Telefónica tendrá que compartir su red de fibra excepto en 66 ciudades

26 de febrero de 2016

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado finalmente la regulación del mercado de la fibra óptica para los próximos años. El documento obliga a Movistar a abrir su fibra al mercado mayorista en casi todos los municipios de España, de manera que otros operadores puedan configurar ofertas competitivas.

Finalmente han sido 66 municipios en los que Movistar no tendrá que ceder su red a terceros al entender el regulador que cuentan con suficiente oferta disponible para que los usuarios puedan elegir. Estas localidades representan el 35% de la población española.

3 operadores en el 20% de la población

El criterio elegido por la CNMC para discriminar las localidades en las que Movistar tiene que abrir su red se basa en la disponibilidad de la oferta al alcance de los usuarios. El regulador estima que Movistar puede preservar su red en aquellos municipios en los que al menos el 20% de su población tenga acceso a, como mínimo, 3 redes de fibra óptica.

En la primera propuesta de documento, en noviembre del año pasado, el regulador estimó que sólo existían 34 ciudades en la que había suficiente competencia. No obstante, al actualizar los datos a los despliegues operativos a día de hoy, la cifra ha aumentado hasta los 66 que se han descrito finalmente.

Oferta sin límite de velocidad

A diferencia de la anterior regulación de la fibra, en esta Movistar no podrá limitar la velocidad a la que los clientes mayoristas (el resto de los operadores) acceden a su red. Hasta ahora, no tenía obligación de proporcionarles accesos a más de 30 Mbps, lo que limitó las posibilidades de la competencia de vender ofertas que interesaran a los usuarios.

Movistar tenderá menos fibra que la prevista

Las reacciones de los principales operadores no se han hecho esperar, aunque no ha habido diferencias sustanciales con las que manifestaron cuando se presentó el primer borrador. Vodafone y Orange han reaccionado positivamente al anuncio, mientras que el antiguo monopolio ha anunciado (como ya hizo en su momento) que esta medida ralentizará su despliegue de nuevas líneas de fibra óptica.

Según el operador, con esta medida la inversión en redes de nueva generación bajará un 20% con respecto al plan previsto. Para 2016, Telefónica pretendía ampliar su red pasando cable por 2,4 millones de unidades inmobiliarias, para acabar el año con un total de 16,2 millones, unos planes que ahora podrían retrasarse en parte.
COMPARAR TARIFAS DE INTERNET Y MÓVIL

Javier BarrosoRastreator.com


Seguro que te interesa...