Del SMS a las tarifas con mensajes gratis

  • Aplicaciones como Whatsapp, Line, Telegram o Skype permiten enviar mensajes gratis entre sus usuarios.
  • Los servicios de mensajería instantánea se utilizarán durante el año 2014 más del doble que los SMS, unos 50.000 millones de mensajes al día frente a 21.000 millones.

Desde que el 3 de diciembre de 1992 se mandara el primer mensaje de texto han pasado más de 2 décadas y muchos cambios. El primer SMS que se envío fue una felicitación navideña desde un ordenador en Reino Unido a un teléfono móvil. Hasta un año después no se creó el primer dispositivo con capacidad de enviarlos y tuvieron que pasar 6 años más para que se pudieran enviar entre distintas compañías telefónicas.

Sin embargo hasta 2004 este método de comunicación no comenzó a popularizarse. Desde entonces las cifras subieron como la espuma, pero actualmente los datos indican que el SMS ha abandonado su reinado frente a los servicios de mensajería instantánea desde el móvil, como Line o Whatsapp, que permiten enviar mensajes gratis. Para hacernos una idea, el 31 de diciembre de 2013 Whatsapp gestionó más de 54.000 millones de mensajes, lo que equivale a una media de 626.000 mensajes por segundo.

El mensaje de texto o SMS

El Short Message Service, o como comúnmente se le conoce, SMS, es un método para mandar mensajes de texto cortos entre dispositivos móviles. Una opción de menos de 160 caracteres, o 70 si incluyes alguno especial, que se estableció como alternativa popular a la llamada de voz. A diferencia de las llamadas, los mensajes no requieren una conexión en tiempo real, porque se pueden almacenar y se reciben cuando el destinatario tenga el teléfono encendido o con cobertura.

Se popularizaron porque se trataba de una comunicación rápida y práctica con un precio inferior al que tenía una llamada desde el móvil, por lo que tuvo gran aceptación entre los jóvenes, que llegaron a enviar una media de 133 mensajes por semana. Además, los mensajes no sólo servían para comunicarse con palabras, también se utilizaban para realizar descargas de tonos o imágenes, participar en sorteos o votar en concursos, aunque en menor medida.

En la actualidad todos los usos del SMS han disminuido, y aunque muchos programas solicitan la participación de la audiencia a través de SMS la mayoría de los mensajes de texto que reciben los usuarios tiene contenido publicitario relacionado con tiendas, transporte, entidades bancarias y otras empresas.

Un nuevo lenguaje abreviado para SMS

El límite de caracteres si no se quiere enviar más de 1 mensaje hizo que se creara una nueva forma de escribir “ahorrando” letras, un nuevo lenguaje que ganó admiradores pero también detractores. Para poder escribir más, el “por” pasó a ser “x”, “tampoco” se convirtió en “tp” e “igual” en “=”.

Actualmente este lenguaje abreviado sigue teniendo su espacio en muchos dispositivos móviles, ya que aunque ahora no se recortan las palabras para ahorrar espacio se hace para escribir más rápido. Aunque muchos dispositivos móviles cuentan ya con métodos de escritura que hacen más sencillo escribir adecuadamente de manera rápida.

En el máximo boom de este nuevo lenguaje fueron varios los estudiosos del idioma castellano que argumentaban que esta escritura afectaba al orden y a la esencia textual y dañaba la sintaxis y ortografía del lenguaje.

Las personas que utilizan estas abreviaturas son en su mayoría jóvenes que dicen que lo hacen por escribir con menos letras, no porque no sepan escribir adecuadamente. Esto queda reafirmado por un estudio reciente del Centro Nacional de Investigaciones Científicas, CNRS, que ha concluido que la redacción de SMS utilizando contracciones de las palabras no empeora la ortografía de los adolescentes. El informe indica que “la práctica de los SMS no tiene influencia en la ortografía de los estudiantes”, es precisamente “su nivel en ortografía el que determina el tipo de faltas presentes en los mensajes.

