Tarjetas móviles en el extranjero

  • Utilizar los servicios telefónicos en un país distinto al que se han contratado puede conllevar altos costes.
  • Las tarjetas SIM locales o las de llamadas internacionales pueden ahorrar el sobrecoste del roaming al usuario.

Cada año más de 10 millones de españoles viajan al extranjero. Europa, América, África o Asia se presentan como destinos para viajes vacacionales o de trabajo. Estos desplazamientos, ya sean de corta o larga duración suponen muchos cambios, y uno de ellos es el uso del móvil. En la actualidad 9 de cada 10 ciudadanos mayores de 15 años tiene móvil, y el 70% de ellos lo utiliza para navegar por internet. Sin embargo, a la hora de salir al extranjero la tarifa que se tiene contratada para los servicios móviles en el territorio nacional no se mantiene y se aplican distintos precios. Por lo que es posible que si el usuario lo utiliza en el extranjero de la misma manera que en su país de residencia se lleve un susto al ver la siguiente factura.

El uso del móvil cuando se viaja fuera del país

Pese a que más de la mitad de la población está ““enganchada” al móvil, el 28% de los europeos lo apaga cuando sale de su país y sólo un 8% lo utiliza de igual manera que en éste. El motivo es el alto coste que puede suponer utilizar los datos o llamadas en itinerancia. Sin embargo, existen varias opciones para poder utilizar la tarjeta móvil en el extranjero sin asumir unos costes abusivos.

El roaming

Un terminal móvil puede ser utilizado en cualquier parte del mundo, sin embargo, para poder hacer uso de una tarjeta de telefonía en un país distinto al de su adquisición es necesario activar la itinerancia móvil, el denominado roaming . Se trata de un servicio que permite al usuario utilizar su teléfono a través de la red de comunicaciones del país en el que se encuentra.

Enviar un SMS, usar los datos o hacer llamadas con roaming supone un gasto mayor que hacer las mismas acciones en el país y además, en el caso de los servicios de voz, el usuario que está en el extranjero paga por las llamadas que hace, pero también por las que recibe. Para ajustar el coste de la itinerancia a las necesidades actuales, la Unión Europea (UE) ha decidido que este sobrecoste desaparezca en el año 2015 y algunas compañías, adelantándose a esta normativa, ya han empezado a eliminarlo.

Opciones telefónicas disponibles en el extranjero

Ante esta situación los usuarios que quieren utilizar un terminal móvil pueden contratar tarifas específicas, comprar una tarjeta telefónica en el país de destino o adquirir tarjetas para servicios internacionales.

Tarifas de roaming

La opción más cómoda para usar los servicios telefónicos en el extranjero es avisar a la compañía telefónica de que se va a abandonar el país para que activen el servicio de itinerancia. Pero, además, las compañías telefónicas ofrecen a sus clientes la posibilidad de contratar tarifas específicas de roaming temporales que ajustan los precios tanto de la conexión a internet como de las llamadas y los mensajes de texto, con lo que se logra reducir la factura durante los días que se encuentren fuera de su país de residencia.

El coste de estos servicios, incluso contratando estas tarifas, es superior al que se registra en el territorio nacional, sin embargo, la UE ha bajado el precio máximo de los mismos. Así, desde el día 1 de julio el coste máximo por cada minuto de llamada en itinerancia ha pasado de 24 céntimos a 19, lo que supone un descenso del 21%, mientras que recibirlas cuesta como mucho 5 céntimos el minuto, frente a los 7 que podía llegar a valer hasta ahora. También ha disminuido el coste del envío de mensajes de texto, un 25% y el de la navegación un 55,5%.

Tarjeta local de prepago o contrato

Otra opción es utilizar un teléfono libre y comprar una tarjeta SIM en el país de destino. De esta manera se adquiere un número local con tarifas locales del país. En el resto de los países, al igual que en España, las distintas operadoras ofrecen tarifas de prepago y contrato. Y es que llamar desde el extranjero a un teléfono que se encuentra en España suele ser más caro hacerlo con un teléfono español que con un número local.

Si el desplazamiento es de corta duración se puede optar por una tarifa de prepago que permitirá al usuario utilizar todos los servicios a un coste menor que con una contratada en otro país. Además, si es para un largo periodo puede convenir acogerse a una de contrato.

Tarjetas SIM internacionales

También existen las tarjetas SIM internacionales. Se trata de tarjetas prepago que se pueden comprar en tiendas especializadas, a través de internet o incluso en los aviones y que evitan que el usuario tenga que cambiar su SIM cuando viaje a otro país, pudiendo operar con la misma en distintos países y a un precio competitivo.

Suelen ser tarjetas que fijan el precio de los servicios cuando se usan tanto a nivel nacional como internacional y que pueden, incluso, contemplar las llamadas o navegación ilimitadas en un número determinado de países. Así, los precios son ventajosos para el cliente pero, al contrario que con las SIM locales, se dispone de un único número para todos los territorios donde se use el dispositivo.

Tarjetas de llamadas internacionales

Por otro lado, cuando se viaja al extranjero es posible adquirir tarjetas de prepago para llamadas internacionales. Éstas no son una tarjeta SIM al uso como los casos anteriores, sino que funcionan como una tarjeta de crédito que se utiliza para realizar llamadas.

Las tarjetas prepago de llamadas internacionales consisten en una tarjeta común que tiene un saldo que permite llamar. Cada una de ellas tiene un coste fijo que determina la cuantía monetaria que se puede utilizar para comunicarse con el extranjero y, una vez finalizado, es posible recargarlas o comprar otra nueva, según la empresa comercializadora. Su funcionamiento es sencillo: se compra la tarjeta, se llama a un número que marca la empresa y que dependerá del lugar de destino; tras ello se introduce un pin que viene indicado en la misma y finalmente se introduce el número de teléfono con el que se desea comunicar, precedido del prefijo extranjero.

Según la empresa a la que se compre esta tarjeta internacional el precio de los servicios variará, además, algunas ofrecen distintas tarjetas según el país de destino.

Tarjetas para hacer llamadas en el extranjero

En vacaciones, en un viaje de intercambio, en un desplazamiento de trabajo… salir fuera del país y hacer uso de los servicios contratados en el país de origen puede dar lugar a una factura desmesurada al regreso. En la actualidad existen muchas opciones para poder disfrutar de precios competitivos según la tarjeta móvil que se utilice en el extranjero. La elección entre una tarifa de roaming, una tarjeta móvil local o una tarjeta para llamadas dependerá del motivo y duración del viaje al extranjero.

Antes de decantarte por una solución u otra compara las distintas tarifas telefónicas y el coste que tiene realizar llamadas desde el extranjero con cada una, así como utilizar los datos de navegación o el envío de SMS.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

Eva GonzálezRastreator.com


Seguro que te interesa...