¿Contratar ADSL o fibra óptica?

¿ADSL o fibra óptica? ¿Quieres contratar una conexión a internet pero no sabes cuál elegir? Aunque puedas pensar que todas son iguales no es así. Entre ellas existen importantes diferencias que pueden condicionar tu elección final. La zona en la que vives, el presupuesto del que dispones o el tipo de usuario que eres influyen en el tipo de conexión que más te conviene contratar.

Enviar un correo electrónico, leer un periódico digital, descargarse un disco o ver una película en tiempo real sería totalmente imposible sin conexión a internet. Navegar por la red, algo que hacen millones de personas a diario, lleva implícito contar con una conexión a internet. Pero para poder disfrutar de internet primero debes contratarlo. Es en este punto donde te vas a encontrar con la primera duda ¿qué contratar? Tienes 3 opciones: contratar una tecnología xDSL, como el ADSL; una tecnología FTTH, como la fibra óptica o una HFC, que es una combinación de cable y fibra.

Con esta guía queremos ayudarte a decidir si contratar ADSL o fibra óptica y para ello vamos a hacer un recorrido por sus principales ventajas e inconvenientes. Ambas ofrecen un buen servicio ¿Quieres saber qué debes tener en cuenta a la hora de decirte por una u otra?

¿Qué debes tener en cuenta?

A la hora de elegir entre contratar ADSL o fibra óptica debes tener en cuenta varios elementos que van a influir o condicionar tu elección final:

  • La localidad en la que vives.
  • Lo que estás dispuesto a pagar.
  • El uso que le vas a dar a internet.

¿Dónde vives?

¿Fibra o ADSL? Lo primero que debes saber es que sólo puedes tener este dilema si vives en una zona con cobertura de fibra. Hoy por hoy, ni todos los operadores tienen el mismo despliegue de fibra ni ésta llega a todos los rincones de España. Así que antes de pensar en qué tipo de conexión es la que mejor se adapta a tus necesidades, debes informarte de si tienes la posibilidad de contratar fibra y de la velocidad que puedes llegar a recibir.

Si no vives en una zona provista de cobertura de fibra se acabó tu problema, tu única opción es contratar ADSL. Pero si vives en una ciudad, como por ejemplo Madrid o Barcelona, tu abanico de opciones se amplía y aquí es donde puedes empezar a plantearte contratar un servicio u otro.

ADSL: comprueba a qué distancia está la centralita

En el caso de que no cuentes con la posibilidad de contratar fibra óptica o que, aun teniéndola, te decantes por contratar ADSL, debes tener en cuenta la distancia a la que te encuentras de la centralita.

Es muy importante que antes de contratar este servicio solicites a las compañías que te informen de la distancia existente. ¿Por qué es tan importante este dato? Porque a medida que te alejas de la central la velocidad que recibes es menor. Ésta es una de las principales desventajas de la conexión por ADSL.

Fibra óptica: fragilidad y sensibilidad a la humedad

Por otro lado, si estás decidido a instalar en tu casa fibra óptica debes tener en cuenta que ésta, al estar formada por hilos muy finos y ligeros, es más sensible y la probabilidad de que éstos se rompan es mayor. Además, esta instalación es muy sensible al agua, aunque, por otro lado, es inmune a las interferencias electromagnéticas, algo que no se puede decir del ADSL.

¿Qué presupuesto tienes?

Si has superado el primer corte y vives en una zona con cobertura de fibra, lo que te puede ayudar para inclinar la balanza hacia un lado u otro puede ser el precio. Lo primero que debes saber, llegados a este punto, es que contratar fibra óptica es un poco más caro que el ADSL. Y no sólo eso, en el caso de que se te estropee un cable o el propio router, repararlos, si tienes fibra, te saldrá más caro que si tuvieras ADSL.

Por tanto, si quieres reducir tus gastos a final de mes pero no quieres renunciar a la conexión a internet la mejor opción es que contrates el ADSL. Pero si la cantidad de la cuota mensual no es lo que te haría declinar la opción de contratar fibra óptica entonces debes pensar en qué tipo de producto se adapta más a tus necesidades.

¿Qué tipo de usuario eres?

La principal ventaja de la fibra, que es al mismo tiempo la mayor desventaja del ADSL, es la velocidad en la transmisión de datos. Mientras que la primera puede llegar a alcanzar una velocidad de hasta 1GB por segundo y permite recibir varios canales de HD y 3D a la vez, con la segunda ni siquiera recibes los megas que has contratado realmente. Esta característica será, seguramente, la que te ayudará a resolver tus dudas.

