Guía para cambiar de operador móvil

Cambiar de operador está a la orden del día. Desde 2006 han proliferado las operadoras móviles virtuales por lo que, a día de hoy, grandes operadoras como Movistar, Vodafone, Orange y Ono conviven con una veintena de OMVs con tarifas económicas. Esta competitividad nos lleva a un mercado en continua transformación y con numerosas ofertas y promociones.

Movistar, Vodafone, Orange y Ono conviven con una veintena de OMVs con tarifas económicas

Conocer el proceso para cambiar de operador es imprescindible, por eso Rastreator ha preparado esta guía con los aspectos a tener en cuenta para que la operación sea satisfactoria.

¿Puedo conservar mi número de teléfono?

Sí. Los consumidores y usuarios de servicios de telefonía móvil tienen derecho a conservar su número de teléfono cuando cambian de operador. A esto se le denomina portabilidad. Los operadores solo están obligados a ceder los números de un determinado abonado cuando éste se dé de baja como tal y, simultáneamente, se dé de alta en otro operador.

¿Qué hacer para cambiar de operador?

Portabilidad desde contrato:

En este caso basta con contratar con el nuevo operador. No es necesario darse de baja con el anterior, ya que la solicitud de la portabilidad le llega al operador anterior a través de la nueva compañía.

Una solicitud válida para cambiar de operador implica la baja de todos los servicios asociados al número sobre el que se ha realizado la portabilidad. La baja tiene efecto a partir del momento en que el operador de origen deje de prestar efectivamente el servicio.

Portabilidad desde tarjeta prepago

Si tienes tarjeta de prepago, el proceso de portabilidad es el mismo, pero en este caso, el operador receptor no tendrá la obligación de compensar el tráfico pendiente de consumo en la tarjeta prepago del operador donante en el momento de portar su número.

Sin portabilidad

Si quieres cambiar de operador sin solicitar portabilidad, tendrás que comunicar la baja a tu compañía actual y realizar un contrato nuevo con la compañía que elijas. En ese caso perderás el número de móvil que hayas estado utilizando. Procura siempre cambiar de operador a través de una portabilidad, el proceso es mucho más sencillo y tendrás mejores ofertas.

¿En qué casos se puede negar la cesión del número de teléfono?

Tu operadora actual solo se podrá negar a la cesión del número en los siguientes casos: los datos están incompletos o son erróneos, existe otra solicitud de portabilidad en curso para el mismo número, la tarjeta SIM ha sido denunciada por robo o pérdida, la numeración no corresponde al operador donante o existe alguna imposibilidad técnica. En todo caso, tanto el donante como el receptor deberán informarte de cualquier tipo de incidencia.

Compromiso de permanencia

Cuando las operadoras ofrecen facilidades de compra o rebajas para adquirir un dispositivo libre, establecen para el cliente la permanencia de un tiempo mínimo determinado para asegurarse la recuperación de la subvención.

La permanencia es legal si se justifica alguna ventaja con respecto a la oferta sin permanencia. Es el caso de la entrega de un dispositivo, ya sea mediante financiación, pago a plazos o subvención.

Si prefieres la libertad de cambiar de operador cuando te interese, lo aconsejable es que adquieras un teléfono libre, sin permanencia.

¿Puedo cambiarme de operador sin haber terminado mi permanencia?

Si no ha finalizado el período mínimo al que te comprometiste puedes cambiar, pero el operador anterior puede aplicar una penalización siempre y cuando conste así en el contrato. Normalmente consiste en una penalización económica en proporción al tiempo que resta para la finalización y, por tanto, al dinero pendiente que queda por abonar por el terminal adquirido.

En definitiva, una permanencia no impide que te cambies de operador pero resulta disuasorio. Asegúrate de que la penalización por romper el contrato no sea excesiva y se ajusta a la realidad del coste del teléfono libre.

¿Puedo utilizar el mismo terminal en el nuevo operador?

La portabilidad del número telefónico es independiente del terminal. Si el móvil es compatible con la red de tu nuevo operador y no tiene restricciones de acceso a la red de otros operadores (si está liberado) podrás utilizarlo.

Si tu equipo es compatible pero se encuentra bloqueado, tras la confirmación de la portabilidad, su operador donante está en la obligación de desbloquearlo para que lo pueda usar en la nueva operadora. La obligación de desbloquearlo la tiene tanto si has terminado como si no el periodo de permanencia.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer efectiva la portabilidad?

El plazo previsto por la legislación vigente es de 1 día hábil desde el momento que el usuario llega a un acuerdo con el nuevo operador para el cambio de compañía, siempre y cuando no surjan complicaciones que hagan que se retrase el proceso. En la práctica, el proceso se suele alargar a lo largo de 2 días y es habitual que te llamen de tu operador para intentar retenerte como cliente haciéndote alguna oferta.

¿Qué hacer cuando se producen problemas con el operador?

En primer lugar debes acudir al servicio de Atención al Cliente del operador para solucionar el problema. La incidencia debe ser contestada en el plazo máximo de un mes.

Transcurrido ese tiempo, debes acudir a una OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor). También puedes elevar tu queja o denuncia ante la Oficina de Atención al Usuario de la Secretaria General de Telecomunicaciones (puede hacerse on line a través de su web).


COMPARAR SEGUROS DE

Rastreator Rastreator.com


Seguro que te interesa...