¿Cómo navegar por la red de manera segura?

Internet debe usarse de manera racional, siguiendo unas normas y tomando las precauciones necesarias. En pleno siglo XXI, y en dependencia casi absoluta de las nuevas tecnologías, nuestra gran preocupación no es tanto que nos roben el coche o la cartera sino el riesgo de que nos roben la identidad en la red o de que un “hacker’ consiga nuestro número de cuenta y nos la vacíe antes de que lo descubras. Además, no sólo tenemos que protegernos nosotros, también debemos velar por los más pequeños de la casa.

Hay que ser cauto, pero no perder las oportunidades y facilidades que nos ofrece el mundo de internet por tener miedo. El truco está en encontrar el equilibrio entre el uso y el abuso. ¿Tú qué tipo de usuario eres? ¿Evitas comprar online las entradas de un concierto o de un espectáculo porque no confías en la seguridad de la página web?, ¿no haces la compra online, aún sabiendo que puedes ahorrar tiempo? ¿no permites que tus hijos naveguen por internet?

Si las nuevas tecnologías te imponen respeto la mejor manera de enfrentarte a ellas es sabiendo cómo usarlas de la manera más segura posible. Para ello, Rastreator.com ha creado esta “Guía para el uso seguro de internet’.

Supera todo lo que te asusta o aquello que no conoces. Desde Rastreator.com esperamos que esta guía te sea de utilidad y resuelva las dudas que tienes acerca del mundo online.

Usar internet de forma segura

Navegar por internet no es un juego de niños. Los riesgos a los que te expones son principalmente de tres tipos: que afecten a tu ordenador o dispositivo, que vulneren tu privacidad y que tengan que ver con transacciones.

Consejos para proteger el equipo

Cuando conectas tu equipo a la red lo puedes estar exponiendo a muchos riesgos, como que se introduzcan virus o software malicioso que dañen el dispositivo, lo ralenticen o lo hagan totalmente inutilizable. Los virus son potencialmente peligrosos. Se trata de programas informáticos que entran en un dispositivo y pueden desde destruir archivos e información que tengamos en el disco duro hasta permitir que otras personas accedan a dicha información.

Para evitar que esto pase lo idóneo es “vacunarlo’, es decir, instalarle un antivirus. ¿Sabes cómo cuidar tu equipo?. Para evitar que se meta un virus en tu ordenador sigue estas pautas básicas:

  • Instala un cortafuegos o firewall y un antivirus en el equipo. Ayuda a que no entren en el equipo virus y troyanos que puedan dañar el ordenador.
  • Actualiza las versiones de firewall y antivirus de manera frecuente.
  • Pasa el antivirus cada vez que instales un nuevo programa o introduzcas un nuevo dispositivo. Puedes vigilar que el antivirus realiza su trabajo revisando los registros de análisis.
  • Ten cuidado con los archivos recibidos a través del chat o del correo y no abras mensajes que procedan de una dirección de correo o de un usuario que no conozcas, pueden contener virus que dañe nuestro ordenador. Sigue la misma regla con los mensajes en cadena. En caso de ser imprescindible abrir los archivos, pásales siempre el antivirus antes.
  • No descargues ni ejecutes programas si no estás 100% convencido de que son seguros y que no estás poniendo en riesgo tu equipo.
  • Evita conectarte a una red wifi pública como las que puedes acceder en centros comerciales, restaurantes o instalaciones deportivas. La gran mayoría de las personas tiene automatizado en su móvil sus redes sociales, correo electrónico…¡Son las victimas perfectas de cualquier persona con habilidades para “robarle’ sus claves y contraseñas!

Consejos para proteger nuestra privacidad en la red

Un riesgo aún mayor a que un virus infecte nuestro equipo es que nuestros datos se difundan por internet. Si no quieres que información privada se haga pública o se utilice sin tu consentimiento te recomendamos que:

  • No difundas tu teléfono, dirección, cuenta bancaria o cualquier otro dato relacionado con tu privacidad si no confías plenamente en la seguridad de la página. En las páginas que solicitan datos personales comprueba los certificados de seguridad y asegúrate de que no los van a compartir con otras empresas o usuarios.
  • No proporciones datos personales a través del correo electrónico.
  • Si no quieres que te identifiquen no crees usuarios con tu nombre y apellidos ni les asocies contraseñas fácilmente deducibles.
  • Si te conectas a internet desde un dispositivo que no es el tuyo o que es de acceso público asegúrate de cerrar sesión cuando termines de usarlo. Trata de navegar por la red mediante la opción de “incognito”. Para mayor seguridad, limpia el historial y las cookies cuando termines de usar el dispositivo.
  • Lee las políticas de privacidad de los sitios webs y trata de entenderlas.
  • Configura tus redes sociales marcando las opciones de privacidad adecuadas, para que sólo puedan visitar tu perfil aquellos que tú decidas.
  • Utiliza contraseñas “fuertes’ para que no suplanten tu identidad en internet. Alterna mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales.
  • ¡Cuidado con lo que publicas en tus redes sociales! No hagas pública información del tipo “me voy de vacaciones”. Podrías ser víctima de robos en tu hogar ya que estás avisando de que tu casa va a estar vacía.

Consejos para realizar transacciones seguras

Actualmente, la gran mayoría de las personas son usuarios asiduos de internet. Si hace unos años, lo que hacíamos con un ordenador era muy limitado hoy en día prácticamente todo lo realizamos a través de él. Enviar y recibir correos electrónicos, consultar horarios de trenes, cines o teatros, buscar direcciones o la manera más rápida de llegar a un sitio.