Dando por hecho que estás en disposición de contratar tanto fibra como ADSL y que lo que te hace replantearte tu decisión no es el precio, entonces debes preguntarte qué tipo de usuario eres, es decir, qué uso le vas a dar a tu conexión.

No todos los usuarios explotan de la misma manera su conexión a internet. Mientras que hay usuarios que están conectados a la red durante horas y horas, hay otros que sólo lo utilizan en momentos puntuales o para hacer algunas consultas.

¿Usas internet poco?

Leer y escribir correos, hacer gestiones bancarias, leer el periódico o hacer búsquedas en Google son acciones para las que no es necesario que tengas una velocidad excesiva. Si éste es el uso que sueles hacer de internet, con una conexión de ADSL tendrías más que suficiente.

¿Eres un usuario 2.0?

Ahora bien, si vives en una zona con cobertura de fibra y estás dispuesto a pagar un poco más por tener una mejor conexión a internet entonces no deberías tener dudas y contratar fibra óptica ya que te facilitará mucho tu día a día. ¿En qué situaciones la fibra óptica se posiciona como la mejor opción?

Descargas, streaming y juegos online

Descargarse música o películas es una de las actividades que más velocidad requiere. Con una conexión de fibra óptica el tiempo que tardarás en descargarte una película en alta definición no llegaría a los 5 minutos mientras que con una conexión de ADSL esa misma acción te llevará más de 1 hora.

En cuanto al visionado de contenido en streaming, en tiempo real, la tecnología FTTH te permite ver películas y escuchar música al mismo tiempo sin que tengas que temer los cortes, algo que no te garantiza el ADSL. Lo mismo ocurre si lo que quieres es jugar online o tener una o varias consolas conectadas a internet al mismo tiempo.

Videoconferencias

Realizar videoconferencias en HD y sin que sufras problemas de desfase o de conexión es otra de las ventajas que te aportará la fibra óptica. Mientras que el ADSL depende de factores externos, lo que puede provocar caídas del sistema, con fibra óptica puedes mantener incluso 2 videollamadas simultáneamente sin que sufras interrupciones o disminuya tu velocidad.

Trabajar desde casa

Otra de las ventajas de la fibra es su alto nivel de confidencialidad ya que la transmisión de datos se realiza a través de la luz lo que te garantiza una conexión segura. La velocidad de subida ofrecida por la fibra hace de ésta la conexión que más te conviene tener contratada si trabajas desde casa. Además, si entre tus funciones está la de entrar desde tu casa en la red de tu empresa, podrás realizar una Virtual Private Net (PVN), conexión privada virtual, como si estuvieras en el ordenador de tu oficina. Te permite alcanzar una velocidad mayor que la que obtendrías con el ADSL y podrás descargar cualquier documento al instante, evitándote las esperas.

Muchos dispositivos “enchufados” a una misma conexión

El número de usuarios y de dispositivos con los que tengas que compartir una misma conexión también influye, y mucho, en la velocidad que vas a recibir al final y en la calidad de ésta.

Realizar videoconferencias, visionado de contenidos en streaming, descargar archivos, conectar una consola para jugar por internet, trabajar desde casa conectado a la red de la empresa… con una conexión de ADSL realizar todas estas actividades es impensable sin una disminución de la velocidad y la calidad de conexión. Para evitarlo, es más recomendable una conexión de fibra óptica, con la que puedes tener hasta 5 dispositivos conectados a la vez a una misma red sin percibir que falla.

La fibra óptica es, sin duda, tu mejor elección no sólo si convives con más de una persona “enganchada a internet” sino también, en el caso de que vivas sólo pero quieras descargar varios archivos o ver una peli en tiempo real.

Decidido, ¿ahora qué oferta contrato y con qué compañía?

Si ya te has asegurado de la cobertura que tienes en tu zona, tienes claro lo que quieres, o puedes, pagar a fin de mes y sabes el tipo de usuario que eres, el último paso es decidir qué contratar y con quien.

Llegados a este punto tienes 2 opciones. Por un lado, hacer tu propio estudio de mercado y comparar los precios y los productos que ofrecen las distintas compañías que operan en el sector, o bien, dejar que sean otros los que hagan el trabajo por ti.

En Rastreator.com no sólo queremos ayudarte a decidir entre contratar ADSL o fibra óptica, sino que además también queremos ayudarte a elegir el producto que más se adapte a tu perfil de consumidor. De esta manera no sólo te ahorrarás tiempo, sino también dinero, ya que gracias a la comparativa que hagas a través de Rastreator.com recibirás en tu correo personal las mejores ofertas obtenidas para ti en función de tus características y tus necesidades.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...