Los operadores determinarán si el cliente hace un uso abusivo del roaming gratuito

9 de diciembre de 2016

Después de varios intentos en falso, la Comisión Europea ya tiene lista la propuesta para acabar con el roaming a partir de junio de 2017. El documento final elimina la limitación de 3 meses de uso en el extranjero que aparecía en la propuesta anterior, pero deja en mano de los operadores de telefonía la posibilidad de controlar los hábitos de consumo de los usuarios.

Los operadores controlan el gasto

A pesar de que los operadores no pueden limitar el tiempo que se usa el móvil en otros países sin coste adicional, el regulador sí que deja en su mano una serie de herramientas para controlar a los usuarios. Por una parte, pueden exigir pruebas de que efectivamente se vive en el país en el que se está contratando la tarifa. Además, tienen permiso para evaluar los hábitos de consumo del usuario cuando está en el país en el que está radicado el operador y el que hace fuera, para comprobar si incrementa su uso en el extranjero.

En último extremo, si en un periodo de 4 meses el usuario ha permanecido más tiempo y ha hecho más gasto fuera de su país de origen que dentro, el operador podrá pedirle que justifique su conducta, y en caso de que no lo hago le podrá cobrar el recargo pertinente por roaming.

Documento no definitivo

Esta nueva propuesta debe de ser votada por los Estado miembros el próximo lunes 12 de diciembre, por lo que es posible que sea rechazada una vez más y haya que modificarla. Lo que sí está acordad es que la regulación que ponga punto final al cobro por roaming en la Unión Europea debe de entrar en vigor el próximo 15 de junio de 2017.


COMPARAR TARIFAS DE MÓVIL

Javier BarrosoRastreator.com