MMS

Tras el SMS llegó el MMS, el servicio de mensajería multimedia que permitía enviar contenido más allá del texto. Ya no hacía falta describir lo bonito que era un paisaje y acompañarlo con un emoticono, con estos mensajes se podía enviar una foto del paisaje.

Del SMS a las apps de mensajería instantánea gratuita

Los mensajes de texto y los multimedia ocuparon un hueco que estaba vacío, pero poco a poco han ido dejando paso a otros servicios como los de mensajería instantánea. Enviar unas frases o una foto es posible con métodos menos costosos como el correo electrónico o las redes sociales, pero también a través de aplicaciones móviles como Whatsapp, Line, Telegram o Skype, entre otras.

España fue uno de los países europeos donde antes se empezó a notar la penetración de los smartphones y de las tarifas planas, que jugaban en contra de los SMS. Los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Compatencia, CNMC, indican que en el año 2004 se enviaron 8.636,05 millones de mensajes en el país, pero no sería hasta unos años después cuando se alcanzara el punto álgido.

El año en el que más SMS se enviaron en España fue el 2007, con 9.538,44 millones. Sin embargo, a partir de ese momento comenzaría su caída, un descenso que aún no ha concluido. Durante el año 2008 fueron 8.940,65 millones, pero en el año 2012, último del que se tienen datos completos, fueron 5.610,50 millones. De 2013 sólo existen datos hasta el penúltimo trimestre, y hasta entonces habían sido menos de 3 millones los enviados, por lo que es muy posible que el cómputo anual sea bastante inferior al de su precedente.

Con los MMS ha sucedido lo mismo, durante el año 2004 se enviaron más de 62 millones de mensajes multimedia, cifra que se cuadruplicó en 2007, cuando se registró, también, la más alta de MMS. Al igual que con el SMS el descenso de estos mensajes también comenzó su caída en el 2008, llegando en 2012 a los 94,47 millones. Sin embargo este decrecimiento no ha llegado a tener tanta fuerza porque en el momento de más tráfico se enviaban 35 SMS por cada MMS y en el de menos 59.

Resisten en otros países

Esta tendencia no es la que están registrando todos los países de la Unión Europea. Dinamarca y Noruega son 2 de los que también están notando caídas interanuales, pero han comenzado a hacerlo en 2011 y 2010, respectivamente. Sin embargo, el caso de Francia es llamativo, ya que en 2011 se enviaron en el país 147.200 millones de SMS, una cifra que nunca llegó a alcanzarse en España y que supuso un 42% más que en el 2010, continuando con el crecimiento, que hasta entonces había ido del 60 al 80%.

Aplicaciones de mensajes gratis

Las aplicaciones más utilizadas en España para el envío de mensajes gratuitos son Whatsapp, Line y Viber. Los mensajes que se envían cada día a través de las aplicaciones superan con creces a los SMS. Un claro ejemplo de ello es Whatsapp. Este servicio superó su propio récord la pasada Navidad con 54.000 millones de mensajes el día 31 de diciembre, pero ya lo había hecho en junio de 2013 con el envío en 24 horas de 27 millones de mensajes. El record hasta entonces estaba en los 18.000 millones, y antes de eso, en agosto de 2012 en 10.000 millones. Cifras que reflejan un crecimiento de más del 100% cada año. Teniendo en cuenta que 1.000 millones son más de 41 millones de mensajes por hora, 694.444 por minuto o 11.574 por segundo, las cifras del SMS y del MMS quedan muy lejos.

Bajan las tarifas móviles y los ingresos por SMS

Ha disminuido el número de SMS y MMS que se envían, pero al mismo tiempo también lo ha hecho el ingreso medio de las compañías por mensaje, que pasó de los 13,27 céntimos en el tercer trimestre del 2011 a 11,94 céntimos el mensaje en el mismo periodo un año después.

Esto es consecuencia de que los operadores se han lanzado a la rebaja de sus tarifas, que según los datos de la CNMC disminuyeron su precio en un 32% en 4 años. Lejos quedan los 7,8 billones de mensajes que se enviaron en 2011 en todo el mundo, ahora muchos de los que se envían es porque están dentro de tarifas con mensajes gratis. Cada vez son más las que dentro de sus contratos incluyen 50 mensajes mensuales gratis, 100, o incluso mensajes ilimitados.

