Cómo ahorrar batería en el móvil

Hubo una época en la que la batería de un teléfono móvil duraba una semana y su rendimiento no era algo que preocupara al usuario. Quizás dentro de un tiempo esto vuelva a ser una realidad, pero a día de hoy las baterías de los smartphones son un quebradero de cabeza para sus dueños.

Y puede serlo todavía más, porque muchos aeropuertos de Europa y Estados Unidos exigen desde julio de 2014 como medida de seguridad que todos los dispositivos electrónicos se puedan encender para poder subir al avión. La medida afectará a ordenadores, cámaras de fotos, tabletas o ebooks, pero sobre todo al aparato que casi todo el mundo lleva en el bolsillo: el móvil. Si el teléfono se ha quedado sin batería puede que se acabe quedando en tierra.

Además, los teléfonos móviles son un elemento importante de seguridad en situaciones especiales. Para salir a la carretera en invierno o hacer una excursión por la montaña es muy importante llevar el móvil cargado por si se tiene una emergencia.

Hasta que las baterías aguanten días o semanas sin tener que preocuparse por ellas, se pueden hacer muchas cosas para evitar agotarla innecesariamente. En Rastreator.com nuestro objetivo es que ahorres, así que hemos preparado esta guía para que esta vez, en lugar de gastar menos dinero, consumas menos batería.

La pantalla

La pantalla es la candidata número uno para acabar con la batería del móvil. Hay que tener siempre presente que es la parte del dispositivo que más gasta junto con la realización de llamadas de voz. Por eso, si estás intentando reducir el consumo debes utilizarla lo menos posible.

Puedes, por ejemplo, evitar que se ilumine cada vez que recibes una notificación o no utilizar el teléfono para mirar la hora, lo que te ahorra encender la pantalla decenas de veces al día. También tienes que prestarle atención al tiempo de espera que tiene la pantalla, esto es, el periodo en que permanece iluminada cuando has dejado de utilizarlo. Más de 5 ó 10 segundos resultan normalmente innecesarios.

Pero lo que va a variar significativamente el consumo es el brillo. Mantenerlo demasiado alto puede hacer que no llegues hasta la noche con el móvil activo. A no ser que estés en la calle a pleno sol, es poco práctico que mantengas el brillo al máximo. De hecho, es habitual que sea suficiente con tenerlo al mínimo posible, especialmente por la noche. En cualquier caso, muchos móviles permiten ajustar automáticamente el brillo de la pantalla dependiendo de la cantidad de luz que haya en el ambiente. Utilizar esta función puede hacer que la batería te dure mucho más.

Apagar lo que no utilizas

Los teléfonos inteligentes incluyen todo tipo de sensores y conexiones inalámbricas que resultan muy útiles, pero no siempre necesitas que estén funcionando. El mejor ejemplo de esto es la conexión WiFi. Mientras estás en casa puedes utilizarla para conectarte a internet sin consumir el plan de datos, pero fuera del hogar sólo sirve para gastar batería. Y es que aunque no estés conectado a ninguna red, el teléfono estará rastreando e identificando todas las que encuentre, una tarea innecesaria a no ser que realmente desees conectarte a una red externa.

Utilizar el teléfono para compartir WiFi posibilita conectar a internet otros dispositivos, como ordenadores o tabletas en cualquier parte, pero es probablemente la manera más rápida de quedarte sin batería en el móvil. A no ser que tengas previsto ver un enchufe pronto es mejor evitar utilizar esta función.

Lo mismo se puede decir de la conexión GPS si no estás utilizando el navegador o, en general, tienes claro dónde estás. El bluetooth te permite utilizar todo tipo de dispositivos periféricos, especialmente altavoces y auriculares inalámbricos, pero si no lo estás utilizando lo mejor es desconectarlo.

Pero no es sólo un problema de conexiones, sino también de aplicaciones. La mayor parte de los teléfonos inteligentes que se encuentran hoy en el mercado son multitarea, es decir, que pueden ejecutar varios procesos a la vez. El problema de esto es que muchas veces el usuario desconoce o se olvida de que el móvil está ejecutado aplicaciones en segundo plano. Echar un vistazo de vez en cuando y mirar qué aplicaciones tienes activas puede evitarte mucho consumo innecesario.

