Maletas perdidas al viajar en avión

  • El Parte de Irregularidad del Equipaje (P.I.R.) es el documento que hace constar que una maleta se ha dañado, retrasado o perdido.
  • La indemnización máxima por el extravío de una maleta ronda los 1.000 euros.

Que al viajar en avión se pierda una de las maletas que lleva el pasajero es un imprevisto que puede suceder. Concretamente, según un informe elaborado por la Sociedad Internacional de Telecomunicaciones Aeronáuticas (SITA), en 2014 se registraron 24,1 millones de incidencias relativas a maletas transportadas en aviones comerciales. Lo que supone 66.000 maletas perdidas, dañadas, o entregadas con retraso al día

Aunque pueda resultar difícil de creer, se trata de una cifra significativamente menor que si se compara con la de 2007, año en el que más de 49 millones de maletas sufrieron algún tipo de percance. Sin embargo, todavía son muchos los viajeros a los que se les tuercen las vacaciones por incidencias relacionadas con el equipaje.

Evitar que esto ocurra es bastante difícil, por lo que es importante estar prevenidos y saber cómo actuar en caso de que el equipaje facturado no aparezca.

Pasos a seguir en caso de pérdida de equipaje

Lo primero que hay que saber en caso de que el equipaje facturado sufra algún daño o no aparezca es que la aerolínea con la que se ha viajado es la responsable. Así lo estipula el Convenio de Montreal que afirma que “el transportista es responsable del daño causado en caso de destrucción, pérdida o avería del equipaje facturado por la sola razón de que el hecho que causó la destrucción, pérdida o avería se haya producido a bordo de la aeronave o durante cualquier período en que el equipaje facturado se hallase bajo la custodia del transportista“.

Esta responsabilidad también se aplica en el caso del equipaje de mano si el daño que ha sufrido ha sido culpa de la compañía o del personal que tenga a su cargo.

Solicitar el Parte de Irregularidad del Equipaje (P.I.R.)

Lo primero que hay que hacer en caso de incidencia con la maleta es dirigirse inmediatamente al mostrador de la aerolínea correspondiente y solicitar el Parte de Irregularidad del Equipaje (P.I.R.). Este documento deja constancia de que la maleta se ha perdido y presentarlo es un requisito imprescindible para que sea devuelta a su propietario. Además, en el momento de rellenarlo conviene mostrar otros documentos como la tarjeta de embarque o el número de facturación de la maleta.

Una vez que el pasajero afectado ha realizado este trámite se le proporcionará un número de referencia que servirá para identificar la maleta perdida, así como una dirección web y un número de teléfono donde podrá consultar el estado de su equipaje.

Presentar una reclamación a la compañía

Además, será necesario presentar una reclamación, ya que el P.I.R. sólo sirve para acreditar que el equipaje se ha perdido.  La hoja de reclamaciones podrá solicitarse en el mismo lugar donde se ha pedido el P.I.R., es decir,  en el mostrador de la propia compañía aérea o en alguno de los puestos de información de Aena. Tendrá que rellenarse de la manera que corresponda y adjuntar a ella una copia del P.I.R. Además, para no perder el derecho a una compensación económica es importante que se efectúe dentro de los plazos estipulados:

– Por daños en el equipaje, el pasajero contará con 7 días desde la recepción de la maleta.

– Por retraso, la reclamación deberá efectuarse como máximo 21 días después del momento en el que debería haber aparecido.

– La maleta se considerará perdida si pasan más de 21 días sin haber sido localizada. Si esto sucede el pasajero tendrá que volver a presentar una reclamación ante la compañía aérea. En este caso no hay una fecha máxima, pero lo más recomendable es que se haga en el menor tiempo posible.

Es importante conservar todos los documentos utilizados tanto para el P.I.R. como para la reclamación, hasta que se resuelva la situación y la maleta sea localizada o dada por perdida.

