El precio de la luz sube otro 0,2%

5 de febrero de 2014

Después de que el pasado diciembre se fijara la subida de la luz en un 2,3% para este año, el Ministerio de Industria ha aprobado una subida adicional en el recibo de la luz, en esta ocasión de un 0,2%. Así consta en una resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del día 1 de febrero que revisa el coste de la producción de energía eléctrica.

Con esta nueva disposición el precio del kW de potencia contratada ha pasado de los 2,97 euros mensuales fijados desde agosto de 2013 a 3,50 euros mensuales. Por su parte, la energía consumida pasa de los 0,133295 euros por kWh establecidos en el mes de enero a 0,124107 euros, una tarifa similar a la establecida el pasado agosto que luego fue subida un 6,6% en sólo 5 meses.

Según indica Expansión, esta subida se debe a que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha tardado un mes en publicar las nuevas tarifas debido a una serie de errores del borrador, por lo que durante enero no se aplicó ninguna y ahora es necesario compensarlo en febrero y marzo.

Recibo de la luz

Con esta nueva tarifa se comienza a aplicar parte de la reforma energética, pasando a costar más el término fijo que la energía consumida. Así, la parte fija del recibo de la luz sube de precio, según el Gobierno, para que “no se penalice a los consumidores que más consumen, como se venía haciendo los últimos años”. En enero de 2013 el 35% de la factura era fijo, por el peaje eléctrico, mientras que el 65% era variable y reflejaba el consumo real de los hogares. Desde ahora, la parte de la factura de la luz que refleja la energía consumida pasa a suponer sólo un 40% del total, mientras que el 60% restante se abona en concepto del término fijo de la potencia que cada hogar tiene contratada.

La factura eléctrica ¿bajó?

Según afirman, esto no supone un incremento de la factura, “sino una transferencia entre consumidores eléctricos a favor de aquellos que más consumen, especialmente las familias con hijos”. Asimismo, indican que estos cambios ya empiezan a tener impacto, y en 2013 la factura de un consumidor medio bajó un 0,9% y la de las familias con 2 hijos un 3,1%, mientras que para las segundas residencias subió un 3,4%.

Sin embargo, las asociaciones de consumidores comienzan a alertar de que desincentivan el ahorro de energía y penalizan también a las primeras viviendas con una potencia contratada elevada. FACUA-Consumidores en Acción denuncia que un usuario medio tiene una potencia contratada de 4,4 y que consume mensualmente 366 kWh pasará a pagar 77,38 euros al mes, “lo mismo que abonaba con las tarifas vigentes entre octubre y diciembre del año pasado”. Mientras que si tiene la misma energía contratada pero consume menos (250 kWh), pagará 59,07 euros, “lo mismo que con las tarifas fijadas para enero y 0,95 euros más al mes que con las publicadas en octubre de 2013”.


COMPARAR TARIFAS DE ENERGÍA

Rastreator Rastreator.com