Aplicaciones que ayudan

Además de todo lo que puedes hacer por ti mismo, hay un montón de aplicaciones listas para echarte una mano. La mayor parte de ellas sirven para hacer automáticamente muchas de las cosas ya mencionadas: cerrar aplicaciones en segundo plano, desconectar conexiones…

Contar con una de estas aplicaciones puede ayudarte mucho a optimizar el rendimiento del teléfono y alargar la vida de la batería. Pero puede ser peor el remedio que la enfermedad. Al fin y al cabo es otra aplicación funcionando y gastando recursos. Lo mejor es probar alguna de las más conocidas y valorar si te merece la pena tras unos días de uso.

Y las funciones que pueden hacer otros aparatos

Si algo caracteriza a los móviles modernos es que son mucho más que un teléfono. En pocos años se han integrado en el mismo aparato lo que antes eran unos cuantos: teléfono móvil, reproductor de música, cámara de fotos, navegador GPS…

Ahora el smartphone puede hacer él solo lo que hacían todos estos aparatos juntos, pero sólo tiene una batería. Por eso, si normalmente la autonomía no se alarga hasta la noche, no está de más rescatar alguno de estos aparatos para que el móvil no tenga que hacerlo todo.

El caso de la música es importante también fijarse en dónde están los archivos que reproducimos. Utilizar el móvil como reproductor no consume demasiada batería si la música está almacenada en la memoria del teléfono. Sin embargo, si se utiliza algún servicio de música en streaming, el móvil estará haciendo uso constante de la conexión a internet, ya sea por datos o wifi, lo que reducirá sensiblemente su autonomía. Lo mismo pasa con los vídeos o los archivos de texto: si se descargan antes de salir de casase evita gastar batería cuando se está lejos de un enchufe.

Cuidado con las notificaciones

Facebook, Whatsapp, Twitter, Instagram… Con la proliferación de las redes sociales y los servicios de mensajería gratuitos el teléfono puede tener decenas de notificaciones a lo largo del día. Pero aunque parezca que son alertas que llegan al móvil, en realidad es el teléfono el que está constantemente llamando.

Estos servicios utilizan los llamados “Push”, una tecnología que permite recibir las alertas casi en tiempo real, pero a costa de que todas las aplicaciones estén constantemente solicitando información a terceros para saber si hay “novedades”. Se puede cambiar la configuración del teléfono para que las aplicaciones sólo se actualicen cuando se le indique manualmente o, al menos, para que soliciten las notificaciones cada cierto tiempo, 15 minutos por ejemplo.

Actualizar el sistema operativo

Las actualizaciones de los sistemas operativos son un proceso poco agradable. La nueva versión del ecosistema normalmente tarda bastante tiempo en descargarse e instalarse, y a veces nos deja el móvil irreconocible, descolocando nuestros archivos y aplicaciones.

Sin embargo no se hacen por capricho, sino para optimizar el funcionamiento de los teléfonos. Mantener el teléfono actualizado en la última versión de código disponible hace que, funcione mejor. El ahorro de batería es uno de los problemas que más preocupan a los fabricantes de móviles y sus desarrolladores suelen estar trabajando constantemente en hacer los procesos más eficientes.

Comprar un móvil con buena batería

A pesar de todas las recomendaciones al final llega un momento en que el teléfono no da más de sí. Las baterías de ion de litio, las que incluyen casi todos los teléfonos a día de hoy, tienen un número limitado de cargas, entre 300 y 1.000. Más allá de ese límite lo más probable es que empiece a durar muy poco tiempo y ya no puedas estar seguro de aguantar hasta el final del día con el teléfono encendido.

Así que llegará un día en que no te quedará más remedio que cambiar la batería o hacerte con un teléfono nuevo. Llegado ese día lo mejor es utilizar el comparador de móviles de Rastreator.com para comprar un móvil libre o pasarte por el comparador de de tarifas de móvil si prefieres que una operadora te eche una mano con la compra del terminal. Pero si lo único que quieres es comprar una batería nueva para tu teléfono, Rastreator.com también puede echarte una mano, porque tiene un comparador de accesorios de móviles para que encuentres una batería nueva para el tuyo al mejor precio.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...