Reclamar por la vía judicial

En el caso de que la compañía aérea no responda a la reclamación o dicha respuesta no se considere justa, puede acudir a los tribunales en el plazo de 2 años desde la fecha en que la maleta debería haber aparecido.

En reclamaciones de menos de 2.000 euros no serán necesarios ni un abogado ni un procurador. Lo único que hay que hacer es ir al juzgado competente y entregar toda la documentación que demuestre la incidencia con el equipaje, entre ella el billete de avión o las reclamaciones que ya se hayan efectuado. En la denuncia habrá que explicar el motivo de la reclamación, así como la cantidad que se considera que deba ser abonada en concepto de indemnización.

Cuantía de las indemnizaciones

Según estipula la normativa europea, la indemnización máxima que se entrega a cada pasajero por pérdida, retraso o daños en el equipaje es de 1.131 derechos especiales de giro (DEG), o sea unos 1.000 euros. Los derechos especiales de giro (DEG) son un tipo de moneda creada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que no sirve para hacer transacciones, pero sí sufre fluctuaciones como cualquier otra moneda, por lo que su valor varía diariamente.

El importe que proporciona la compañía aérea (ya sea el máximo o no) no sólo cubre las pérdidas o daños que se hayan producido en el equipaje, sino también los gastos que esto haya podido generar en el pasajero.

Equipaje entregado con retraso

En caso de retraso, la indemnización irá en función del tiempo que transcurra desde la pérdida hasta que aparece la maleta. Si esto sucede, la aerolínea indemnizará por los gastos que el pasajero afectado haya tenido que hacer en artículos que sean estrictamente de primera necesidad.  Para justificarlos ante la compañía, será necesario que se entreguen las facturas o los justificantes de compra.

Equipaje perdido

En el caso de haber perdido el equipaje, es posible que la compañía aérea pida al pasajero afectado una lista con los objetos que llevaba dentro de la maleta e incluso puede llegar a pedir las facturas de determinados artículos.

Declaración especial del valor del equipaje

Se trata de un trámite especial por el que se acredita que el equipaje que se transporta tiene un valor superior al máximo con el que indemniza la compañía en caso de pérdida, 1.131 DEG. Esto permite que, en caso de incidencia, el afectado reciba una mayor cantidad de dinero por la maleta desaparecida o dañada. Para hacer la declaración especial de valor es necesario que el pasajero rellene un formulario que le proporcionará la aerolínea en el que se enumeran los artículos que había en el interior. Una vez completado deberá presentarse, junto con el resto de documentos necesarios, en el mostrador de facturación y allí el personal se encargará de abrir la maleta y comprobar que se encuentran en ella todos los objetos declarados.

Para poder efectuar la declaración especial de valor será necesario pagar un cargo, cuyo importe será una parte porcentual (estipulada por cada compañía) del valor que se le haya dado al equipaje. Además, para poder facturarla muchas compañías establecen un valor máximo para poder asegurarlas e incluso una serie de objetos (ordenadores, joyas, obras de arte, etc.) sobre los que no se harán responsables.

El equipaje en el seguro de Viaje

En el caso de que la maleta llegue a su propietario sin que aparentemente haya sufrido ninguna incidencia, pero más tarde se descubra que falta algún objeto en su interior, lo mejor es interponer una denuncia en una comisaría de policía. En este caso es bastante difícil demostrar que algún objeto ha sido robado del interior del equipaje, a no ser que se hubiera realizado previamente una declaración de valor. Ante esto, hay determinados seguros de Viaje que cubren tales incidencias. Además, estas pólizas cuentan con coberturas que indemnizan también ante posibles pérdidas de equipaje, retrasos o cancelación del viaje. Con el comparador de Rastreator puedes contratar el seguro que mejor se adapta a ti, y disfrutar de tus vacaciones sin ninguna preocupación.
COMPARAR VUELOS, HOTELES Y VIAJES

Cynthia RosellRastreator.com


Seguro que te interesa...