La permanencia llega al contrato de la luz

13 de febrero de 2014

Como si de un contrato de teléfono móvil se tratara, el compromiso de permanencia se implantará también en el contrato de la luz. Así lo recoge el borrador del Real Decreto-Ley con el que está trabajando el gobierno y al que han tenido acceso varios medios.

El nuevo sistema de fijación de precios de la luz cambiará la estructura actual a partir de abril, mes en el que, tal y como avanzó Alberto Nadal, secretario de Estado de Energía, desaparecerán las subastas eléctricas.

El modelo que sustituirá al actual, basado en la celebración trimestral de una subasta Cesur, establecerá que el precio de la factura que pague cada hogar variará en función de la cotización diaria de la electricidad en el mercado mayorista, conocido como pool.

Tarifa plana de Luz

La fijación del precio atendiendo a su cotización diaria haría que éste fuera muy volátil, por lo el consumidor viviría en la incertidumbre de no saber a cuánto va a ascender su factura eléctrica a final de mes. Por ello, el Gobierno obligará a las compañías a ofrecer a sus clientes una tarifa plana de luz.

Antes del 1 de mayo, deben permitir a los clientes que quieran evitar esta volatilidad de precios, acogerse a un precio fijo anual y comunicarles la cuantía a éstos.

Penalización al cliente

Ahora bien, los consumidores que se decanten por una oferta de tarifa plana en el precio de la luz deberán permanecer en la misma compañía eléctrica durante todo un año. En el caso de que el usuario quiera cambiarse a otra empresa que ofrezca unos precios más bajos, su suministradora del servicio podrá penalizarle económicamente.

El borrador especifica que si el cliente quisiera romper el contrato “las penalizaciones máximas por rescisión de contrato, cuando ésta cause daños al suministrador, no podrán exceder del 5% del precio del contrato por la energía estimada pendiente de suministro”.


COMPARAR TARIFAS DE ENERGÍA

María TorralboRastreator.com