Alternativas a no tener internet en casa

  • Actualmente hay 14.028.075 hogares españoles con banda ancha según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia
  • Existen varias alternativas a la conexión de banda ancha en el hogar, como pueden ser las tarifas con muchos datos en el móvil compartidos a través del tethering, un router 4G o internet por satélite

En los últimos años las conexiones a internet en el hogar han crecido a un ritmo imparable hasta llegar a situarse en 14.028.075, según el último informe publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Sin embargo, hoy en día aún hay algunos lugares a los que o bien no llega la banda ancha o simplemente, los habitantes de la casa prefieren tener otras alternativas a las líneas de fijo + fibra + móvil habituales.

Y es que, aunque parezca que la única opción para estar conectado a la red pasa por una conexión clásica, no hay nada más lejos de la realidad. Existen diferentes opciones que, si bien es cierto no son lo más común, sí pueden ser lo más cómodo a la hora de conectarse a internet cuando se busca prescindir de una línea de teléfono fijo.

Tarifa móvil con muchos datos

Para poder optar por esta alternativa, en primer lugar hay que tener claro un concepto imprescindible en este caso: el tethering. Es la palabra que da nombre a la posibilidad de compartir la conexión a Internet desde un terminal móvil a otros dispositivos como teléfonos, tablets y ordenadores. Si a esto se añade una tarifa con una gran cantidad de datos, la posibilidad de prescindir de línea fija es más factible. Esta tecnología, unida a las nuevas tarifas móviles con más datos ofrecidas cada vez con mayor frecuencia por los operadores, hacen de este sistema una alternativa real a la línea fija.

Así las cosas, bastaría con encontrar una tarifa móvil que se ajuste al consumo que el usuario pretende realizar mensualmente y tener un terminal que pueda compartir la red para que así se pueda utilizar desde diferentes dispositivos. Esto es algo que en la actualidad es bastante fácil puesto que la mayoría de los smartphones del mercado tienen tethering y, a día de hoy, existen tarifas que pueden alcanzar los 25GB al mes.

4G en casa

Otra de las opciones pasa por tener un router 4G en casa. De esta forma, el usuario dispondría de una conexión de alta velocidad, pero siempre a través de la red móvil. En cuanto a la estabilidad y la velocidad suelen ser bastante similares a las ofrecidas por la fibra óptica. Sin embargo, recibir la señal por cobertura móvil puede tener inconvenientes. Aunque en las grandes ciudades, por lo general, no suele presentar problemas, al hablar de poblaciones pequeñas el panorama cambia bastante. Y es que aunque parezca imposible, a día de hoy son muchas los lugares de España que carecen de cobertura móvil.

Así que el usuario que se decante por esta opción debe tener muy en cuenta el nivel de red que hay en su domicilio puesto que va a ser muy importante a la hora de determinar el buen funcionamiento del servicio.

Wifi pública

Aunque es la opción que menor nivel de privacidad presenta, cada vez es más común encontrar acceso a Internet en comercios, estaciones de transporte público, bares y restaurantes. Incluso algunos ayuntamientos han desplegado una red wifi por su localidad para que tanto los turistas como los propios vecinos puedan hacer uso gratuito de la misma.

No hay que olvidar que en este tipo de conexiones la privacidad suele ser escasa, al igual que la velocidad. Y es que al haber muchas las personas conectadas a una misma red, es difícil que todas puedan navegar a máxima potencia, por lo que lo más habitual es que sean lentas y que presenten caídas frecuentes.

WiMax e Internet por satélite

Las conexiones como WiMax, que funciona gracias a la transmisión de datos por ondas de radio, o aquellas que se realizan por satélite, son opciones a tener en cuenta en zonas rurales a las que no llega ni el cableado de los operadores de telefonía ni la cobertura móvil que permita tener un router 4G. Lo cierto es que son opciones muy poco extendidas en nuestro país, pero es importante no olvidar que a día de hoy siguen siendo 2 alternativas más.

Tarifas sin teléfono fijo

Si lo único que busca el cliente es no tener que contratar una línea de fijo, bien porque no le da uso o porque simplemente no quiere tenerla, en la actualidad algunos operadores de telefonía han empezado a ofrecer este producto. Y es que dado que muchos usuarios quieren prescindir de la línea fija por el poco uso que se le da, ahora es más fácil encontrar este tipo de producto que hace unos años. Eso sí, no está de más recordar que por carecer de fijo la tarifa no va a ser más barata. Además, la operadora cobrará igualmente el coste de mantenimiento de la línea.

Encontrar el mejor producto

Antes de decidir por qué producto decantarse, lo más óptimo es realizar una comparativa de las diferentes tarifas que hay actualmente en el mercado. Para ello, el comparador de telefonía de Rastreator.com es una herramienta muy útil ya que con solo unos cuantos clics ofrece al usuario los productos que mejor se adaptan a lo que está buscando, así como sus precios y demás características.

Agosto  de 2017


COMPARAR TARIFAS DE INTERNET Y MÓVIL