Pero si damos un paso más, gracias a internet hacemos la compra sin salir de casa, reservamos hoteles, compramos vuelos o hacemos transferencias bancarias sin tener que pisar una sucursal. Pero para realizar este tipo de transacciones muchas veces debemos introducir un número de cuenta o una tarjeta de crédito o débito. No podemos evitar preocuparnos.

¿Podemos confiar en este tipo de operaciones?, ¿Cómo podemos saber que la pagina en la que estamos navegando o en la que vamos a introducir nuestros datos es de fiar? Atento a los siguientes puntos:

  • Antes de confirmar una compra o pago, asegúrate que estás en una página segura. Hay dos elementos en la barra de direcciones de tu navegador que te garantizan que los datos serán encriptados:
    • El icono de un candado dorado cerrado.
    • El protocolo https (en lugar de http) delante de la url (la dirección de la página).
  • Trata de pagar mediante una cuenta Pay Pal o tarjetas de prepago. Mediante estas formas de pago el riesgo que se corre es menor que si pagamos con una tarjeta asociada a una cuenta nomina o una cuenta de ahorro. ¿Por qué? Tanto en una cuenta Pay Pal como una tarjeta prepago, el dinero disponible es limitado, son como una hucha, puedes ir metiendo cantidades de dinero en función de lo que tengas pensado pagar. ¡No se puede gastar más de lo que se tiene!
  • Nunca descuides tus tarjetas de crédito o débito ni tu documento de identidad, pueden ser usados para realizar compras por internet.
  • No introduzcas el número de tarjeta en páginas de contenido sexual o pornográfico, como justificación para comprobar tu edad. ¡Puedes ser estafado!
  • Cuando realices una compra, comprueba que los cargos recibidos coinciden con los realizados.

Menores e Internet: ¿Cómo protegerlos?

En España, el 96% de los menores de edad tienen ordenador propio, el 91% de los jóvenes navega por Internet de manera habitual y otro 91% dispone de teléfono móvil, que en la mayoría de los casos suelen ser dispositivos inteligentes.

Recientemente, Juan Manuel Moreno, secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad advirtió de los peligros que alberga la red y abogó por inculcar a los más jóvenes “hábitos saludables de consumo’ de los contenidos que circulan por las webs. Además, abogó por educar a los más jóvenes en esta materia a través de la educación.

¿Cómo deben actuar los padres?

Desde el primer instante en que un menor use un ordenador, los padres tienen que estar junto a él, enseñándole y estableciendo ciertas normas. Al igual que no tomamos una curva cerrada a 200 kilómetros por hora ni permitimos que nuestros hijos salgan a la calle en bañador cuando está nevando, tampoco podemos dejar que los niños y adolescentes campen a sus anchas por la red.

¿Sabes cómo actuar?, ¿sabes qué instalar o de qué manera controlar lo que tu hijo hace en todo momento? Siempre dependerá de la edad, la madurez y el criterio de los padres, pero estos son algunas recomendaciones que puedes considerar:

Localización del ordenador y adaptación al menor

  • Coloca el ordenador en una habitación común o en la de los padres, en su defecto.
  • Instala navegadores infantiles.
  • En los exploradores de internet, establece la opción “control paterno’. Instala filtros y programas de control de acceso a determinadas páginas.

Educación del menor

  • Establece unas reglas básicas de conducta a tus hijos.
  • Siéntate a su lado mientras esté haciendo uso del ordenador (hasta cierta edad).
  • Ayúdale con sus búsquedas y deberes y enséñales a navegar.
  • Administra el tiempo del menor y repárteselo entre el estudio, el ocio y el uso de internet. Asígnale un tiempo máximo de uso.
  • Explícale los peligros de hablar con desconocidos en “chats’.
  • Adviértele de los peligros de revelar su identidad en la red.
  • Enséñale a usar el correo electrónico. Adviértele sobre los peligros de abrir correos con remitente desconocido ya que podrían contener contenido inapropiado o podrían dañar el equipo.

Control paterno

  • Comprueba, cada cierto tiempo, el historial de búsquedas que el menor ha realizado y revisa sus historiales de conversación.
  • Establece contraseñas de acceso a la sesión y no permitas que los menores tengan la suya propia o que la guarden en secreto.
  • Comprueba que los juegos que se descarga o recibe son apropiados a su edad.
  • Evita que acceda a contenidos no recomendables para su edad y que afectan a su educación.

Usa internet, pero sé precavido

Usar un ordenador es sencillo y navegar por la red también. La comodidad de acceder a todo tipo de información con sólo un clic es tentadora y ahorra mucho tiempo. Pero que sea fácil de usar y aporte grandes beneficios no significa que no entrañe riesgos.

Protege tu equipo, fíjate si estás navegando en páginas bajo conexiones seguras y si no es así no facilites tus datos personales ni bancarios.

En cuanto a los más pequeños de la casa, su protección frente a internet se puede resumir en 2 puntos: adapta el ordenador a su edad mediante la instalación de buscadores apropiados, contraseñas y comprobando las páginas por las que navega. Enséñales a navegar, establece normas y asegúrate que las cumplan.

En Rastreator.com sabemos la importancia de una web segura y trabajamos continuamente para que te sientas cómodo navegando por nuestro comparador. Somos conscientes de que hay usuarios que no tienen muy claro en qué fijarse o qué hacer para usar internet de forma segura. Esperamos que esta guía sea útil, especialmente para ellos.


COMPARAR TARIFAS DE TELEFONÍA FIJA Y MÓVIL

María TorralboRastreator.com


Seguro que te interesa...