Usar el móvil en el extranjero

Febrero de 2015

Cada vez que sales al extranjero miras al móvil con desconfianza. Y es que habrás escuchado un montón de historias terribles de facturas telefónicas llenas de ceros por usar el móvil fuera de España y, en el peor de los casos, habrás sufrido una de ellas. Es el famoso roaming, itinerancia en español. Esto es, tu móvil conectándose a redes de telefonía de operadores extranjeros pero funcionando de manera completamente normal, o al menos hasta que llega factura.

Llamar desde fuera de nuestras fronteras sale más caro, pero con la voz es sencillo mantener las cosas bajo control: sabes cuándo llamas y cuánto tiempo estás al teléfono y, si quieres ahorrar, no dejas que el asunto se alargue demasiado. Pero con los datos es más complicado. No sabes cómo de grande es una página web antes de entrar en ella, y además hay multitud de aplicaciones que descargan información en segundo plano sin que te des cuenta.

Si a esto le sumas las tarifas altísimas de algunos operadores, hay buenas razones para tener cuidado al utilizar el móvil en el extranjero. Por eso, Rastreator ha preparado esta guía para que la factura de teléfono no suponga un gasto descomunal al final del viaje.

Uso del móvil

A pesar de que puedas llevar a cabo otro tipo de acciones, lo fundamental es que controles el tipo de uso que haces del móvil. Evitar las sorpresas desagradables está en tu mano. Y es que teniendo cuidado con algunos aspectos y llevando a cabo algunos pasos, la factura telefónica no tiene por qué dispararse.

Llamadas

El primer paso es no llamar más de lo estrictamente necesario. El precio de las llamadas realizadas desde fuera de España es muy alto en comparación con el de hacerlo desde nuestras fronteras. Además, en el extranjero se paga también por recibir una llamada, algo con lo que hay que tener mucho cuidado.

En contra de la creencia popular, si alguien te llama mientras estás fuera de España no le saldrá más caro de lo normal, ya que la persona que te está llamado no tiene por qué saber que te has ido de viaje. Serás tú quién asuma el coste del tramo internacional de la llamada. Así, puedes decidir si la llamada que estás recibiendo es lo suficientemente importante como para cogerla o es un asunto que puede esperar a que vuelvas.

Datos

Desconectar los datos móviles es la opción más radical en lo que a internet en el móvil se refiere. Si no se utiliza el servicio no se gastará nada en roaming de datos, independientemente de lo que cuesten las llamadas de voz o los SMS.

Muchos teléfonos están configurados por defecto para no acceder a servicios de datos en itinerancia, y siempre es una opción que puede activarse manualmente. Consulta cómo hacerlo en tu teléfono si ésta es la opción que te interesa.

No confíes sólo en no abrir ninguna página web, ya que hay servicios que utilizan la conexión de datos de manera autónoma, para solicitar actualizaciones de estado u otros servicios que funcionan en segundo plano. Si no quieres utilizar el servicio de roaming en itinerancia lo mejor es que desactives la función de datos móviles del teléfono desde el principio del viaje.

Usar redes WiFi

Usar las redes WiFi que puedas encontrar es una buena manera de seguir utilizando el móvil sin gastar de más. En muchos hoteles, restaurantes o transportes hay habilitadas algunas de estas redes para que quien quiera pueda hacer uso de ellas. Gracias a algunas aplicaciones de VoIP puede incluso que puedas llamar por teléfono con normalidad a través de internet y sin gastar dinero.

Operador

No todos los operadores de telefonía son iguales. Cada uno cobra más o menos lo que quiere a sus clientes por utilizar sus servicios y elegir uno u otro depende de cada uno. En el caso del uso del móvil en el extranjero hay tantas opciones como operadores de telefonía, incluso dentro del mismo operador existen distintas tarifas de roaming. Por eso es muy importante que tengas en cuenta este punto antes de firmar un contrato con ningún operador, especialmente si tienes intención de viajar al extranjero con frecuencia.

Buscar ofertas

Muchos operadores ofrecen a sus clientes la posibilidad de contratar ofertas especiales para viajar al extranjero. Muchas de ellas sirven para limitar el consumo de alguna manera, poniendo un tope a lo que puedes gastarte al día.

Europa o el resto del mundo

La mayor parte de los operadores ofrecen 2 tipos de tarifas de roaming, ya que el coste no es el mismo dependiendo del país al que viajes. Si bien no hay una lista de países que respeten todos los operadores, lo normal es que los destinos se dividan en 2 grandes grupos: Unión Europea y resto de países.

Los precios del roaming en la Unión Europea son mucho más bajos que en el resto del mundo. Y es que los países de la Unión han trabajado para lograr ciertas ventajas en este sentido. De hecho, el roaming dentro de las fronteras de los 28 desaparecerá en los próximos años.

Un operador para las vacaciones

Una manera muy interesante de ahorrar usando el móvil en el extranjero es contratar un operador nuevo para los días que se esté de viaje. Si el terminal que usas es libre podrá utilizar una tarjeta SIM de cualquier operador.

De esta manera, mientras te encuentres en el país visitado, podrás colocarle una tarjeta de un operador local para que las llamadas y, sobre todo, la navegación de internet, resulten más económicas. Además, existen compañías especializadas en este tipo de clientes, que ofrecen tarjetas SIM para viajar al extranjero con precios más interesantes que la mayoría de los operadores tradicionales.

La opción más lógica en estos casos es contratar algún tipo de tarifa prepago. Y es que aunque vayas a hacer un viaje largo, de 2 o 3 meses, no es necesario suscribir un contrato con un operador, y mucho menos si esto implica aceptar una permanencia.

La tarifa que necesitas

No hay 2 viajes iguales. A la hora de salir al extranjero hay muchas variables que pueden influir en el precio de la factura telefónica. Y es que depende del país al que te vayas, la duración o el uso del teléfono que tengas pensado hacer te convendrá una opción u otra.

Pero sea cual sea la tarifa que mejor se ajusta a tu consumo y uso, manera más sencilla de que la encuentres es utilizar el comparador de tarifas de móvil de Rastreator. Y es que en unos sencillos pasos encontrarás la tarifa adecuada para que no te gastes ni un euro de más.

Además, con el comparador de tarifas de móvil de Rastreator, no sólo puedes ver los planes de precio más económicos que proponen los operadores, sino también las condiciones en las que ofrecen otros servicios adicionales, entre ellos el roaming.

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...