centrales del día, ya que en ese momento no son capaces de consumir toda la electricidad que producen. A cambio, pueden recuperar esta misma energía de otros productores en las horas en las que su producción no es capaz de abastecerles, en el caso de los usuarios de placas solares, generalmente por la noche.

Con el Real Decreto 900/2015, la mayor parte de los propietarios de placas solares no podrán cobrar nada por la energía que viertan a la red salvo que se den de alta en el Registro Mercantil como empresa, algo que no será rentable para casi nadie que haya instalado alguno de estos equipos.

Gravamen a las baterías

Además de no permitir el balance neto, la nueva regulación tampoco facilita la instalación de baterías que podrían acumular buena parte de la energía no consumida en las horas centrales del día para poder utilizarse después. A pesar de que en otras legislaciones favorecen su utilización (de nuevo Alemania subvenciona el 30% de su precio), en España no sólo no se va a facilitar su llegada, sino que la nueva regulación le pone trabas.

La regulación pone trabas a la compra de baterías

El Real Decreto prevé gravar la compra e instalación de estos dispositivos con cantidades que hagan muy poco interesante su instalación, aunque dio marcha atrás después de presentar el borrador del documento, en el que directamente se prohibía su instalación.

El peaje de respaldo

Otro de los puntos más polémicos ha sido el llamado “peaje de respaldo“, que finalmente ha cambiado de nombre y se ha desglosado en 2 conceptos distintos: el pago por acceso a las redes de distribución y transporte, y un cargo asociado al resto de los costes del sistema.

En la práctica significa que los productores de energía que quieran seguir conectados a la red eléctrica tendrán que hacerlo en las mismas condiciones que el resto de los usuarios, pagando los costes de toda la red, así como el resto de costes de mantenimiento del sistema, como el déficit de tarifa, costes de los sistemas extrapeninsulares e irónicamente, los incentivos a las renovables.

Pero además tendrán que pagar también una tasa específica para los que tengan placas solares pero quieran seguir enchufados a la red, algo que reduce todavía más la rentabilidad de instalar los dispositivos de generación. Según la Unión Española Fotovoltaica (Unef), un consumidor particular que instale placas tardará, con esta nueva regulación, unos 31 años en rentabilizar la inversión.

Multas millonarias para las placas ilegales

Los que pretendan conectar sus placas sin tener en cuenta estas regulaciones se enfrentan a multas de hasta 60 millones de euros, que además tendrán carácter retroactivo. Se trata de sanciones superiores a las que tendría que enfrentar una central nuclear que sufriera un escape radioactivo, según afirma la Unef.

Comparar tarifas de luz y gas

Independientemente de que tipo de instalación de autoconsumo se elija, el usuario que se enchufe a la red eléctrica tendrá que elegir alguna tarifa de comercialización entre las múltiples opciones que se encuentran en el mercado desde su liberación.

Elegir la tarifa adecuada puede significar un ahorro importante a tener en cuenta. El comparador de tarifas de energía de Rastreator.com es una herramienta muy útil para elegir el plan que mejor se adapta a cada hogar, ya que permite ver varias opciones y encontrar la adecuada de manera fácil y rápida.
COMPARAR TARIFAS DE ENERGÍA

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Tarifas de Energía