Guía para comparar tarifas eléctricas

Cómo elegir la tarifa eléctrica adecuada

Comparar tarifas eléctricas cada vez es más importante. Cambiando de suministrador podemos llegar a ahorrar mucho dinero al año pero muchas veces no sabemos qué tenemos que tener en cuenta cuando comparamos tarifas. Uno de los factores clave para ahorrar en nuestra factura mensual es conocer las distintas modalidades de tarifas de electricidad que tenemos disponibles en el mercado liberalizado y elegir la más adecuada para nuestro suministro. Rastreator te explica a continuación qué hay que tener en cuenta para elegir la tarifa eléctrica adecuada.

Los dos factores a tener en cuenta cuando comparamos tarifas eléctricas son potencia y horarios de consumo.

Elegir la potencia contratada

El primer paso para elegir la tarifa eléctrica que más se ajusta a nuestro consumo de electricidad es elegir la potencia contratada del punto de suministro.

No existe una regla universal para elegir la potencia contratada. La decisión depende del tamaño de nuestra vivienda, los equipos que tenemos conectados y el uso que hacemos de los mismos, el número de personas viviendo en la casa, etc.

Elegir potencia contratada: Rango de Potencia

El rango de potencia de nuestra vivienda es el que define el rango de tarifas que podemos elegir por lo que un buen punto de partida es saber si la potencia contratada que necesitamos es menor o mayor de 10 kW.

  • Si la potencia es menor de 10 kW, las tarifas que tendríamos que comparar son las 2.0 (con tarifa nocturna o no).
  • Si la potencia es igual o mayor de 10 kW, las tarifas a comparar son las 2.1 (con discriminación horaria o no) o la 3.0.

¿Cómo calcular el rango de potencia?

  • Sin calefacción eléctrica: Si en nuestra vivienda no tenemos calefacción eléctrica, ni una instalación que consuma mucho de forma puntual como una piscina climatizada o un ascensor, por lo general necesitaremos una potencia contratada inferior a 10 kW.
  • Con calefacción eléctrica o acumuladores de energía: En este caso seguramente dependa del tamaño de la vivienda: entre 6 y 9 kW para viviendas pequeñas o medianas y entre 10 y 14 kW para viviendas más grandes o equipos de acumulación con baja eficiencia energética. Si además tenemos ascensor, piscina climatizada o alguna instalación de alto consumo, posiblemente tengamos que contratar más de 15 kW.
  • Alta actividad eléctrica: Edificios de oficinas, naves o locales con alta actividad eléctrica como climatización o un proceso de fabricación o industrial es probable que necesiten contratar más de 15kw.

Elegir potencia contratada: Valor exacto

Una vez seleccionado el rango de potencia, tendremos que elegir el valor exacto en función de los valores normalizados disponibles, y de los equipos que normalmente enchufemos en casa. Para elegir el valor exacto, lo mejor es pedir asesoramiento a la Comercializadora con la que queramos contratar la luz, aunque hay algunos órdenes de magnitud:

  • Valor exacto para pisos, locales o viviendas unifamiliares pequeñas o medianas. Valores típicos entre 2 y 5 kW de potencia contratada. Los valores superiores de este rango, como por ejemplo 4,4 kW, son más recomendables si tenemos algún aparato de aire acondicionado, calefacción, horno o vitrocerámica que conectamos normalmente.
  • Valor exacto para pisos, locales o viviendas unifamiliares grandes o de varios pisos. Valores típicos entre 5 y 7kW de potencia contratada, habitualmente 5,5 kW y 6,6 kW (considerando equipos de aire acondicionado).

Límites para contratar potencia

Es importante destacar que nunca podremos contratar más potencia de la autorizada en el Boletín Eléctrico de la Instalación. El instalador electricista que ha realizado nuestra acometida (o en su defecto el promotor o vendedor de la vivienda) debe entregarnos un documento firmado y validado por la Comunidad Autónoma correspondiente en el que indique el límite técnico y legal de potencia eléctrica que podemos contratar.

Elegir horario de consumo

Si ya sabemos la potencia que necesitamos en nuestro contrato eléctrico es hora de elegir qué horario de consumo nos conviene. Un punto clave para ahorrar en la factura de la luz es determinar si nos conviene un único período de facturación o si queremos que incluya algún tipo de discriminación horaria.

Horarios para potencia contratada menor de 10 kW

Si para nuestra vivienda sabemos que necesitamos una potencia contratada menor de 10 kW, únicamente podremos comparar las siguientes tarifas:

  • Tarifa 2.0A, que tiene un único precio para nuestro consumo en kilovatio-hora durante las 24 horas del día.
  • Tarifa 2.0 DHA, que tiene un precio mayor en las horas “Punta” y un precio menor en las horas “Valle”.

Horarios para potencia contratada entre 10 kW y 15kW

En cuanto a contratos eléctricos donde se requiera una potencia contratada mayor de 10 kW pero menor a 15 kW, las tarifas eléctricas a comparar serán elegir entre:

  • Tarifa 2.1 A, sin discriminación horaria
  • Tarifa 2.1 DHA, con discriminación horaria (horas “Valle” y horas “Punta”)

El criterio de selección será el mismo que en el caso anterior: si tengo un consumo alto en las horas “Valle”, por calefacción eléctrica o similar, elegiremos la “tarifa nocturna”, la tarifa con discriminación horaria 2.1 DHA. Si por el contrario esto no es así, no compensará el alto precio de la tarifa con discriminación horaria en el horario “Punta”, y nos permitirá ahorrar más el elegir la tarifa 2.1 A, del mismo precio las 24 horas del día.

Horarios para potencia contratada mayor de 15kW

Si necesitamos contratar 15 kW o más, nuestra única opción es elegir la tarifa 3.0 A. Existen tarifas superiores de alta tensión para grandes edificios de oficinas, industrias, fábricas o similar pero si realizas la comparación de tarifas para una vivienda o local no necesitas una tarifa de alta tensión.

¿Cambiar o no cambiar a tarifa nocturna?

Las tarifas con discriminación horaria, o tarifas nocturnas pueden ser una buena opción para ahorrar según nuestros hábitos de consumo eléctrico. Si estás considerando elegir una tarifa nocturna (2.0 DHA o 2.1 DHA) analiza los horarios en los que sueles consumir electricidad

La tarifa nocturna se recomienda para viviendas o locales con calefacción eléctrica o acumuladores de calor. Si en nuestra vivienda o local tenemos mucho consumo en las horas denominadas “Valle”, claramente nos compensará contratar la “tarifa nocturna”. Al incluir discriminación horaria podrás ahorrar mucho en la factura de la luz durante las horas de noche donde funciona la calefacción. El ahorro será mayor si normalmente no estamos en casa durante las horas diurnas. Sin embargo, con la tarifa nocturna hay que controlar muy bien nuestros hábitos de consumo durante el fin de semana, para no encender en la medida de lo posible los electrodomésticos como hornos, vitro, lavadoras, etc. en las horas denominadas “Punta”, donde el precio es mayor que el de la tarifa estándar 2.0A.

Para una vivienda normal sin calefacción de gas no suele ser recomendable la tarifa nocturna, por lo que te recomendamos comparar tarifas eléctricas estándar 2.0 A o 2.1.A, con un único precio durante las 24 horas del día.


COMPARAR TARIFAS DE ENERGÍA

Luciana BlascoRastreator.com


Seguro que te interesa...

Más información sobre Tarifas de Energía