Roaming: servicio de itinerancia móvil

Abril de 2014

  • El roaming es el servicio que permite a los usuarios tener operativa la línea de móvil cuando viajan a un país extranjero.
  • Con el roaming los usuarios asumen los costes de las llamadas que realizan y reciben.

El teléfono móvil se ha convertido en un objeto indispensable para millones de personas. En España 9 de cada 10 ciudadanos mayores de 15 años tienen uno según la encuesta Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares publicada hace unos meses por el Instituto Nacional de Estadística, INE. La dependencia es tal que en 2013 los españoles destinaron a la compra de estos dispositivos 1.150 millones de euros, el doble que en 2012.

Lejos quedan los días en los que el móvil era sólo para llamar y enviar SMS. La realidad es que mientras el gasto en estos servicios ha disminuido, el que proviene de la conexión a internet ha aumentado. De hecho, datos recientes afirman que el 84% de los jóvenes españoles de entre 16 y 35 años utiliza el móvil para conectase a internet.

Queda demostrado que el uso que se le da al teléfono es intensivo, pero esto cambia cuando se viaja al extranjero. Una encuesta realizada hace unos meses a 28.000 ciudadanos de la Unión Europea señala que el 28% de los usuarios apaga su teléfono cuando viaja a otro país, más de la mitad no utiliza internet y en torno al 30% no realiza llamadas. Este cambio radical en el comportamiento de los ciudadanos se debe al elevado precio que tienen las tarifas de itinerancia móvil, el famoso roaming.

¿Qué es el roaming?

La itinerancia móvil, conocida popularmente como roaming, término inglés, es el servicio que permite a un usuario tener operativa la línea móvil cuando sale de su país. Con el roaming es posible utilizar el teléfono a través de la red de comunicaciones de una empresa del país extranjero.

De esta manera, aunque una persona esté fuera de las fronteras de su país podrá realizar y recibir llamadas, usar aplicaciones que requieren del uso de datos como Whatsapp o Facebook, navegar por internet y enviar y recibir SMS y MMS. Para ello, será necesario que el teléfono sea compatible con el servicio de roaming, algo que permite la gran mayoría a excepción de los más antiguos o más simples que sólo permiten la itinerancia con 2G.

Gastos adicionales del servicio de itinerancia

El roaming permite una comunicación inmediata entre personas que se encuentren en países distintos, pero no suele ser barato. El usuario que se encuentre fuera de su país deberá pagar las llamadas que realice pero también las que reciba, a no ser que se acoja a un plan específico. Esto último se debe a que el que está llamándole no tiene por qué saber que se encuentra en el extranjero.

Esa regla, por el contrario, no se aplica a los SMS. Se tendrán que pagar los que se envíen pero no los que se reciban. En cuanto a los MMS, hay compañías que sólo cobran los enviados mientras que existen algunas, las menos, que también facturan por los mensajes multimedia recibidos.

Por tanto, tener contratado un plan de llamadas y/o una tarifa de internet no exime de la obligación de pagar por los servicios que se utilicen fuera de las fronteras del país de origen ya que al desplazarse a un país extranjero el operador va a aplicar una tarifa de roaming.

Además, el precio de ésta no dependerá de la compañía a la que se conecten los usuarios sino del país en el que se encuentre. Eso sí, los costes de las tarifas de roaming suelen variar de unas compañías a otras.

¿Cómo funciona el roaming?

El roaming se suele activar automáticamente, aunque dependiendo de la línea será necesario solicitar a la compañía el alta de este servicio. Para los usuarios que viajan por primera vez con una línea determinada de móvil se recomienda que consulten antes de marcharse si tienen la itinerancia activa En cuanto a la manera de usar el móvil en el extranjero, es prácticamente la misma que en el propio país aunque varía levemente en función del operador. Hay algunas compañías que permiten al usuario realizar llamadas y mensajes como si estuviera en su propio país, pero hay otras que exigen añadir el prefijo internacional antes del número de teléfono al que se desea llamar, en el caso de España habría que marcar +34 o 0034.

¿Cómo desconectar el roaming?

En la gran mayoría de las ocasiones el roaming es un servicio que se activa por defecto cuando un teléfono entra en contacto con las redes de comunicaciones de un país distinto al suyo. Hacer un uso del móvil como si no se estuviera fuera tiene unos costes adicionales. El usuario puede evitarlos sin necesidad de apagar el móvil.

Para evitar que las compañías apliquen recargas por llamadas es tan fácil como no realizarlas o no responder las que se reciban, para esto último es importante tener el buzón de voz desactivado. Pero con los datos no ocurre lo mismo, por eso antes de pasar las fronteras los usuarios que no quieran pagar por ellos tendrán que bloquear el uso de internet. La mayoría de los teléfonos permiten apagar la conexión de datos a través de la opción de “Ajustes” y si no mediante otra similar. De esta manera, los usuarios no podrán acceder al navegador ni recibir o enviar mensajes instantáneos. Eso sí, tener desactivada la conexión de datos no es incompatible con poder conectar el móvil a una red wifi, pública o privada ya que este consumo de datos es externo al operador.

El servicio de roaming, a punto de desaparecer

El roaming tiene los días contados. “La itinerancia no tiene razón de ser en un mercado único, es una locura a nivel económico”, afirmó hace unos meses Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea.

Actualmente el precio que pagan los europeos por utilizar los datos en el extranjero es un 91% inferior que el que abonaban en 2007. Algo que sigue sin gustar a Bruselas, que ya ha aprobado una normativa mediante la cual a partir del 15 de diciembre de 2015 el coste de la llamada desde el extranjero será el mismo que si ésta fuera nacional.

La normativa, que está pendiente de aprobación por parte del Parlamento Europeo y los gobiernos europeos, pretende lograr que los operadores móviles generalicen sus planes o paquetes nacionales. El objetivo es que todos los ciudadanos europeos puedan utilizar sus móviles a precios nacionales en sus desplazamientos dentro de la Unión Europea.

Esta nueva normativa no ha gustado a muchas compañías que ya han avisado de que los precios de las tarifas podrían subir como medida compensatoria. Otras, como Orange o Truphone, han decido acatar la ley y ya han empezado a eliminar el roaming en sus servicios. Orange, concretamente, eliminará de manera progresiva el servicio de itinerancia a lo largo de 2014 en algunos países europeos, entre los que se encuentra España.

Todos aquellos que tengan pensado viajar al extranjero y tengan que pagar los servicios de roaming a su actual compañía tienen la opción de realizar una portabilidad a una compañía que no tenga cargos extras en itinerancia. Una buena manera de conseguir la tarifa que mejor se adapte a lo que busca cada uno es realizar una comparativa en Rastreator.com. En sólo unos minutos el usuario obtiene, de entre un gran número de compañías, aquellas ofertas que más encajen con su perfil. De esta manera, no sólo ahorrará dinero. También tiempo.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...