Según indica el Informe del Consumo de los Hogares del segundo semestre de 2012 de la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones, CMT, “la evolución del servicio de mensajería tradicional se ha visto seriamente afectado por la proliferación de app de mensajería“. Estiman que un 23% de los usuarios de telefonía móvil utiliza habitualmente este tipo de servicios, también denominados Over The Top, OTT.

Las compañías son conscientes del descenso de los ingresos por SMS, pero se abren para ellos nuevos mercados, porque para poder utilizar apps de mensajería gratuita como Facebook o Whatsapp es necesario tener una tarifa de datos y un smartphone. Y es que para poder enviar mensajes a través de estas aplicaciones es necesario tener una conexión a internet, ya sea mediante wifi o internet móvil.

Aumenta el uso de internet móvil

El nuevo modo de enviar mensajes gratis hace que el número de usuarios que contrata banda ancha móvil crezca cada año. Las conexiones de banda ancha móvil crecen un 40% de media anual, según el informe anual Medición de la sociedad de la información 2013, de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT. Este aumento equivale a unos 2.100 millones de abonados nuevos a internet móvil cada año, “casi el 50% de todos los habitantes del mundo disponen ahora de una cobertura de red móvil”.

Este servicio se ha convertido en el principal motor de crecimiento del sector. En el año 2012 casi 25 millones de usuarios accedían de forma activa a internet desde el móvil. Los datos del Instituto Nacional de Estadística, INE, indican que en el año 2013 el 47,2% de los hogares tenían conexión a internet desde un dispositivo móvil y en los últimos 3 meses 7 de cada 10 españoles declara haber utilizado alguno para acceder a internet fuera de la vivienda o el trabajo. El más utilizado es el móvil, mencionado por el 63,2% de los usuarios de internet.

El futuro de los SMS frente a los mensajes gratis con apps

La lenta agonía del SMS a manos de las aplicaciones de mensajería parece que va a continuar. El informe Predicciones 2014 de Deloitte indica que el servicio de Mensajería Instantánea Móvil, MIM, se utilizará durante el año 2014 más del doble que los SMS, unos 50.000 millones de mensajes al día frente a 21.000. Sin embargo, el sistema tradicional generará más de 100.000 millones de dólares en el mundo, 50 veces más que el total de MIM. Esta tendencia, según afirman los consultores, continuará así hasta 2017, aunque no será homogénea en todos los mercados.

Otra de sus conclusiones es que el sistema de SMS aún cuenta con mayor relevancia “al estar disponible en prácticamente todos los teléfonos móviles“, mientras que la MIM requiere un smartphone con una tarifa de datos o conexión wifi. Aun así, “España es uno de los países con mayor penetración de los servicios de mensajería instantánea móvil”.

Las tarifas móviles con mensajes gratis

Enviar mensajes gratis, sin restricciones y de una manera sencilla gana terreno. La llegada de los datos al móvil y los nuevos smartphones han propiciado la llegada de un nuevo servicio que, parece, ha venido para quedarse. La desventaja es que se requiere tener la misma app que la persona con la que requieres hablar y que algunas tienen un coste, pero pequeño comparado con la mensajería tradicional.

Las compañías telefónicas se están adaptando a las nuevas necesidades de los usuarios ofreciendo cada vez más datos y disminuyendo el precio de los mensajes. De hecho, muchas tarifas móviles ya incluyen mensajes gratis. Quieras la tarifa que quieras, para hablar, para mandar SMS y MMS o bien con muchos datos para poder disfrutar de las aplicaciones que te ofrecen mensajes gratis con internet, Rastreator.com te ayuda a encontrar la mejor. Entra y compara cuál es la tarifa telefónica que más se adapta a tus necesidades y comunícate como más te apetezca. Eso sí, te decantes por una u otra forma de enviar mensajes, las caritas sonrientes que nacieron con los SMS puedes seguir utilizándolas.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...